ARGENTINA

Enzo Pérez se perfila para ser el arquero de River en la Libertadores: mirá sus atajadas

Luego de la negativa de Conmebol, el “millonario” deberá improvisar y el volante ya sabe lo que es defender el arco, pero en el fútbol informal.

Hace 112 años se produjo el debut de River Plate en la primera división del fútbol argentino. El 2 de mayo de 1909, tras el ascenso en 1908, le ganó 5-0 a Argentino de Quilmes en la cancha de Dársena Sud, por la primera fecha del torneo. La particularidad fue que Julio José Abaca Gómez, que normalmente se desempeñaba como mediocampista, debió ir al arco en el equipo titular por la ausencia de Alejandro Luraschi. Hoy, más de un siglo después, la escena se repetirá por segunda vez en la historia: el millonario jugará frente a Independiente Santa Fe, por la Copa Libertadores, sin un arquero habitual en el Monumental. Una situación surrealista para el fútbol profesional.

El rechazo de la Conmebol al pedido que salió desde Núñez para sustituir dos arqueros de la lista de buena fe y sumar a los juveniles Leonardo Díaz y Agustín Gómez fue un fuerte revés para los planes de River. Azotado por el brote de Covid-19, el técnico Marcelo Gallardo tiene 20 jugadores contagiados de la nómina de 32. En total, hay 31 casos confirmados por el presidente Rodolfo D’Onofrio entre el plantel, el cuerpo técnico, la seguridad y la cocina del predio de Ezeiza. Afortunadamente, todos se encuentran en buenas condiciones de salud, con mayoría de asintomáticos y solo algunos con síntomas leves.

Enzo Pérez. Foto: AFP.
Enzo Pérez. Foto: AFP.

Así, el duelo de esta noche por el Grupo D de la Copa lo tendrá que afrontar con lo que tiene: 12 futbolistas, de los cuales dos están lesionados. Es que, si cuenta con al menos siete jugadores disponibles, está obligado a presentarse: de no hacerlo, queda eliminado automáticamente, recibe una importante multa económica y se expone a severas sanciones de la Conmebol, como no participar de las próximas competencias. Así, se presentará con un arquero improvisado.

¿Quién atajará? Esa es la gran incógnita, aunque ayer por la tarde apareció el primer indicio. Tras un ejercicio táctico sin arquero en Ezeiza, el que se calzó los guantes fue Enzo Pérez. Pese a sufrir una distensión en el isquiotibial derecho en el superclásico del domingo que Boca ganó por penales, el volante central, de 35 años, le dijo al cuerpo técnico su decisión de ayudar al equipo en este momento crítico y, pese a la lesión, podría estar desde el arranque con el buzo. Otro dato sobre el arquero: reglamentariamente, puede cambiarlo a lo largo del partido y de forma ilimitada.

Luego, el resto del equipo parece estar delineado con un 5-3-2: Milton Casco, Tomás Lecanda, Jonatan Maidana, David Martínez, Fabrizio Angileri; Jorge Carrascal, Felipe Peña, José Paradela; Julián Álvarez y Agustín Fontana. No hay más, al punto tal que dos juveniles sumarán sus primeros minutos en primera: Lecanda, marcador central, de 19 años, y Peña, volante central, de 20 años. Ambos fueron suplentes en la Bombonera y son titulares en la reserva. Así, la lista de los debutantes con el Muñeco se expandirá a 41 juveniles. Vaya momento.

Enzo Pérez en un fútbol informal de River Plate. Foto: Captura.
Enzo Pérez en un fútbol informal de River Plate. Foto: Captura.

Ayer hubo un ejercicio táctico particular: los 10 jugadores de campo se ubicaron en la cancha número uno del River Camp y practicaron movimientos y desplazamientos en conjunto, especialmente defensivos. Frente a ellos, manejaron la pelota Gallardo desde el centro, Javier Pinola (podría ser el único suplente) desde la izquierda y Jorge Moreira (no está en la lista) por la derecha.

Más tarde, apareció Enzo Pérez, que primero se movió de forma diferenciada (así apareció en el parte médico) y luego se puso los guantes, elongó, realizó una pequeña entrada en calor y comenzó a practicar para ser el arquero titular: todos los jugadores lo probaron con remates desde distintos sectores de la cancha durante un largo rato. Antes de retirarse, habló largo y tendido con César Zinelli, preparador físico y encargado del entrenamiento de los arqueros ante la ausencia de Alberto “Tato” Montes, que dio positivo de Covid-19. Categoría 76 como Gallardo, Zinelli tiene experiencia: jugó en ese puesto en las inferiores de River como compañero del actual DT y tuvo pasos profesionales por All Boys, Morón, Platense y Colegiales, en el ascenso del fútbol argentino.

Marcelo Gallardo. Foto: AFP.
Marcelo Gallardo. Foto: AFP.

Horas antes del partido recién se conocerá quién será el arquero. Si Pérez no está en condiciones por su problema muscular, Casco y Lecanda son otras dos opciones que aparecen en la lista del Muñeco: ambos suelen ir bajo los tres palos en prácticas informales. Maidana también podría ser. Pero la decisión de Enzo de ponerse a disposición no fue aislada: junto con Pinola son dos de los grandes referentes del plantel y ambos son fanáticos del club. Creen que es el momento de poner el pecho. Por eso, el defensor central de 38 años también quiere aportar. Sin el alta médica tras ser operado a comienzos de marzo por una fractura en el antebrazo derecho, y sin realizarse los estudios médicos, pidió estar en el banco de suplentes y ayer realizó trabajos con pelota en plena recuperación.

Lo seguro es que hoy River vivirá el 26° caso de un arquero improvisado: 24 se dieron luego de comenzado el partido y solo existe el antecedente de 1909 de Abaca Gómez desde el inicio del juego. En un momento crucial, el Monumental será testigo de una situación tan novedosa como difícil de creer. Y el equipo de Gallardo tendrá que apelar a su intachable gen competitivo para buscar un resultado que le permita seguir soñando con la clasificación a los octavos de final de una extraña y difícil Copa Libertadores, en medio de una pandemia de la que nadie está exento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados