KEVIN MENDEZ

Le hace un caño a la adversidad

El ex jugador de Peñarol, sin chances en el equipo mirasol, busca triunfar en el exterior; “Estoy muy entusiasmado”, dijo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Presentación. Junto a Walter Sabatini, director deportivo de la Roma, y su representante.

En 2013, la rompió en el Mundial sub 17 y su nombre comenzó a tomar fuerza. Barcelona y otros grandes equipos de Europa posaron sus ojos en él. De hecho, lo llegaron a comparar con Carlos Tevez. En noviembre de ese año, fue ascendido al plantel principal aurinegro y un semestre más tarde, fue incluido en la lista de buena fe para la Copa Sudamericana. Sin embargo, nunca tuvo chances. Apenas jugó poco más de un cuarto de hora en un amistoso de verano ante Olimpia de Paraguay.

"Me moría de ganas por jugar en Peñarol, pero es muy difícil. Es un club grande donde siempre hay buenos jugadores y además, todos los períodos de pases traen más. Yo soy hincha, llegué al club a los 13 años y obviamente que tenía la ilusión de ganarme un lugar, pero no se me dieron las oportunidades y acepté la posibilidad de ir a jugar afuera", contó a Ovación el propio futbolista.

Sin oportunidades en Primera y con poco rodaje en Tercera, decidió probar suerte en el exterior. "Cerca de fin de año, me llamó Pablo Boselli y se fue dando todo. Al principio no me quise ilusionar mucho porque en los últimos dos períodos de pases había existido la posibilidad de salir y al final no se dio, pero por suerte estoy acá. Estoy muy ilusionado".

Viajó a Italia con la compañía de su agente y su padre. En Uruguay, dejó a su madre, su hermano y su novia: "Eso fue lo más complicado. Seguramente van a venir a visitarme dentro de poco y yo después cuando tenga el receso voy a ir para allá. Soy consciente que va a ser duro al comienzo, pero hay que adaptarse".

El lunes llegó, pasó dos días de revisiones médicas y luego de constatar que todo estaba bien, firmó contrato por cuatro años. Ahora irá a préstamo a Perugia para sumar minutos y foguearse en el fútbol europeo. "Es un mundo diferente. Las instalaciones son increíbles. La gente en los clubes también, muy agradables. Estoy sorprendido con la amabilidad que me han recibido. Conocí a todo el plantel de Roma. Florenzi fue el que me integró con el resto. Estuve con todos y hablé un poco, inclusive con Totti", señaló.

Kevin se apronta para dar el salto. Lejos de su país, el talentoso futbolista busca ganarse un lugar en el fútbol grande. Peñarol, el club de sus amores, todavía sigue siendo un sueño: "La idea de volver siempre está. Ojalá en el futuro se pueda dar. Me queda una espinita por no haber podido jugar en Primera".

Kevin en Italia... 

 - "Cuando llegué a Roma me llamaron el ‘Tata’ González y el ‘Mota’ Gargano. Ellos están a la orden para darme una mano. Eso está buenísimo. La verdad es que tuvieron un gesto muy lindo", explicó Méndez a Ovación.

 - "Por suerte acá en el equipo estoy con dos uruguayos: Guillermo Giacomazzi y Darío Flores. Me están ayudando un montón. Seguramente con ellos va a ser mucho más fácil la adaptación al país", contó.

 - Pese a no haber jugado en la máxima categoría del fútbol local, es el primer jugador de la generación 1996 que jugó el Mundial sub 17 en ser transferido al exterior. En esta jornada, está celebrando sus 19 años.

"Tengo la ilusión de jugar el Mundial"

Kevin integró el proceso de la sub 20 que la próxima semana comenzará a disputar el Sudamericano, pero fue desafectado hace un par de meses: "En Peñarol no jugaba en Primera, bajaba a Tercera y estaba en el banco. Perdí pisada y quedé en desventaja. Eso me bajoneó mucho y cometí el error de aflojar y sacar el pie del acelerador. Fabián (Coito) es un técnico muy inteligente. Cuando me dejó afuera, tenía razón. Tengo la ilusión de jugar el Mundial. Ojalá pueda sumar minutos acá y así se me abra de nuevo la puerta de la Celeste".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º