SELECCIÓN

Encontró su lugar en el mundo

Desafíos mayores hicieron que Tabárez siguiera en la selección y aseguró que tiene para “seguir peleando”

Óscar Tabárez comenzó su ronda de entrevistas, las primeras después del Mundial de Brasil, recibiendo en el Complejo de la AUF a los diarios y las agencias internacionales. En más de una hora de diálogo, el técnico de la selección hizo más hincapié en lo que viene que en el pasado, pero eso no impidió que se refiera a Suárez y lo que sucedió con él en Brasil.

Tabárez lleva nueve años al frente de la selección uruguaya, todo un récord. Y se ha dado cuenta que la Celeste es su lugar en el mundo. Así lo admitió cuando, consultado sobre si le había costado dejar afuera de la selección a futbolistas que fueron fundamentales en su proceso, léase Lugano, Abreu, el Ruso Pérez, Scotti, Eguren o Abreu, terminó explicando por qué tomó la decisión de seguir al frente de la Celeste, aún antes de que los dirigentes se lo plantearan.

"El tiempo pasa y lo he considerado también cuando tuve que tomar la decisión de seguir o no, que primero pasó por mí. Pero consideré que había un gran desafío, mucho más difícil que los anteriores y esa es la gran motivación. Además de mirar lo que tenemos a disposición que como decimos, nos da para seguir peleando. Todas las personas tienen su lugar en el mundo y el mío, por la gente que he conocido aquí adentro y por la repercusión que todo esto ha tenido en la gente, por los niños y los jóvenes, la selección ha sido mi lugar en el mundo".

Favoritos

"Nos encontramos con un panorama de fútbol sudamericano donde Brasil y Argentina van a estar en la conversación. Y otras dos selecciones, como Colombia y Chile, por sus futbolistas, por su experiencia y su tipo de fútbol, tienen un plus. Y ese es un desafío mayor: el defender el título que tenemos en la Copa América". Sin embargo, el técnico celeste aclaró que ser el vigente campeón y el que más Copas ha ganado, no representaba para ellos una presión extra. "No nos sentimos presionados. Se nos toma en cuenta, nos respetan y eso lo notamos, pero en ningún momento nos consideran favoritos. Y vamos a ir con eso, porque antes de la Copa que ganamos nadie dijo que la íbamos a ganar. Ni aún los que hacen el ejercicio de adivinar el futuro", afirmó y se refirió al ranking FIFA que, según dijo tiene que ver en el respeto que genera hoy Uruguay.

"Es un reflejo de los resultados, pero el estar en el top 10 habla de que Uruguay tiene vigencia, que de vez en cuando obtiene sus resultados. Y que le damos importancia a lo que hacemos. Creo que Uruguay va a ser un rival difícil para cualquiera que tenga enfrente".

Consultado sobre Suárez y su realidad en el Barcelona respondió que se la imaginaba. "Llegó a un equipo con una gran cultura futbolística y empezó a adaptarse. En la selección se le da mayor libertad de espacios, favorecemos el juego del equipo para que él se encuentre en posición de uno contra uno y si pierde la pelota no pasa nada. Barcelona es distinto. Y me causaba un poco de gracia la dimensión que se le daba que no hiciera goles como en el Liverpool. Lo que era lógico. Vi muchos signos de adaptación y es una muestra más de su potencial".

Con respecto a si el paso del tiempo le hacía ver lo sucedido con Suárez en el Mundial de otra forma, dijo: "el futbolista cometió un error dentro de la cancha. Errores de esos se ven permanentemente. Ha habido y habrá jugadores que tienen su minuto fatal. La sanción me pareció exagerada y la influencia de ciertos entornos, también. Lo quisieron someter al escarnio y a una medida exageradamente ejemplarizante por una falta disciplinaria. Me dolió mucho", enfatizó. "No estamos defendiendo al que comete errores, pero todo el mundo tiene derecho a rehabilitarse. Por suerte apareció una luz, que fue su pase a Barcelona y la siguió", agregó.

