FÚTBOL

La empresa de Casal debe pagar 10 millones de dolares a la Conmebol

Global Sports Partners, dirigida por el empresario uruguayo, debe abonar la suma de US$ 10.000.000 más intereses en virtud de una demanda por incumplimiento de contrato.

Francisco Casal y Carlos Villacís tras lograr el acuerdo
Francisco Casal y el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol tras lograr un acuerdo

Hace más de dos años  del fallo del TAS por parte del Tribunal Federal Suizo que obliga a la empresa Global Sports Partners, dirigida por el empresario Francisco “Paco” Casal, a abonar la suma de US$ 10.000.000 más intereses a la Conmebol, en virtud de una demanda por incumplimiento de contrato (venta de derechos comerciales de la Copa Sudamericana.

Global Sports Partners, no ha cumplido hasta la fecha la decisión del tribunal. Conmebol considera que esa actitud es una muestra de irresponsabilidad que debería llevar a otras instituciones y organismos que tienen vínculos o contratos con esta empresa a analizar con detenimiento la conveniencia de mantenerlos o renovarlos.

Cabe recordar, que en junio del 2015, la empresa Global Sports Partners suscribió con la Conmebol -con la que estaba asociada desde el 2011- un contrato de cesión de derechos de publicidad para los torneos de la Conmebol Sudamericana de ese año, del 2016 y 2017. La firma se comprometía a pagar US$10.000.000 por cada año a la Conmebol a cambio de la cesión de los derechos comerciales de sponsoreo.

En mayo del 2016, la empresa de Casal resolvió rescindir unilateralmente el contrato con la Conmebol alegando los casos de corrupción que dieron inicio al caso conocido como Fifa Gate. Sin embargo, según Conmebol, existe un problema elemental en este argumento, tal como lo percibieron el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), primero, y más tarde, el Tribunal Federal Suizo: el contrato fue firmado varias semanas después  de los hechos mencionados por Global Sports Partners, mientras que la decisión de cortar el vínculo se produjo un año más tarde.

Por otra parte, las altas mediciones de rating y la exitosa comercialización de la publicidad de la Conmebol Sudamericana de 2016 y 2017 desmienten de forma irrefutable el supuesto perjuicio expuesto como razón por la empresa de Casal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados