FÚTBOL

No la embocan

Peñarol y Nacional buscan los goles afuera del país: repasá todos los delanteros extranjeros que contrataron los grandes en la última década.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
1

Los equipos grandes se aprontan para una temporada atípica. Tendrán un Campeonato Uruguayo Especial, a una sola rueda, y el desafío internacional de volver a ser protagonistas. Peñarol tendrá la Copa Sudamericana en este semestre y la Copa Libertadores en el próximo. Nacional, en tanto, podrá aprovechar la actividad local no solo para volver a ganar el título, sino para formar el plantel con vistas el certamen continental del siguiente año.

El aurinegro ya tiene seis altas confirmadas y el tricolor tres. Salvo por la apuesta que hace Peñarol por el paraguayo Gabriel Ávalos, hasta ahora han contratado a las figuras del último Uruguayo. Los dos ya sumaron delanteros de área (el mencionado Ávalos y Hugo Silveira), pero tanto entrenadores como dirigentes posan sus ojos en el exterior en busca de un número "9". Desde ambos bandos coinciden en que si bien en el mercado interno hay varios buenos proyectos, no hay un delantero con la categoría necesaria para hoy llegar, ponerse la camiseta y destacarse en el corto plazo como para hacer una diferencia.

Ahora, la pregunta es: ¿Cómo le ha ido a los grandes con los delanteros extranjeros? Tomemos como referencia la última década.

Peñarol.

Contrató 10 delanteros extranjeros (11 si contamos a Ávalos) y no todos tuvieron la misma suerte. En 2006, de la mano de Gregorio Pérez llegó Alejandro Delorte proveniente de Olimpo de Bahía Blanca. El argentino jugó un Apertura, que el aurinegro perdió en la última fecha ante Danubio y se marchó al fútbol italiano. Anotó cinco goles, uno de ellos en el triunfo ante Nacional por 4-1 (en la recordada tarde de los dos tantos del "Cacha" Arévalo Ríos) y salvó con aceptable su estadía en el club.

Un año después llegó Silvio Méndes. El brasileño, que cobraba como adicional US$ 250 por gol, jugó el Clausura (que Peñarol perdió en desempate ante la "Franja") en sustitución de Delorte y salvó también su actuación personal a pesar de no haber conseguido el título. Es recordado por su doblete clásico.

En 2008 apareció Leonardo Fabio Moreno. El colombiano llegó entre bombos y platillos junto a su compatriota Arnulfo Valentierra, pero apenas marcó un gol ante Miramar Misiones en un Apertura donde el equipo terminó en las últimas posiciones.

En 2009, por destrozo, llegó la oferta que más rédito le dio al club en este lapso de tiempo. Como una apuesta del presidente, el argentino Alejandro Martinuccio llegó sin hacer mucho ruido pero se terminó ganando el cariño de los hinchas. Fue determinante en el Uruguayo 2009/2010, que sirvió para cortar la racha de siete años sin títulos, y en la Libertadores 2011 donde Peñarol fue finalista.

A partir de allí, vinieron cuatro apuestas por jugadores de la vecina orilla, sumada a la del colombiano Cristian Mejía (2010), pero ninguno tuvo un protagonismo similar al del "Porteño": Jonathan López (2011), Nicolás Ramírez (2012), Mauro Fernández (2013) y Javier Toledo (2014). En 2015, por último, arribó el colombiano Miguel Ángel Murillo, que cumplió con creces. Marcó ocho goles en el Clausura, siendo el goleador del equipo en ese torneo, y terminó resultando determinante en la obtención del Uruguayo. Eso sí: le faltó jugar un buen clásico.

Nacional.

En la última década, para reforzar el ataque, el tricolor se ha apoyado mucho más en la cantera o en viejos conocidos que en futbolistas del extranjero. Al menos en esa posición de la cancha no se ha visto en la obligación de tener que ir a buscarlo afuera. De todos modos, hizo sus apuestas aunque estuvo lejos de obtener buenos resultados.

Juan Pablo Pereyra (2006), José Luis Garcés (2006), Derlis Florentín (2007), Marcos Mondaini (2009), Alejandro Barbaro (2015) y Léo Gamalho (2016) son los que llegaron de 2006 a esta parte, pero ninguno estuvo cerca de colmar las expectativas: se fueron sin pena ni gloria y terminaron siendo opciones dentro del plantel. No pudieron repetir las buenas experiencias que a fines del siglo anterior le habían dado el panameño Julio César Dely Valdés, el hondureño "Tyson" Núñez o mucho más atrás en el tiempo, Luis Artime.

Los grandes vuelven a buscar los goles afuera del país. En los últimos tiempos han tenido más malos resultados que buenos. Algunos llegaron como apuestas, otros con bastante nombre, pero ninguno ha sido garantía por encima de los futbolistas uruguayos o los del medio local o los que se encuentran en el propio club.

Colombia - Gol.

Llegó sobre el inicio de la actividad oficial. Hizo ocho goles en el Clausura y terminó siendo uno de los jugadores más regulares en el campeonato. Tiene casi todo acordado para ser transferido al fútbol de China.

Brasil - Ay...

Llegó luego de que Iván Alonso se marchó a River Plate argentino. Jugó 16 partidos entre Clausura y Copa y solo anotó dos goles: uno de penal ante Defensor y otro ante El Tanque. Lo expulsaron en dos oportunidades.

J.L. Garcés.

Movedizo, con mucha voluntad, pero irregular. Arrancó mostrando aspectos interesantes, como su velocidad, pero terminó siendo una alternativa dentro del equipo. El panameño siempre se destacó en su selección.

A. Delorte.

No brilló, es cierto, pero le dio resultados inmediatos a lo que necesitaba Peñarol en ese momento. El centrodelantero argentino cumplió con goles y fue titular indiscutido en su breve pasaje por la institución mirasol.

L.F. Moreno.

El colombiano llegó para ser titular y terminó siendo una de las últimas opciones. Lento y fuera de forma, estuvo lejos de mostrar en cancha los pergaminos con los que se había destacado en su país.

A. Barbaro.

Tras la salida de Carlos de Pena, lo fueron a buscar por su velocidad. Fue de más a menos y perdió terreno en la consideración del entrenador. Además, las lesiones le jugaron una mala pasada.

A. Martinuccio.

El "Porteño" terminó siendo de los jugadores preferidos por la hinchada. Se ganó la titularidad y no salió más del equipo. Además, acompañó sus buenas actuaciones con el Uruguayo 2009/2010.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)