"No tener a un jugador determinante como él siempre le causa perjuicio al equipo, es como pensar en Argentina sin Messi", añadió sobre las consecuencias que tuvo para la selección no contar con Suárez frente a Colombia. "Es un grandísimo jugador y una muy buena persona. No hay que caer en el lamento por no tenerlo o comparar. Es impensado conseguir otro jugador que cumpla el papel de Suárez, tenemos que hacer otra cosa".

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Giménez es jugador de la selección mayor

Consultado sobre lo que dejó el reciente Sudamericano Sub 20 y quiénes son los cracks del futuro, no quiso dar nombres. "Sería injusto nombrar a los extranjeros y no quiero hacerlo individualmente con los uruguayos porque nosotros le damos mucha importancia al aspecto grupal", enfatizó el técnico celeste. Y contó que no tenían claro lo que podía pasar con la Sub 20. "Más allá del grupo de la muerte que ya es como una marca para los uruguayos, pero las bondades que mostró el equipo, que fueron muchas, se vieron más en el torneo que en los 10 meses de preparación". Tabárez también se refirió a la posibilidad de que José María Giménez, que tiene edad, juegue el Mundial Sub 20. "Hay que tener en cuenta el proyecto de trabajo y los objetivos. José María Giménez es un jugador de selección mayor y tiene un futuro muy venturoso. ¿Cuáles son los beneficios de que vaya a una selección Sub 20? Puede que gane un título, no lo sabemos. Y hay que ser cauto e inteligente para no iniciar gestiones que no van a llegar a nada porque no hay obligación de ceder a los futbolistas ni siquiera para los Mundiales juveniles".

"Prefiero a los cautos antes que a los vivos"

"Para nosotros el fair play es importante. Y vamos a seguir trabajando en valores e intentado ganar la mayor cantidad de premios de fair play. ¿Recuerdan quién ganó el fair play en la Copa América pasada? Uruguay. Entonces no es que el fair play va por un lado y el salir campeón por otro. Si se pueden ganar las dos cosas, mejor. Yo pienso eso y no vamos a cambiar nuestro discurso. Decir que no se gana un partido porque no se tiran jugadores de una patada para afuera es volver a cosas que nos trajeron problemas. Que son innecesarias y no se acompasan con el desarrollo del fútbol y de la tecnología, donde nada de lo que pasa en la cancha se pierde. Yo prefiero a los cautos que a los vivos. Y eso no quiere decir que no tengamos jugadores con picardía futbolística ni que no van a dejar todo en el campo".

Con respecto al futuro y si imaginaba equipos con mucha posesión de pelota o realizando rápido la transición de defensa a ataque, explicó: "Cuanto más diversidad haya en las propuestas el beneficiado va a ser el fútbol. Muchas veces hay que adaptar la idea a los jugadores que se tiene y a la cultura de determinado lugar. No hay que caer en una cuestión de moda y que si un equipo sale campeón jugando de determinada manera, lo demás no sirve".

El proyecto

“Todo nació entre el 2003, cuando salí de Boca, y el 2006, cuando estuve sin trabajar. Pensé mucho sobre como insertar a Uruguay, con posibilidades en el nuevo mundo futbolístico”, contó Tabárez respecto a cómo surgió su proyecto. “Nunca trabajé para ser el mejor y seguramente hubo técnicos que estuvieron antes que trabajaron mejor en la cancha. No es un tema que me quite el sueño. Mi mayor satisfacción es que cosas que estaban a nivel de propuestas, casi de sueños, se han concretado. Sobre todo el vincular a las diferentes selecciones con los mismos objetivos”. Por eso considera que la experiencia debería seguir sin él. “Creo que da para que el que venga la considere. Hay cosas casi esenciales. No me parecería bien que se borre todo y se empiece algo nuevo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)