NACIONAL

Los entretelones de la venta de Christian Oliva

El negocio le deja US$ 2.100.000 a Nacional, el 10% de la ficha y se queda, por lo menos, hasta diciembre

Oliva
Oliva en la Copa Libertadores en el duelo contra Banfield. FOTO: Archivo El País. 

Nacional decidió, por unanimidad de su directiva, la venta de Christian Oliva a un grupo inversor, negocio que le deja al club US$ 2.100.000.

Los tricolores se quedan con el 10% de la ficha y tienen la seguridad de que por lo menos hasta diciembre se quedará en la institución. Si el grupo inversor no logra colocarlo en el próximo período de pases, podría quedarse más tiempo.

En cuanto al pago, Nacional recibirá la mitad del monto establecido antes del 31 de agosto y la otra mitad el próximo mes de septiembre. Es decir, en poco menos de dos meses le entrará completamente ese dinero, algo fundamental para paliar el mal momento económico que atraviesa la institución alba.

La venta generó polémica y muchos socios e hinchas tricolores se manifestaron en las redes sociales por considerar un monto insuficiente considerando la calidad del jugador. Pero hay elementos contundentes que llevaron a la directiva de Nacional a tomar esta medida y aceptar los números del negocio.



ARGUMENTOS. En esta oportunidad, todos los directivos estuvieron de acuerdo en vender a Oliva al grupo inversor.

Primero que nada por considerar que el negocio es bueno porque es dinero al contado que ingresa a las arcas del club, que se queda con el 10% de la ficha y con el jugador por lo menos hasta fin de año.

Según explicó un dirigente del club a Ovación, ellos sostienen que el volante central tiene un gran presente y flor de futuro, pero que no es un jugador de 17 o 18 años. Ya tiene 22 y en el fútbol no es lo mismo para poder negociarlo.

Además, Oliva no cuenta con pasaporte comunitario (que sin lugar a dudas es una gran ventaja para poder entrar al mercado europeo) ni tampoco un pasaje por selecciones juveniles de Uruguay, algo que también hace subir el valor en el marcado de cualquier futbolista.

El mismo directivo señaló que es una situación muy diferente a la de Brian Ocampo, el jugador que recientemente cumplió los 19 años y que irrumpió en Primera División en este semestre.

Evidentemente que la necesidad que tiene Nacional por los apremios económicos también incidió en la decisión. Sin dudas, fue un factor determinante.

Mañana, 10 de agosto, Nacional volverá a deber cuatro meses de salarios a los futbolistas del plantel principal. Pero, además, hay que pagarle el salario al resto de los funcionarios de la institución y los viáticos a los jugadores de divisiones formativas.

Otro dirigente tricolor se preguntó cómo hace para mirar a los jugadores después de decirle que no a una oferta como la de Oliva y debiéndole cuatro meses en sueldos. “A mí no me da el rostro”, se respondió sin vueltas.

CONTRAPUNTO. También se puede ir a un tema más profundo en Nacional que es cómo se llegó a esta situación, en la que el club terminará el año con un pasivo que rondará los US$ 27.000.000, incluyendo a las obras en el GPC.

Está claro que la gestión de la administración presidida por José Luis Rodríguez tiene gran parte de responsabilidad por las malas decisiones que se han ido tomando desde las elecciones, aunque también vale decir que el pasivo del club ya era muy elevado.

Con lo que ha demostrado Oliva -28 partidos oficiales en Primera División, tres goles, un futbolista muy táctico e inteligente para jugar y posicionarse en la cancha, con salida clara desde el mediocampo-, la cifra en la que fue negociado parece baja.

Más si se compara con otros medios cercanos, como el argentino, aunque es difícil equiparar en este sentido por la visibilidad y el marketing que tiene la Superliga de Argentina, que muy lejos está de la pobreza en todo sentido que muestra el fútbol uruguayo.

Nacional tiene un presupuesto mensual de toda la institución de alrededor de US$ 1.500.000 (US$ 18.000.000 anuales). Poco más de un millón corresponde a todo lo relacionado al plantel de fútbol de Primera División.

Sumados a las ventas de Felipe Carballo, Rodrigo Amaral, Juan Manuel Sanabria y la de Oliva -la venta más cara de esta gestión-, más algunos préstamos con costo, Nacional cosechó una cifra cercana a los US$ 7.000.000.

