NACIONAL 

El otro equipo campeón: los funcionarios de Los Céspedes

Fueron parte importante del título conseguido por Nacional. “Trabajando acá cada vez te haces más hincha y te encariñas más con los jugadores. Nuestra función es que no les falte nada”.

Equipo
Otros once. Los funcionarios de Los Céspedes también fueron campeones uruguayos. Foto: Leonardo Mainé.

Tras ganarle a Peñarol y consagrarse como campeones uruguayos, los futbolistas tricolores estuvieron poco en el Centenario. Querían regresar lo antes posible a Los Céspedes para compartir el título con los funcionarios. Esos que están todos los días. Varios jugadores y el entonces técnico Álvaro Gutiérrez los mencionaron en los medios y les dedicaron el título.

Al día siguiente se sacaron todos juntos la foto oficial del campeón. Fue la primera vez que en la misma, además de futbolistas y dirigentes, aparecían los funcionarios. Los trabajadores de Los Céspedes son el otro equipo campeón. Varios de ellos le contaron a Ovación la emoción con la que recibieron la copa de mano de los futbolistas.

“Yo ya venía de una familia tricolor, pero trabajando acá cada vez te hacés más hincha y cada vez te encariñás más con los jugadores. Querés brindarles todo para que se sientan lo más cómodos posible. Esa es nuestra función, que a ellos no les falte nada y aportar todos por igual para ganar”, dijo Mario Grela, quien llegó a Los Céspedes en 1992. “Y debuté campeón”, agregó con orgullo.

“Esto es como una familia, siempre fue así, pero capaz que los jugadores de hoy lo expresan más. Son agradecidos. Y todos muy cercanos a nosotros. Vienen a tomar mate a la cocina y nos invitan a sus comidas. El cuerpo técnico del ‘Guti’ también fue muy amigable. Es gente de la casa. Yo al ‘Guti’ lo tuve como jugador. Debuté con él sirviendo las mesas en el comedor. Y a Munúa, que viene ahora también lo tuve”, contó Mario, quien trabajó años en la cocina y hoy está en mantenimiento. Pero igual ayuda en las cenas de concentración. “Los más comilones son los más jóvenes. Los que suben como Thiago Vecino y Ocampo. El que parecía muy serio al principio era Zunino, pero ya no”, explicó sobre el autor del gol del título.

Mario tiene varios Uruguayos sobre sus hombros y asegura que todos son diferentes. “En este se sufrió, pero teníamos fe”, dijo.

LA CANCHA. Yony Cordero lleva 23 años en Nacional. Primero trabajó en el Gran Parque Central. Y hace diez está en Los Céspedes. “Mi trabajo es tener bien la cancha, bien cortito el pasto para que los gurises disfruten entrenando”, afirmó y reconoció la emoción que sintieron cuando los jugadores compartieron con ellos el logro obtenido.

“Fue una linda devolución. No trabajamos para que se acuerden de nosotros, pero cuando lo hacen es algo muy bueno. El grupo de este año es excelente, nos hacen sentir parte de la cosa. Nos sentimos campeones también”, añadió. Los funcionarios no reciben ningún premio ni pago extra por el título. “Lo que cobramos es la alegría de compartir el título con ellos”, reconoció Cordero.

“Todos son cercanos a nosotros. Capaz que algunos no comparten tanto porque son tímidos. Eso pasa por lo general con los que recién suben. El Chory y Bergessio siempre están haciendo bromas. Y Sebita (Fernández) es un ejemplo en todo”, finalizó el canchero.

COCINA. Eduardo Leal trabaja en la cocina. Hace siete años que está en Los Céspedes. Arrancó en mantenimiento, pero al saber que se jubilaba Susana, una de las cocineras, habló para pasar a la cocina. “Había hecho un curso, pero de cocina sencilla. Me gusta”, dijo.

“Los muchachos se cuidan mucho en la comida, son profesionales. Me cuesta decir quién es el más comilón. Armando Méndez come bien, tiene buen físico. Pero uno de los más exigentes es Sebastián Fernández. Sobre todo con las ensaladas, que no le vaya a faltar la rúcula”, contó Eduardo. Y agregó quienes son los más golosos. “En eso hay varios. ‘Palito’ Pereira es muy de lo dulce. Y ‘Seba’ Fernández también, pero más de las gelatinas. Y el más chistoso a la hora de la comida es el capitán. Bergessio siempre está bromeando. Y ‘Mati’ Viña también”, finalizó el cocinero, quien disfruta de los últimos tiempos de Carmen, su compañera que se jubilará seguramente tras la pretemporada.

Que los muchachos hayan compartido el título con nosotros fue la frutilla de la torta. Ya estábamos felices con el título, pero que hayan tenido el detalle de compartirlo con nosotros habla del gran grupo humano. Son maravillosos. Están siempre pendientes de las cosas nuestras, como nosotros de ellos. Y eso es por la calidad humana que hay en el plantel”, afirmó Carmen, que no está en la foto porque era su cumpleaños 60.

