EL ADIÓS

La emotiva carta con la que el "Mama" Arismendi despidió al "Morro" García

El jugador de Montevideo City Torque prometió cuidar a la hija de su excompañero de equipo como si fuera suya y agradeció a quienes colaboraron para poder darle sepelio en Uruguay. 

Diego Arismendi y Santiago García, juntos en un entrenamiento de Nacional
Diego Arismendi y Santiago García, juntos en un entrenamiento de Nacional

Diego Arismendi, exfutbolista de Nacional, compañero y amigo de Santiago García, despidió al "Morro" con una sentida carta en la que se comprometió a cuidar a la hija de su "hermano y compadre" como si fuese suya, y en la que agradeció la colaboración de muchos compañeros para que su "socio" pudiese descansar en paz en Uruguay.

En el mensaje que publicó en la red social Twitter, además de dar las gracias "a la hinchada por el cariño y también por el respeto a la familia" y de reconocer también con palabras de afecto el apoyo del "Pato" Jorge Curbelo a la familia del "Morro" García en Mendoza, el "Mama" escribió:

"Quiero agradecer a todos los amigos y compañeros que llamaron para ponerse a disposición frente a esta terrible tragedia. Agradecer a Diego Scotti, que desde el día sábado, en representación de la MUFP, estuvo en contacto permanente hasta poder solucionar el traslado definitivo del cuerpo a nuestro país. Quiero agradecer al señor Luis Crisci Blanco que desde el día sábado hasta ahora estuvimos en contacto permanente para poder solucionar todos los temas operativos que hubo que solucionar. Quiero agradecer al grupo de amigos que ayudaron económicamente para solventar todos los gastos que sin saber cuánto había que poner todos dijeron que sí, sin dudarlo. Aparte de su preocupación constante de cómo se iba resolviendo todo, minuto a minuto", escribió Arismendi.

La lista que incluyó el "Mama" de agradecimiento la integraron: "Tabaré Viudez, Mauricio Pereira, Sebastián Coates, Diego Polenta, Maximiliano Calzada, Alexis Rolín, Gustavo Biscayzacú, Luis Crisci Blanco, Facundo Píriz, Matías Abero".

Finalmente, se despidió así: "Ema va a estar bien cuidada, a partir de hoy va a ser como una hija para mí. Amigo. Hermano. Compadre. Socio. En dónde estés, espero que estés bien, que estés feliz, que estés en paz. Te voy a extrañar. Hasta siempre".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados