FÚTBOL

Los escándalos de la administración Alejandro Domínguez en Conmebol

La presentación tardía de listas de futbolistas entregada por 21 instituciones es solo una más de las tantas desprolijidades administrativas y de organización que se acumulan en los torneos sudamericanos

Foto: AFP
Foto: AFP

Jugadores inhabilitados por sanciones no comunicadas, listas de buena fe fuera de plazo, calendarios que superponen partidos de diferentes copas: la Conmebol acumula desde el año pasado una larga serie de errores que afectan la credibilidad de sus torneos. La lista de erratas incluye estos casos:

-Deportes Temuco quedó fuera de la Copa Sudamericana 2018 pese a haber vencido en los dos partidos a San Lorenzo. Fue sancionado por incluir en el primer encuentro a Jonathan Requena, quien había estado en la lista de Defensa y Justicia antes de llegar al club chileno. Como el certamen era el mismo, Temuco no podía utilizarlo, aunque el sistema Comet no lo advirtió según los chilenos.

-River Plate incluyó a Bruno Zuculini en siete partidos de la Libertadores 2018 sin que nadie se diera cuenta que arrastraba cuatro partidos de suspensión desde 2013, cuando defendía a Racing. El club consultó previamente a la Conmebol sobre la situación de su futbolista y esta aprobó su inclusión. En agosto de 2018 se comprobó la irregularidad, pero la Conmebol no lo sancionó pues admitió el error y además, el rival del último partido (justamente Racing) no había reclamado a tiempo.

-Independiente reclamó y ganó los puntos perdidos ante Santos por la Libertadores 2018 debido a la inclusión indebida del uruguayo Carlos Sánchez. Este había sido suspendido por tres partidos por una expulsión de 2015, cuando jugaba en River (un año después la sanción quedó en un encuentro ante las“medidas de gracia del centenario” de la Conmebol). Pero el club de Avellaneda comprobó que a Sánchez todavía le restaba cumplir ese encuentro.

-Boca Juniors prefirió no incluir a su delantero Ramón Ábila en el partido frente a Libertad en Asunción por la Libertadores 2018 porque no pudo lograr la certeza de que había o no cumplido una sanción anterior (expulsión ante Independiente Santa Fe por la Sudamericana 2015, cuando jugaba en Huracán). Con las “medidas de gracia”, la pena se redujo a la mitad, un partido y medio, que por redondeo se convirtió en un solo partido. Pese a que el jugador estuvo en el partido de ida con Libertad, no se lo incluyó en la revancha para evitar cualquier reclamo del club paraguayo por ese medio partido.

-En septiembre de 2018, la Conmebol aprobó el calendario 2019, que estableció que los dos partidos por Recopa Sudamericana se disputarían los días 20 de febrero y 6 de marzo entre River y Paranaense, campeones de la Libertadores y la Sudamericana respectivamente. Sin embargo, al realizarse el sorteo de la Libertadores 2019, se fijó River-Alianza Lima para el 6 de marzo (o sea, el club argentino tendría dos encuentros oficiales el mismo día) y Paranaense-Tolima para el 5 de marzo. Las fechas de la Recopa deberán reprogramarse.

- La Conmebol tampoco se percató en ese momento de que los partidos por los octavos de final de la Libertadores coinciden con las semifinales de la Copa América de Brasil.

-La agresión de un grupo de hinchas de River al ómnibus de Boca, antes de la segunda final de la Libertadores el 24 de noviembre de 2018, disparó una serie de acontecimientos enojosos, que incluyeron varias postergaciones del partido, su suspensión y finalmente su traslado a Madrid, donde se disputó el 9 de diciembre.

-Ese 9 de diciembre, la Conmebol difundió un tuit con una foto de la base de la Copa Libertadores, para presentar la nueva chapa de campeón de River. No notó, aunque sí el público, que la chapa correspondiente a Estudiantes de La Plata decía “Estudientes” y que varias de las inscripciones de Boca estaban borroneadas.