“Hemos tenido años buenos y malos, pero siempre hemos salido juntos adelante. Ahora me toca a mi dar un paso al costado y dejar a las nuevas generaciones. Es el ciclo natural de la vida. Pero este año lo terminé muy feliz”, finalizó la cocinera que es muy querida por los futbolistas.

MANTENIMIENTO. Christofer Díaz es medio oficial de mantenimiento. Llegó por primera vez a Nacional como jugador cuando tenía 9 años. Lo trajo la captación, pero en Quinta lo dejaron libre. Quiso el destino que regresara años después a trabajar en el club. “Hace dos años que entré en seguridad siendo eventual y después como hubo una vacante pasé al club. Es la primera vez que salgo campeón y como soy muy hincha lo disfruté como loco. Cuando los jugadores nos llamaron para darnos la copa, me emocioné mucho. Son bien de bien. Nunca tienen mala cara aunque no se les den los resultados. Siempre buena onda con todos nosotros. Zunino la rompe, Thiago también, y el ‘Palito’... son todos. Y Gutiérrez nunca nos complicó para nada ”.

Christofer también es campeón de taekwondo. Nacional le permite arreglar los horarios cuando debe representar a Uruguay. Recientemente fue campeón panamericano en Formas y segundo en Luchas.

LAVANDERIA. Adriana Méndez llegó a Los Céspedes hace tres años para limpieza, hoy lleva uno y medio en la lavandería. “Acá lo bueno es que te dan la oportunidad de avanzar”, contó quien se encarga del lavado y secado de toda la ropa de los futbolistas, de las prácticas y también de los partidos. Y alguna que otra personal. El que le trae siempre la muda de su casa es el Rafa García. Pero no es el único.

Adriana

“Los jugadores son compañeros de trabajo y te lo hacen sentir así. Lo que hicieron cuando salieron campeones fue una alegría bárbara. A mí me preguntan mis amigos, cómo es tal o cual jugador. Y también está la manga: te piden un saludo, un video para el cumpleaños. O una foto. Los jugadores lo hacen de la mejor manera”, dijo la joven, quien no tiene mucho contacto con ellos.

“Yo me encierro a trabajar en la lavandería y de ahí no salgo. El que tiene el detalle de pasar siempre a decir buenos días es el Chory Castro. Y Fernández si me lo cruzo cuando voy a buscar jabón, siempre saluda con un beso”. Adriana es hincha de Nacional y se siente parte del título. “Antes no lo vivía muy intensamente, pero ahora lo siento de otra manera porque ya no lo miro de afuera”.

ADMINISTRACIÓN. Jorge Sosa es administrativo y tiene que coordinar todos los pedidos de insumos. Desde el agua, los frutos secos, los alimentos, el jabón para la lavandería y el papel o los cartuchos para la impresora de los preparadores físicos. “Llevo 32 años en el club. Soy el empleado más viejo. Arranqué en el tenis en 1987”. Está hace tres en Los Céspedes. Antes estaba vinculado a los socios y ahora a los futbolistas. “Nosotros tenemos el privilegio de vivir el día a día con los jugadores, algo que muchas personas quisieran hacer. Además, trabajar en el cuadro del que sos hincha en un país tan futbolero como este, te regocija. Y que nos reconozcan por nuestra tarea, es sencillamente espectacular. Por ejemplo, los jugadores pidieron que nosotros estuviéramos en la foto oficial. Y creo que fue el primer año en que estuvimos todos los funcionarios de Los Céspedes. Fue un mimo al alma y acrecienta el sentido de pertenencia que cada uno ya tiene”, culminó Jorge.

“Uno tiene la suerte de trabajar en el cuadro más grande del Uruguay y de formar parte de los campeonatos obtenidos en el club. Es una gran satisfacción, como ver a jugadores de formativas llegar a Primera y luego emigrar”, dijo el “Barba”, quien está en el club desde 1998 y es otro de los que trabaja en mantenimiento. El apodo de “Barba” se lo debe al Hugo de León, pero su verdadero nombre es Ruben Sosa. “Tenemos una gran afinidad entre tocayos”, dijo sobre “Sosita”.

También compartieron el momento Jorge Pérez, Víctor Suhr, Yony De Los Santos, Mauricio Pedroso y Sebastián Alonso. Otros funcionarios ya habían arrancado la licencia.

Carmen, cocinera

La tiraron a la cancha hace 26 años

“Llevo 26 años en Nacional. Llegué cuando en la cocina estaba Alberto Canobbio, un gran compañero. Él me fue enseñando todo y yo traté de aprender. Cuando se jubiló, el doctor Suero y el ‘Peta’ Ubiña me largaron a la cancha sin preguntarme si sabía jugar. Me dieron la confianza y me pusieron al frente de la cocina. Traté de responderles de la mejor manera”, contó Carmen.

Tractor
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)