DEFENSOR SPORTING

Eduardo Arsuaga está muy dolorido

El histórico expresidente analiza la difícil situación que se vive en  Defensor Sporting; "tras la consultoría se habla de cosas muy graves como falsificación de firmas y sueldos que se pagaban en negro", dijo

Andy
Eduardo Arsuaga con Andrés Fleurquin a quien siempre quiso ver como presidente del club. Hoy el excapitan es el vice. 

Eduardo Arsuaga, el histórico presidente de Defensor Sporting, vive con dolor y con expectativa los difíciles tiempos que atraviesa la institución.

Arsuaga, que estuvo al frente del club del Parque Rodó entre 1987 y 2001, sigue siendo fuente constante de consulta para los violetas. Es más, él mismo se sorprendió de la cantidad de socios que lo llamaron antes de las elecciones que se llevaron a cabo el 30 de marzo para preguntarle qué debían votar.

No niega que también se sorprendió con la aplastante victoria de la lista 5, encabezada por Ney Castillo y Andrés Fleurquin. Justamente, el exvolante y capitán del club es la gran apuesta de Arsuaga, quien asegura que tiene todo para ser un gran dirigente y que los nuevos directivos están trabajando muy bien.

Aunque hoy tras la consultoría que trabajó en el club se haya realizado una denuncia en la Fiscalía, algo de lo que Arsuaga no estaba convencido de que se debía realizar, porque -según dijo- era exponer al club, que hasta ese momento era considerado casi modelo. “Aunque no denunciar si se tienen las pruebas también es un delito. Eso les advirtió la consultoría”, explicó Arsuaga, quien se refirió a lo que más le duele: las acusaciones que penden sobre el exgerente del club, Richard Marchelli.

PODER. “La culpa era de los dirigentes que le daban todo el poder al gerente. A Richard lo nombré yo y era muy buen gerente. Es de las cosas que más me duelen. Espero el resultado de la justicia, pero la sola posibilidad es lo que me duele. A Richard lo fueron arrastrando, le fueron dando todo el poder, porque ninguno trabajaba. Yo por Jablonka pongo las manos en el fuego, por Richard lamentablemente creo que ya no puedo. El club está cada vez peor económicamente y el gerente está cada vez mejor económicamente. Claro, la Justicia, que es la que puede pedir el movimiento de sus cuentas, va a decidir”, dijo un muy dolorido Arsuaga.

“Incluso tras la consultoría se habla de cosas muy graves como falsificación de firmas y sueldos que se pagaban en negro, como el del gerente”.

Y contó algunos de los casos que más le sorprendieron. Como el de un prestamista que supuestamente le cobraba a Defensor Sporting un 3% mensual de intereses en dólares. “¡Una cosa increíble! ¡Era una usura brutal! Y sin embargo, esa misma persona le aseguró a los nuevos directivos que no cobraba el 3% sino el 2%. Y ahora, aceptó cobrarle a esta nueva directiva un 1%”, afirmó quien ya había sido advertido de lo que sucedía en el club que tanto ama y por cuya unidad tanto luchó siempre.

DEFENSA. “Los dirigentes se ocupaban muy poco y a mí ya me habían dicho que en el club pasaban cosas raras y yo no lo quería creer. Y hacía una defensa cerrada. Me siento un poco traicionado. No quise hablar con Richard, me daba hasta vergüenza. Él tampoco me llamó. Uno lo seguía queriendo, es más, todavía lo sigo queriendo. Durante muchas de esas noches me despertaba y no podía volver a dormirme”, admitió el hombre cuyo nombre lleva el Complejo Deportivo de Juveniles de los violetas.

Es más, Arsuaga tenía tantas dudas que lo hicieron hablar con un abogado, uno de los principales del país, que le mostró muchas cosas y no tuvo más remedio que creer lo que estaba pasando en el club.

“Yo pongo las manos en el fuego por Jablonka, pero eso no quiere decir que no haya cometido errores. Y los presidentes anteriores también, si ni iban al club. Los otros ni trabajaban. Iban el día de la reunión de directiva y nada más. No estaban ni enterados de las cosas que pasaban en el club. Yo iba de mañana y de tarde. Y es así como uno está al tanto de las cosas, de lo que pasa en el club. Y me preocupaba por las cosas”, aseguró y puso un ejemplo.

COBRANZAS. “Recuerdo una tarde en que estaba mirando las cobranzas y le pregunté a Richard, y él a la chica que se ocupaba de los socios, si había bajado el número de asociados. Y ella me dijo que al contrario, que habían aumentado. Entonces me di cuenta que el cobrador (porque en esa época había cobrador) nos estaba robando. Hice la denuncia penal por lo del cobrador, a quien procesaron sin prisión. Llamamos al contador rentado, quien a consecuencia de eso renunció”.

Ahora hay que esperar lo que decida la justicia, pero seguramente va a ser después de la feria. “Y depende que al juez o el fiscal les interese el asunto. Y si le meten a fondo el bisturí, vendría bien por el tema de los contratistas. Con lo de los juveniles es brutal, los clubes así no pueden vivir”, se lamentó.

ausencia

Dejó de ir a ver al equipo por la defensa

Muchas veces en los clubes los buenos resultados deportivos hacen que todo lo demás quede de lado, pero Arsuaga no se hace muchas ilusiones días antes del comienzo del Torneo Apertura. “No creo que haya muchos cambios. Veremos... Ahora trajeron un 9 (Mariano Pavone) que tiene años, pero que en Argentina fue de primera línea. El problema de Defensor Sporting -y por eso dejé de ir a ver al equipo- es la defensa. Los centrales son muy lentos. Y además, se han ido una cantidad de jugadores jóvenes. Un día le dije a Jablonka hace meses, una de las pocas veces en que me llamó, por qué no hablaba con Palma, que a él en Liverpool no se le iban los juveniles así”, contó Arsuaga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)