COPA LIBERTADORES

Un empate que ilusiona

Nacional lo tenía ganado en el Florencio Sola, pero en los descuentos y con gol de Darío Cvitanich, Banfield lo terminó empatando y ahora el pasaje a la fase de grupos se definirá en el Gran Parque Central.

Christian Oliva en el partido entre Nacional y Banfield en Buenos Aires. Foto: AFP.
Christian Oliva lucha por la pelota con Jorge Rodríguez en el partido entre Nacional y Banfield en Buenos Aires por Copa Libertadores de América. Foto: AFP.

En los descuentos pasó de todo en el estadio Florencio Sola del sur de Buenos Aires. Nacional saboreaba el triunfo luego de encontrar la victoria parcial con el gol de Espino, pero cambió rápidamente esa sensación por la desazón. Saque lateral desde la izquierda del ataque, falta a Zunino no cobrada por el árbitro Enrique Cáceres, pase del recién ingresado Carranza al medio y gol con toque corto de Cvitanich. Sí, el mismo que debió ver la roja 20 minutos antes, cuando le cometió una brutal falta al propio Zunino y que el juez paraguayo observó con amarilla.

Pero todo pudo ser peor. En la última jugada del partido, Renato Civelli -que ganó en el juego aéreo durante toda la noche (algunas veces con faltas)-, metió un cabezazo que hizo lucir a Conde con una reacción monumental. No sólo eso: el rebote fue a donde indica el manual del arquero, a un costado, porque de ir al medio entraba solo Cvitanich, en lo que pudo convertirse en una noche fatídica para los tricolores, que no pudieron tener a sus hinchas por la sanción impuesta por la Conmebol.

Antes, en el primer tiempo, pasó poco y nada. Hubo mucho estudio de ambos equipos en los primeros minutos, Nacional le cerró los circuitos de juego a Banfield, pero tampoco pudo gravitar en la ofensiva, quizás producto de que Viudez no estuvo en una noche inspirada, de esas en la que es capaz de hacer destrozos a las defensas rivales. Aún así, fueron los albos los que tuvieron la situación de gol más clara. Fue a los 14’, cuando Fernández definió desde el punto del penal y realizó un remate que provocó una buena intervención del arquero colombiano Arboleda.

El “taladro” sólo generó peligro con el juego aéreo y con un cabezazo de Civelli que se fue apenas afuera ante una endeble salida de Conde. También erróneamente, Cáceres había cobrado falta de ataque.

En el complemento el partido cambió. Fernández marcó el primer gol del encuentro (no lo festejó por su pasado en Banfield), el ingreso de Bertolo le dio mayor vértigo y profundidad al ataque del equipo local, mientras que Nacional no se quedó y generó peligro, con un Zunino que con el paso de los minutos se fue convirtiendo en la figura del juego por su despliegue constante. Precisamente, fue Bertolo el que empató al ganarle el salto a Fucile (57’) y desde ese momento fue cuando Nacional más sufrió, porque Mouche y Cvitanich se encendieron.

Pese a ello, con una buena jugada colectiva y un pase de Zunino, Espino puso el 2-1 a 9’ del final. De ahí en adelante el partido entró en una vorágine que terminó con un desenlace inesperado en el que Banfield pudo haber ganado.

No deja de ser un resultado positivo para Nacional, que no perdió y anotó dos goles de visitante que son importantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)