Parece poco, muy poco, para un club de las dimensiones de Nacional, con lo que invierte en formativas, con el presupuesto que tiene y que depende mucho de las ventas.

NACIONAL

Las otras ventas tricolores de la actual directiva

Felipe Carballo. US$ 1.500.000

Hace un año, Nacional concretó la venta de Felipe Carballo al Sevilla, en una apuesta del equipo español a futuro ya que comenzaría jugando en la filial, como finalmente aconteció. Los tricolores vendieron el 80% de la ficha en US$ 1.500.000 y así Nacional se aseguró quedarse con el 20% restante en el caso de que se confirmara una futura venta. Vale recordar que Carballo, que es representado por Pablo Boselli, firmó contrato con Sevilla por cinco temporadas. El volante central, de notables características técnicas y con una buena pegada, debutó de la mano de Gustavo Munúa y disputó 32 partidos oficiales en el primer equipo de Nacional. Quedó la sensación de que no se llegó a disfrutar al máximo al futbolista surgido de las formativas y que todavía tenía mucho para aportarle al club. La mayoría de los hinchas no compartieron la decisión.

El festejo de Felipe Carballo. Foto: Fernando Ponzetto
Uno de los festejos de Felipe Carballo. Foto: Fernando Ponzetto

Rodrigo Amaral. US$ 1.500.000

Gran revuelo se generó en el invierno de 2017 por la venta de Rodrigo Amaral. Es que en un primer momento la transacción incluiría a dos jugadores de las formativas de mucha proyección como el arquero Guillermo Centurión (hoy entrenando en Primera) y el habilidoso Santiago Rodríguez. Finalmente no fue así y Nacional le vendió al empresario Daniel Fonseca el 100% de los derechos económicos del jugador por US$ 1.500.000, bajando a la mitad lo que estaba estipulado en la cláusula de rescisión. De esa negociación Nacional ya cobró un millón y restan US$ 500.000, de los cuales está estipulado que Fonseca pague US$ 200.000 antes del 31 de agosto y los US$ 300.000 restantes antes del 31 de agosto de 2019.

Rodrigo Amaral. Foto: F. Ponzetto
Rodrigo Amaral, hoy en Racing de Avellaneda, con la casaca tricolor. FOTO: Archivo El País.

Juan Manuel Sanabria. US$ 1.100.000

Otra de las ventas tricolores de esta directiva presidida por José Luis Rodríguez, previo a la de Christian Oliva, fue la del juvenil Juan Manuel Sanabria al Atlético Madrid. Si bien ya se había confirmado antes, el jugador viajó en julio para sumarse al equipo colchonero. La venta se concretó por US$ 1.100.000, pero con la ventaja de que hay varios bonus para cobrar a futuro si es que el jugador -que no llegó a debutar en la Primera División de Nacional- cumple con determinados objetivos que fueron fijados; por ejemplo, si juega el Sudamericano Sub 20 o el Mundial de la categoría con Uruguay; si disputa determinada cantidad de partidos con el primer equipo del Atlético Madrid; si anota determinada cantidad de goles; si tiene minutos en la Champions League; etc. Por ello, es muy factible que ese monto se incremente de forma considerable.

Juan Manuel Sanabria. Foto: Ariel Colmegna
Juan Manuel Sanabria en la pretemporada de Nacional. Foto: Ariel Colmegna

Otros negocios tricolores

Santiago Romero fue cedido a préstamo en el segundo semestre de 2017 por seis meses a Rosario Central por US$ 250.000 en un gesto que tuvo la directiva con el futbolista. Además, Sergio Otalvaro fue transferido a Olimpia por US$ 200.000.

Por otro lado, durante la presidencia de Eduardo Ache se vendieron los derechos económicos de Mathías Olivera al empresario Daniel Fonseca por US$ 1.000.000. La presente directiva recibió US$ 60.000 que faltaban del monto total.

EN CORTO

Algo es algo: 300.000 euros por Agustín Rogel

Agustín Rogel finalizaba su contrato con Nacional el 31 de agosto y lo haría en condición de libre. Pero por iniciativa de su representante, ya que quiere intentar negociarlo ahora y no esperar a que cierren los períodos de pase en la mayoría de las ligas (la turca es una de las pocas que no cierra su período de transferencias el 31 de agosto), el zaguero rescindió su vinculo ayer a cambio de 300.000 euros, que serán depositados en los próximos días. Era un dinero que no se esperaba recibir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º