ITALIA

Eriksen estuvo cerca de pedir para dormir en el sofá de dos compañeros

El danés pasó el confinamiento obligatorio en Italia en las instalaciones del Inter de Milán y también tuvo que dar explicaciones a la Policía.

Christian Eriksen en el Inter de Milán
Christian Eriksen en el Inter de Milán.

Christian Eriksen reveló que llegó a sentirse abatido y que estuvo muy cerca de pedirle ayuda a sus compañeros Ashley Young y Romelu Lukaku para pasar el confinamiento obligatorio en sus casas.

En sus declaraciones al diario The Sun, Eriksen reveló que terminó desistiendo de solicitar esa ayuda porque "tienen familias de las que cuidar y 14 días son muchos para estar durmiendo en el sofá de otra persona".

Eriksen no fue capaz de encontrar un lugar para vivir antes de que el coronavirus atacara a Italia y lo sumergió en un terrible bloqueo.
"Terminé quedándome en las instalaciones del club con un chef y cinco miembros del personal que optaron por ponerse en cuarentena para proteger a sus familias".

Si eso no fuera lo suficientemente malo, Eriksen comentó que cuando salió a comprar algunas cosas, terminó recibiendo una advertencia de la policía por romper las estrictas pautas instaladas en el país. Él dijo: “La policía me detuvo y en mi italiano bastante malo tuve que explicar lo que estaba haciendo, a dónde iba y por qué estaba fuera de la casa".

El danés, impaciente por volver a jugar al fútbol, dijo: "Nunca había tenido tanto tiempo libre, ni siquiera puedes ir a hacer la compra. No me puedo quejar, porque es mucho más difícil para otras personas, pero es muy distinto a lo que estoy acostumbrado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados