TORNEO CLAUSURA

Eduardo Favaro en Racing: se iba a Japón, pero terminó en Sayago

La selección de rugby tuvo un hincha menos: el "Lolo" se iba al Mundial de Rugby a ver a su hijo Federico, cuando recibió el llamado cervecero.

Lolo
Primer día. Eduardo Favaro regresó a Racing y entrenó en doble horario en el Roberto. Foto: Fernando Ponzetto.

Eduardo Favaro llegó a su primer día como técnico de Racing con pocas horas de sueño encima. Es que a las dos de la mañana estaba frente al televisor para ver el debut de Los Teros en el Mundial de Rugby de Japón. El propio Favaro supo defender a la selección de rugby y hoy Federico, el segundo de sus seis hijos, está en tierra asiática con Los Teros.

“Fue impresionante el partido. Una emoción y un orgullo enorme, sobre todo de sentirme en cierta manera parte. Cuando fuimos a despedir a los chicos al aeropuerto había un grupo de padres que habíamos sido todos Teros y compañeros en la selección. Incluso nos sacamos una foto y todo”, contó el nuevo entrenador de los de Sayago.

“Había mucha esperanza y mucha confianza en ellos, pero lograron algo increíble, impensado para el rugby uruguayo. Te ponía la piel de gallina verlos”, contó el papá de Federico quien con una molestia en el tobillo quedó afuera del plantel. Pero como los partidos van a ser muy desgastantes ya tendrá la posibilidad de verlo en acción.

“Igual disfrutó como uno más. Están todos muy comprometidos. Vienen de un esfuerzo casi inhumano. Trajeron cinco preparadores físicos ingleses y los entrenamientos físicos eran matadores. Quedaban exhaustos y vomitaban. Se arrastraban después de cada entrenamiento, pero como vimos, valió la pena”, explicó sobre la preparación que realizaron Los Teros para el Mundial.

Favaro pensaba viajar a Japón para disfrutar del Mundial y acompañar a su hijo. Estaba con el tema de los pasajes y la visa americana y tenía previsto viajar la semana que viene, cuando llegó la oferta de Racing. “Estaba a punto de irme, pero ahora estamos acá. Mejor, me ahorro unos pesos porque estaba carísimo, je”, bromeó sobre el asunto el entrenador.

En su primer día en el Roberto, Favaro recorrió las instalaciones con el gerente deportivo del club, Darío Larrosa, y quedó impresionado con la concentración. Nada de eso existía en su anterior etapa en el club, en el 2007. “Impresionante los cambios que ha tenido este club. Lo sabía por amigos, como Darío Larrosa, a quien yo traje como jugador al club y hoy es el gerente. El crecimiento del club ha sido muy positivo”, reconoció.

En casa
En casa. El "Lolo" Favaro ya prepara al equipo para jugar el fin de semana frente a Fénix. Foto: Fernando Ponzetto. 

AGRADECIDO. “Volví un poco por agradecimiento. Yo estaba en las formativas de Wanderers en el 2007 cuando Raúl (Rodríguez) me llamó, me trajo e hicimos una campaña impresionante en la B. Teníamos un plantel con muchas limitaciones, traje un par de futbolistas que habían jugando conmigo, como Nito Puente y Darío Larrosa. Y después recorrimos varios equipos de Tercera División para reclutar jugadores. Aquella campaña fue inolvidable. Fue eso y las ganas de volver a trabajar en Uruguay tras cuatro años afuera”, explicó quien lo primero que hizo fue llamar a Alejandro Apud a quien tenía que sustituir.

“Uno siempre crece y va mejorando. El aprendizaje es constante en esta profesión y en cualquier otra. La formación es constante”, dijo sobre lo que le dejaron sus experiencias en el exterior. “Uno va cambiando algunas cosas si no le salieron bien y aprendiendo de los fracasos y también de los éxitos. Estar en otros países y conocer otras culturas es importante. Y hay buenos niveles en las plantillas y las competencia. Y uno se da cuenta la forma en que nos ven afuera. No pueden entender lo grandioso que es el fútbol uruguayo y la cantidad de jugadores y de entrenadores que salen de acá”, contó.

En su regreso al Roberto hubo doble horario. Es que no hay tiempo que perder. “Darío había entrenado el día anterior y había planificado un doble horario con muy buen criterio. Entrenamos pensando en el rival que vamos a enfrentar el fin de semana (Fénix) y con conceptos simples y prácticos que podemos inculcarle a los jugadores de acá al sábado. Encontré muy buena entrega y disposición de parte de los futbolistas. Hay buen plantel”, afirmó y reconoció al final, que no le importaba no haber dormido bien. “Venía durmiendo demasiadas siestas. Je”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)