TORNEO CLAUSURA

Eduardo Espinel tiene la receta para que Plaza Colonia gane en el Campeón del Siglo

El técnico ya había hecho historia con el equipo "pata blanca" al ganar el Clausura 2016 en el estadio de Peñarol y en su regreso repitió la receta.

Eduardo Espinel
Eduardo Espinel y sus indicaciones a Ezequías Redín. Foto: Estefanía Leal

Mayo de 2016. Plaza Colonia visitaba por primera vez el Estadio Campeón del Siglo. Una victoria frente a Peñarol lo consagraba como el mejor del Torneo Clausura. Y la logró. Fue 2-1 para que el equipo de Eduardo Espinel levantara la copa esa lluviosa noche.

Marzo de 2021. El “pata blanca” regresó al escenario mirasol, sin presiones ni obligaciones. Es más, la obligación era del equipo de Mauricio Larriera porque necesitaba ganar para seguir con vida en la lucha por el título. Pero la visita se hizo fuerte y se llevó un triunfo soñado para alejar al carbonero de la chance de ser campeón y también para sumar puntos de oro persiguiendo el objetivo de clasificarse a la Copa Sudamericana.

Los años pasaron y el resultado fue el mismo, aunque no el marcador. Eduardo Espinel regresó a Plaza Colonia en febrero de 2021 luego de aquella histórica campaña que lo llevó a la definición del Uruguayo para intentar que el equipo lograra la permanencia.

Luego de un inicio complicado en el Clausura, con dos puntos en nueve disputados, Matías Rosa dejó su cargo y de inmediato el club pensó en Espinel. El entrenador dio el sí y debutó con triunfo frente a Cerro en el Parque Prandi de Colonia, un reducto en el que el equipo comenzó a hacerse fuerte para lograr el objetivo: mantener la categoría.

Con Espinel al mando, el “pata blanca” había jugado nueve encuentros antes de visitar a Peñarol anoche con un saldo de cinco triunfos, dos empates y dos derrotas, pero con la meta cumplida porque Plaza Colonia se olvidó de la zona del descenso y logró asegurar la permanencia.

Y como suele pasar, un objetivo lleva a otro. El equipo coloniense se salvó del descenso y de inmediato se encontró en una posición bastante privilegiada en la Tabla Anual como para poder ilusionarse con la clasificación a la Copa Sudamericana. Se venía Peñarol. Se venía otra visita al Campeón del Siglo, donde Plaza Colonia, después de aquel épico triunfo de mayo de 2016, no había podido rescatar ni siquiera un punto porque perdió en todas sus presentaciones.

Y la historia está para escribirse. De eso ya no queda ninguna duda porque Plaza lo hizo de nuevo.

“Cada partido es una chance de escribir nuestra propia historia”, dijo el técnico “pata blanca” en charla con Ovación en la previa al encuentro frente al carbonero, avisando también que su equipo tenía el objetivo de ir al Campeón del Siglo a ser protagonista y a pegar en los momentos justos. Y así fue.

Luego de un comienzo en el que la visita salió a proponer, Peñarol se puso en ventaja pero los colonienses nunca se fueron del partido, sino todo lo contrario.

Primero Plaza Colonia aprovechó un error defensivo mirasol y lo empató. Luego, viendo lo que había pasado en la primera parte con las pelotas quietas sobre el área carbonera, aumentó tras un córner y Diogo De Oliveira le puso la frutilla a la torta con un golazo después de robar una pelota en la mitad de la cancha.

Dos líneas de cuatro juntas y sin dejar espacios. Delanteros que obligaron permanentemente a la zaga de Peñarol a jugar en largo sin tener posesión y sobre todo mucha efectividad. Esas fueron las claves de Plaza, pero más allá de eso, hay algo que quedó claro: Eduardo Espinel tiene la receta para hacer historia en el Estadio Campeón del Siglo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados