EN EL CAPURRO

El negriazul dio el portazo

Liverpool tenía prácticamente asegurado el resultado ante El Tanque Sisley y terminó confirmando el 3-0 para que Rosario Martínez debutara con una victoria en el negriazul.

Foto: Francisco Flores.
Foto: Francisco Flores.

Y un día Liverpool volvió al triunfo, o al menos lo encaminó porque aún quedan 25 minutos luego de que Christian Ferreyra suspendiera el partido por tormenta eléctrica.

Fue el único encuentro que tuvo acción en la tarde dominical que presentó fuertes tormentas en todo el país. Y el diluvio también fue de goles para el conjunto negriazul. Un equipo de Liverpool que no llegaba bien a este encuentro y que hacía siete partidos que no ganaba.

Precisamente, el último rival al que había vencido era El Tanque Sisley al que superó por 2 a 0 el pasado 10 de junio. Esta vez el triunfo está prácticamente asegurado, aunque tendrá que ratificarlo mañana cuando se complete el partido.

Parece difícil que El Tanque Sisley pueda siquiera empatarlo, tanto por los pocos minutos que faltan, por la cantidad de goles que hay de diferencia y por lo que mostró el elenco del “Tola” Antúnez.

A pesar de que el partido comenzó parejo y que mediante Bruno Barreto y Ademar Martínez complicaron a Rodrigo Rodríguez, arquero negriazul, con el paso de los minutos el equipo de Belvedere se hizo dueño de la pelota y de las chances claras.

El encuentro, además de la lluvia, tenía otro agregado: el regreso de Rosario Martínez al fútbol uruguayo. Ahora como entrenador de Liverpool, pero en el Capurro que seguramente le trajo muchos recuerdos, el técnico hacía su debut y como se dice habitualmente, “técnico que debuta no pierde”. En el caso de Rosario no solo no perdió, sino que ganó y hasta gustó a pesar de que la cancha estaba pesada.

Justamente eso fue lo que mejor hizo Liverpool. Sabiendo de las condiciones del campo de juego no intentó tocar por el piso, a pesar de tener jugadores de buen pie como Martínez, Ramírez o Gallego. Este último fue clave y con una pelota al área, que peinó Federico Platero, le permitió a Diego Rodríguez poner la apertura a los 26’.

De una manera similar, pero ahora encontrando a Platero como goleador, Liverpool estiraba la ventaja a los 40’ y fue un golpe que El Tanque Sisley acusó bastante.

Como si eso fuera poco, en el inicio del segundo tiempo el “Colo” Ramírez puso el tercero que le bajó la persiana al partido. De la mano de Rosario, Liverpool volvió al triunfo, o lo encaminó. El partido parecía cerrado... y así fue. Los minutos finales jugados este martes no cambiaron el marcador y los tres puntos se fueron a Belvedere.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)