PEÑAROL

Los errores que costaron la derrota

Hubo fallos de los futbolistas que desperdiciaron contraataques y cometieron faltas que no debían, pero también del técnico Leonardo Ramos en la lectura táctica del encuentro.

Peñarol vs. Libertad. Foto: AFP
Rodrigo Rojo pelea por quitarle el balón a Franco. Foto: AFP

Dos partidos en el exterior para Peñarol, igual resultado (derrota), diferentes marcadores (1-0 y 2-1), partidos con desarrollos similares, la misma bronca y prácticamente idénticas frases del técnico Leonardo Ramos.

"Me da mucho fastidio porque el primer tiempo lo controlamos bastante bien, pero los errores en la Copa Libertadores se pagan bastante caros y es lo único para reprochar”, dijo el entrenador aurinegro en la noche del jueves 16 de marzo, luego de haber perdido con The Strongest en La Paz en el debut de la Copa Libertadores. Entonces fue 1-0 y el técnico había recalcado antes del encuentro lo importante que era controlar el juego aéreo. El gol llegó, precisamente, por esa vía luego que la defensa perdiera las marcas.

"Lo que más bronca me da es perder un partido que lo teníamos controlado. Después nos metimos demasiado atrás, aunque tuvimos dos chances claras de gol que no pudimos aprovechar. En la Copa esto es así: los errores se pagan. Cometimos dos y los pagamos caro", expresó este miércoles 18 de abril, en una autocrítica casi idéntica a la de hace un mes, una vez concretada la derrota ante Libertad en Asunción.

Guzmán Pereira marca a Iván Franco. Foto: AFP
Guzmán Pereira marca a Iván Franco. Foto: AFP

La similitud en sus declaraciones son lógicas, pues se deben a que los dos partidos se dieron prácticamente igual y se perdieron por lo mismo. Peñarol controló la pelota, llevó la iniciativa, tuvo situaciones para anotar, las desperdició (en Asunción anotó un gol para ponerse en ventaja pero luego resolvió mal un par de contraataques) y luego cometió dos veces el pecado que Ramos había adelantado no se podía cometer: generar faltas cerca del área porque el conjunto Gumarelo tiene buenos ejecutantes, ya sea en forma directa o para poner centros para aprovechar el juego aéreo, la especialidad de la casa en Paraguay. Así llegaron los dos goles y la caída.

Error táctico

Ahora bien, es cierto que los futbolistas cometieron fallos que el técnico había pedido no se dieran, pero también hay cierta responsabilidad del técnico en que a Peñarol le dieran vuelta el resultado.

Como primera cosa, los cambios que realizó no parecen haber respondido a una contratáctica adecuada. Veamos:

Al minuto del segundo tiempo el "Toro" Fernández marca el 1-0 para Peñarol y a los 8' Aldo Bobadilla, técnico de Libertad, manda al campo a dos futbolistas de ofensiva: Antonio Bareiro y "Tacuara" Cardozo. Más tarde, a los 21', entra Wilson Leiva para refrescar el ataque.

¿Cómo responde Ramos a esto? Primero manda a Giovanni González por Fabián Estoyanoff (que estaba fundido) y luego a Franco Martínez por Agustín Canobbio. Cristian Palacios entró a los 83' por Fernández y pareció ser tarde.

Franco Martínez entró para reforzar el medio. Foto: EFE
Franco Martínez entró para reforzar el medio. Foto: EFE

Es cierto que siempre es más fácil hablar con el diario del lunes bajo el brazo, pero lo más acertado parecía que Palacios entrara para formar dupla con el "Toro" desde el momento en que Libertad hizo los primeros cambios y abandonó la línea de cinco para formar un 4-4-2 que lo exponía al contragolpe, al menos un poco más que antes.

Sin embargo, el técnico optó por poner a González y al juvenil Martínez y allí está gran parte de la explicación de por qué el equipo se tiró "demasiado atrás", según sus propias palabras. Una cosa es replegarse para salir de contraataque y otra para aguantar el resultado. Esto último fue a lo que terminó jugando Peñarol y fue el error que, como dice el mismísimo técnico, "costó caro".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)