SELECCIÓN SUB 20

Es el equipo de Fabián

Uruguay ya piensa en el partido del lunes ante Brasil por la primera jornada del hexagonal final que hasta el 7 de febrero se desarrollará en Montevideo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fabian Coito

La fase inicial se fue con saldo positivo para la Celeste, que se clasificó en primer lugar producto de tres victorias y apenas una derrota.

Pese a que la selección ya encontró un equipo base y que sale de memoria, el entrenador se dio el gusto de probar a 22 de sus 23 jugadores. Solo le faltó poner en cancha a uno de los tres arqueros. Por ese motivo, pensando en que la recta final tendrá cinco partidos en tan solo doce días, repasamos la actuación de cada uno de los futbolistas de este plantel.

En un momento donde las suspensiones y/o lesiones pueden jugar un rol clave, es importante repasar el material que la selección uruguaya sub 20 tiene para este Sudamericano.

Un equipo que demostró que tiene buenas variantes al margen de lo que han jugado mayoritariamente. Repasá uno a uno todos los casos. Es el equipo de Fabián.

Thiago Cardozo: seguridad

Jugó el último partido del Grupo B ante Venezuela y pese a la derrota, demostró condiciones. Va bien de arriba y tiene grandes reflejos. Es el único de los 23 futbolistas que jugó en todas las formativas de la Celeste. Es un símbolo de este proceso de selecciones.

Agustín Ale: juego aéreo

Pintaba para arrancar como titular, pero el entrenador se terminó decidiendo por Lemos. Jugó ante Venezuela, tuvo un error compartido en el gol de la "Vinotinto", pero levantó su nivel. Incluso anotó un tanto que insólitamente lo anuló el árbitro Alejandro Mancilla.

Matías Toma: ida y vuelta

Tuvo su oportunidad en el último juego ante Venezuela y cumplió una buena tarea. Fue de lo mejor cuando el equipo no tenía ideas. En el lateral derecho cumplió una correcta labor en la marca y se destacó por las reiteradas veces que llegó hasta el fondo.

Mauricio Lemos: un muro

Se metió en la oncena en los últimos días y fue el único de los 23 que jugó todos los minutos del certamen. Es ágil, rápido y va muy bien de arriba tanto para defender como atacar. Además, demostró que puede ser un arma interesante para patear tiros libres.

Nahitan Nández: capitán

De lo mejor del equipo hasta el momento. Uno de los puntos más altos sin ningún tipo de dudas. Corre, marca y contagia al resto de sus compañeros. Se complementa a la perfección con Arambarri. Lleva la cinta y es el gran líder que tiene esta selección.

Ramiro Guerra: cerebro

Mostró varias cosas interesantes en las oportunidades que le tocó ingresar. Es un volante de buen físico con buen trato de pelota. Se mueve muy bien para recibir y maneja a la perfección los tiempos del partido cuando tiene la pelota. Se nota su experiencia europea.

Facundo Castro: velocidad

El volante entró y no salió más de la oncena titular. Es habilidoso, le pone mucho vértigo al ataque y llega hasta el fondo constantemente. Ha demostrado tener mucho carácter para encarar una y a otra vez a los rivales y sacar el equipo adelante. Es vital.

Mauro Arambarri: crack

Hasta el momento es la gran figura que ha tenido la Celeste. En Maldonado dejó a los hinchas con las manos rojas de tanto aplaudir. Un volante moderno, que marca, entrega y todavía hace goles. Junto con Nández son el motor de esta selección juvenil.

Jaime Báez: laburante

No ha convertido, pero viene haciendo buenos partidos. Se mueve por afuera, arrastra marcas y da una mano llegando a marcar hasta la mitad de la cancha. En síntesis, hace todo el trabajo sucio. Ha tenido oportunidades de anotar, pero aún no tuvo suerte.

Gastón Pereiro: talento

Cuando el equipo recupera la pelota, le da esa dosis de explosión y talento que la Celeste requiere. Fue de menos a más en el torneo y como si fuera poco, se encontró con el gol. Es una de las cartas fuertes de un Uruguay que lo necesita bien enchufado.

