ARGENTINA

Elecciones: Amor Ameal, Pergolini y Riquelme al mando de Boca Juniors

La lista opositora se impuso por un amplio margen con la figura de Román, que asumirá como vicepresidente segundo, como uno de los protagonistas principales de la jornada.

Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, nuevo presidente y vice de Boca Juniors. Foto: La Nación / GDA.
Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, nuevo presidente y vice de Boca Juniors. Foto: La Nación / GDA.

Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini festejaron en la madrugada del lunes la consagración como próximo presidente y vice primero de Boca, luego de conseguir una tendencia irreversible en las elecciones del domingo. Votaron 38.363 socios y, escrutadas 140 mesas (98,1 por ciento) de las 143 habilitadas, sumaban el 52,8% (19.982 votos), más de 20 puntos por encima de la fórmula oficialista conformada por Christian Gribaudo y Juan Carlos Crespi (11.515, el 30,6%); la fórmula de José Beraldi y Rodolfo Royco Ferrari sumaba el 16,4% (6172 sufragios).

Ameal sacó importantes votos de diferencia en las mesas femeninas y en las de los socios activos, en las que duplicó y casi triplicó a Gribaudo, que buscaba reducir el margen en las mesas de los vitalicios y las del interior, pero consiguió mucho menos de lo esperado. Las mayores miradas se las llevó Juan Román Riquelme, principal impulsor de la lista opositora de Ameal. El ex10 se lanzó como vicepresidente segundo de Ameal.

Juan Román Riquelme ingresando a la zona de votación. Foto: La Nación / GDA.
Juan Román Riquelme ingresando a la zona de votación. Foto: La Nación / GDA.

Los socios protagonizaron una jornada histórica. Dijeron presente en la Bombonera y establecieron un nuevo récord de asistencia para unas elecciones de un club en la Argentina. Fueron 12.000 más que la marca anterior, también en poder de Boca (26.136 en 2015). Y más que la suma de votantes en los últimos comicios de River (18.857, Independiente (6485) y Racing (7411).

Los números cobraron amplio margen a medida que avanzaba la noche. La victoria de Ameal se explica por varios factores. Inicialmente invocaba el desencanto de la mayoría de los socios con la gestión deportiva de Daniel Angelici y el clima de fin de ciclo, que lo habían posicionado como una alternativa potable por sobre la de José Beraldi. Pero si su victoria era una posibilidad concreta hace un mes, el gran golpe de efecto fue la incorporación de Román.

Se criticó mucho la decisión oficialista de realizar los comicios en una fecha que no coincida con un partido de Boca de local. Pero el socio igual dijo presente. Además, a diferencia de otras épocas, el caudal de votantes fue tan grande que el hecho de organizar la votación con un partido en la Bombonera al mismo tiempo hubiera sido un caos.

Durante la tarde, desde el equipo de campaña de Ameal le reconocieron a La Nación que fue una jornada salpicada por pequeñas irregularidades que, según ellos, los perjudicó. "Cuatro micros con gente nuestra que quería venir a votar nunca llegaron porque les pincharon las ruedas en la ruta", acusaron. Y denunciaron: "Gente del oficialismo mezcló entre nuestras boletas habilitadas algunas de las que la Junta Electoral prohibió el viernes, para después impugnarla. Estuvieron en todo ese chiquitaje, y perdieron igual."

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados