TORNEO APERTURA

Un empate que no le sirvió a ninguno

Nacional jugó mal, pero estuvo cerca del triunfo; quedó a 9 del líder. Cerro Largo hizo los méritos.

Foto: Gerardo Pérez
Adolfo Lima disputa la pelota ante la marca de Rodrigo Amaral. Foto: Gerardo Pérez

No vino a perder el tiempo; vino a aprovechar su oportunidad. Labura mucho en el día a día para que le vaya bien. No da nunca una pelota por perdida. La verdad es que no esperábamos recibir un jugador con tan buena calidad”. El técnico Danielo Núñez se refiere a Mauro Luna, el futbolista de Boca Juniors que llegó en enero a los arachanes y que anoche volvió a ser la figura de su equipo. Más allá de los dos goles que marcó, el argentino fue protagonista -junto a Adolfo Lima- de gran parte de las jugadas de gol del local.

Es que Cerro Largo fue el que hizo el desgaste en el juego. Se puso en ventaja a los 10’ con un lindo gol de Luna (el primero que le anotaron a los tricolores bajo la conducción de Álvaro Gutiérrez) y se sintió cómodo con el trámite.

Nacional no encontró la manera de ofender a Cerro Largo en la primera parte. Gutiérrez realizó cuatro variantes respecto al equipo habitual y perdió juego, porque García y Arzura no se destacan por la generación, Castro está bajo, Fernández no encontró la pelota y Ocampo no pudo desequilibrar con su velocidad. Por eso en el primer tiempo los albos casi que no pusieron en aprietos a Aguerre, salvo por las pelotas quietas, como a los 43’, cuando Fedorczuk le anuló un gol a Corujo por una aparente falta de Bergessio que generó polémica.

Nacional estuvo impreciso, perdió balones con facilidad y no logró salir de contragolpe.

En el inicio del complemento el juego se hizo cortado pero Fernández le puso un freno a la monotonía a los 71’ con el gol del empate luego de la peinada de Rivero y el pase del “Chory” Castro.

Cerro Largo entró en un desconcierto, salió Téliz por lesión y fueron los mejores minutos de Nacional en un Ubilla de Melo, que estuvo lleno.

Tanto es así que en un abrir y cerrar de ojos Ramírez, que dos minutos antes había entrado, colocó el 2-1. Sant’Anna le puso de un lateral la pelota a Bergessio, que aguantó bien la marca de Assis, se sacó de arriba a Magallanes y se la dio al riverense, que definió bien.

Era mucha penitencia para el local, que había hecho más méritos por el triunfo. Por ello, fue al menos un alivio el gol del empate de Luna a cuatro minutos del final del juego luego de un centro de Lima.

“Nuestra meta es seguir arañando puntos y jugar con seriedad cada partido. ¿Qué es jugar bien y qué es jugar mal? Nos adaptamos al planteo de ellos. La diferencia con otros partidos fue que nos hicieron goles”, analizó Gutiérrez.

Lo cierto es que el punto no le sirvió a ninguno de los dos. A Nacional porque estuvo cerca de ganarlo y cortó su racha de triunfos en el Apertura, y a Cerro Largo porque si bien quedó tercero, los primeros se le fueron más allá de que logró mantener el invicto de local.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)