Franco Acosta: goleador

Un delantero pícaro, rápido y que corre todo el tiempo. Hace un desgaste enorme. Se pelea contra todos los defensores y los vuelve locos. Su nivel viene en ascenso. Ante Chile, se sacó la mufa y pudo convertir un doblete. Es fundamental en este esquema de juego.

Gastón Guruceaga: candado

Ha sido figura. Salvó el partido contra Colombia y tuvo una actuación perfecta en el resto de los juegos. Solo le hicieron un gol en todo el torneo cuando Uruguay goleaba a Chile. De hecho, fue el último golero del Sudamericano en que le anoten. Aguantó 265 minutos.

Facundo Boné: recambio

Jugó el último partido ante Venezuela y demostró cosas interesantes pese a que ese día Uruguay jugó su peor encuentro. Es un volante con bastante movilidad que puede ser importante para esta recta final donde siempre ocurren sanciones, lesiones y cansancio.

Diego Fagúndez: solución

Arrancó como titular y perdió el puesto. Pese a ello, demostró que puede ser importante. Se puede desenvolver tanto de volante como de delantero. Es movedizo, tiene buen trato de pelota y colabora en la marca. Es uno de los que más utiliza el entrenador.

Gastón Faber: corazón

Le tocó bailar con la más fea. Pese a mostrar un nivel muy alto (incluso con un gol) cuando le tocó jugar, tiene por delante la dupla Nández-Arambarri, que parece no dar tregua. Es un volante con mucha dinámica y que además, es importante por su rol de líder.

Enrique Etcheverry: recambio

Jugó el último partido contra Venezuela y demostró estar a la altura del torneo. Se lo vio muy comprometido en la marca pese a que no pudo conectarse del todo bien con los volantes. Puso la pierna en varias oportunidades y se ganó los aplausos del Campus.

Horacio Sequeira: lucha

Otro que ha corrido un montón y que luchó contra todos los defensas, pero no ha encontrado su gol. En el partido contra Venezuela tuvo algunas chances, pero no estuvo fino en la definición. Puede ser un recambio importante con los demás delanteros celestes.

Franco Pizzichillo: clase

Cuando le tocó entrar ante la "Vinotinto" estuvo constantemente marcado por los rivales. Pese a ello, en algunas ocasiones se las ingenió para salir de los venezolanos sin ningún problema. Es un volante ofensivo con mucha clase. Es el sustituto ideal de Gastón Pereiro.

Erick Cabaco: líder

Es uno de los pilares de la última línea y uno de los referentes que tiene esta selección juvenil. Como se dice en el mundo fútbol: es un líder positivo. Encabeza todas las bromas en la interna y es uno de los primeros en levantar la voz dentro de la cancha.

Rodrigo Amaral: promesa

Es el más chico del grupo. Tiene apenas 17 años y podrá jugar la próxima sub 20. Cuando entró, fue figura y cambió el trámite de los partidos. Además, se dio el lujo de anotar un tanto en la goleada ante la selección chilena. Hay muchas esperanzas depositadas en él.

Guillermo Cotugno: en ascenso

El lateral celeste viene de menos a más en el Sudamericano. Comenzó con altibajos ante Colombia, pero jugó muy bien ante Brasil y Chile. Se afianzó en la marca y tomó confianza para irse al ataque. Además, logró conectarse con los volantes en varias ocasiones.

Mathías Suárez: un pilar

Otro punto alto de este equipo. Viene jugando un gran torneo. Realiza un sacrificio enorme yendo y viniendo por el sector izquierdo. Es uno de los mejores recuperadores de pelota que tiene la selección. Si se lo necesita, puede dar una mano como zaguero.

Michel Tabárez: espera

Es el único que hasta el momento no ha podido tener minutos en el Sudamericano. Juega con la contra de tener una dura pelea con Guruceaga primero y con Cardozo después. Es un arquero de gran estatura y muy sobrio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)