ELIMINATORIAS

Para entrar en calor...

Uruguay cambia de hábito al llegar a Barranquilla.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay-Colombia.

El calor húmedo de Barranquilla es, sino de temer, muy respetable para cualquier equipo extranjero (excepto los brasileños, acaso) que vaya a jugar ahí ante un rival colombiano y más aún si el partido, como el de Uruguay ante Colombia el próximo 11 de octubre por las Eliminatorias para el Mundial de Rusia, empieza a las 15:30 locales, cuando la sensación térmica adentro de la cancha es de 45°.

Ante la imposibilidad real de superar el inconveniente, el cuerpo técnico de la selección ha diagramado la logística del traslado a Barranquilla con un rasgo que, al menos, tiende a atenuarlo: por primera vez en lo que va de la actual edición de las Eliminatorias, los celestes harán un último movimiento previo al partido en el mismo estadio —y casi, también, a la misma hora— en el que al día siguiente jugarán de visitantes.

En efecto, para jugar con Bolivia, la selección llegó a La Paz desde Santa Cruz de la Sierra dos horas y media antes del inicio del encuentro, al extremo de que fue directo desde el aeropuerto de El Alto al estadio, y algo similar hizo para el cotejo ante Ecuador en Quito, aunque pasó por el Hotel Sheraton, que está a dos cuadras del Atahualpa de la capital ecuatoriana, mientras que a Recife y Mendoza para enfrentar a Brasil y Argentina llegó el día antes, pero no fue a reconocer la cancha.

En cambio, tras jugar con Venezuela el jueves 6 de octubre en el Centenario, los celestes entrenarán el viernes de tarde y tendrán libre hasta el sábado, cuando realizarán un trabajo vespertino, luego del cual quedarán concentrados; el domingo harán un entrenamiento matutino, y a las 14:30 viajarán en charter a Barranquilla, en donde está previsto llegar a las 22:00 horas locales, la medianoche uruguaya; mientras que el lunes 10, reconocerán la cancha del estadio Metropolitano, que la AUF ya tiene pedida de 16.00 a 18:00, lo que no se trata de un intento de aclimatación, sino una aproximación a la realidad: para ir entrando en calor con vistas al partido de 24 horas más tarde.

AQUÍ Y ALLÁ.

Casi 15.000 entradas.

Entre cupones y socios celestes, y los abonos y las entradas individuales, se vendieron casi 15.000 para el 6 ante Venezuela.

Diferencia con Barranquilla.

En el Centenario los precios van desde $ 420 a $ 1.200, para hinchas locales, y $ 3.000 para venezolanos; en Barranquilla, de 20 a 120 dólares

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)