-El 18 de febrero, la Conmebol anunció que había reprogramado 16 partidos de la fase de grupos de la presente Libertadores (incluyendo Nacional-Cerro Porteño y Peñarol-Flamengo), originalmente fijados para la última semana de marzo y postergados para la primera de abril. El motivo fue que al armar el calendario se olvidaron de que había fecha FIFA, con partidos de selecciones entre el jueves 21 y el martes 26 de marzo.

-La Conmebol informó ayer que 21 equipos que participan en las actuales copas Libertadores y Sudamericana presentaron sus listas de buena fe fuera de fecha. Por ahora, el organismo descarta la suspensión de los torneos como medida cautelar y solo aplicaría sanciones para los clubes que violaron los plazos.

Jiménez

Un error en la cadena de comunicaciones

Monserrat Jiménez, directora jurídica de la Conmebol, explicó ayer a la cadena Fox los errores que determinaron que 21 clubes de la Libertadores y la Sudamericana presentaran tarde las listas de buena fe. Las fallas ocurrieron en la segunda etapa del procedimiento de inscripción, que detalló.
El primero, dijo, es la inscripción en el sistema Comet, donde están todos los jugadores. Después, las federaciones nacionales deben aceptar esa lista, para demostrar que esos futbolistas están debidamente inscriptos en su federación. El tercer paso, por una cuestión de seguridad, es la exigencia de la Conmebol de que esa lista sea remitida y firmada tanto por la secretaría y presidente del club como por el presidente y secretario de la asociación miembro.
“En la mayoría de los casos, lo que ocurrió fue que obviaron el segundo paso. Es decir, inscribieron en el Comet y nos mandaron la lista firmada dentro del plazo establecido. Sin embargo, la aprobación en el sistema Comet por parte de la asociación miembro se dio con un retraso de entre minutos y 24 horas. Entonces, Conmebol tenía la seguridad de que los jugadores estaban siendo inscriptos y estaban dentro de la federación miembro, pero de todos modos el reglamento habla de que la aprobación también se tiene que dar vía Comet”, explicó.
La funcionaria indicó que los expedientes pasaron al Tribunal Disciplinario. El proceso no tiene efectivo suspensivo, por lo cual los torneos siguen normalmente.

Foto: Conmebol
Monserrat Jiménez, directora jurídica de Conmebol.  Foto: Conmebol
comet

El software que originó controversias

Las desinteligencias en cuanto a la habilitación o no de algunos jugadores, que fueron comunes en la Copa Libertadores 2018, se debieron a un mal manejo de un nuevo sistema informático, cuyo nombre recuerda, en una involuntaria ironía, las prácticas comunes en la Conmebol de Leoz, Grondona y Figueredo: Comet.
El Sistema Experto de Gestión de Competiciones (Comet) es un software autorizado por FIFA, creado en 2003 e incorporado por la Conmebol en 2014, como un paso hacia la modernización, según anunciaba el organismo en su sitio oficial. Comet habilita los procesos de registros y de administración de todos los actores del fútbol, sus organizaciones e instalaciones.
Sus funciones están divididas en asociaciones, clubes, instalaciones, jugadores, entrenadores y cuerpos técnicos, árbitros y oficiales e intermediarios.
La Conmebol cargó allí los datos a partir de 2016, por lo que todo lo que ocurrió antes en el fútbol sudamericano quedó fuera del sistema. Por eso, las sanciones a los jugadores expulsados en las competencias continentales antes de 2016 no estaban registradas. Y algunos clubes, en base a la información del Comet, alinearon jugadores suspendidos, como Carlos Sánchez por Santos.
Ante la reiteración de reclamos, la Conmebol salió a aclarar que la base de datos del Comet no es una prueba vinculante. La puntualización origina la pregunta: ¿el software que maneja toda la información de la Conmebol contiene entonces información no oficial?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)