ENTREVISTA 

Eduardo Ache: "Defender a Nacional no es ir de vivo"

El dirigente está orgulloso de ser "partícipe de un proceso que cambió la cultura y la historia del club" y se saca el sombrero con José Decurnex. 

Eduardo Ache

Se "saca el sombrero" por el presidente José Decurnex, defiende la continuidad de su liderazgo por cinco años más y está convencido que el cambio en la historia del club llegó a partir del momento que se entendió que había que forjar una unión institucional y dejar de lado los egos. Eduardo Ache asegura que "nunca" ganó un campeonato "de vivo" y que asumir la defensa de "Nacional no es ir de vivo". En su diálogo con Ovación, el dirigente que se enorgullece de haber sido "partícipe de un proceso que cambió la cultura y la historia del club", espera que no se repitan los años de enfrentamientos internos y que se haya aprendido qué fue lo que se hizo para ganar 12 campeonatos en 22 años.

—¿Nacional salió campeón uruguayo por el trabajo de la dirigencia?
—(Piensa) Cuando un equipo gana es por todos y cuando se pierde también. Cuando empezó el año y sobre todo por el comienzo, era imposible soñar con ganar el campeonato, pero se logró por el esfuerzo colectivo. Por eso este ha sido uno de los campeonatos que más he disfrutado y he valorado. Nacional para ganar este año usó toda la experiencia de 20 años a todo nivel, desde presidente, directivos, delegados, cuerpo técnico, jugadores. Todos sus actores aportaron para lograr el objetivo que era ganar. Nadie bajó los brazos cuando hubo múltiples oportunidades para decir ‘esto está perdido’. No fue casualidad lo que se consiguió, como no es casualidad haber ganado doce campeonatos en 22 años.

"Este ha sido uno de los campeonatos que más he disfrutado y he valorado. Nacional para ganar este año usó toda la experiencia de 20 años a todo nivel".

Candidatos.  Eduardo Ache, Daniel Turcatti y José Luis Rodríguez se encontraron afuera del Parque, hablaron y salió la foto.
Eduardo AcheDirigente de Nacional

—Un logro de enorme trascendencia.
—Sí, lo es. Me gusta contextualizar, sobre todo para usar las experiencias hacia adelante, porque acá el objetivo es cómo hacemos para seguir ganando. Si miramos para atrás vemos que desde 1973, cuando se cortó la posibilidad de lograr el quinquenio, a 1997, Nacional ganó cuatro campeonatos en un cuarto de siglo. Después vino este mojón desde 1998, cuando asumió Dante Iocco con su lista cuyo lema era Generaciones para Ganar.

Eduardo Ache y Dante Iocco festejando un aniversario de Nacional
Eduardo Ache y Dante Iocco celebrando un aniversario de Nacional. Foto: El País.

—¿Un cambio en la historia?
—Sí, por eso para entender a las instituciones hay que conocer su historia. Hay que comprender por qué sucedieron las cosas. En Nacional la pregunta que nos tenemos que hacer es qué pasó que en 22 años ganamos doce y que en los anteriores 25 habíamos ganado nada más que cuatro. Si logramos responder esto, podremos extrapolar hacia adelante e intentar ganar otra década. Y esto tampoco es menor, porque la última vez que Nacional había ganado dos décadas consecutivas fue hace 90 años. Por eso este contexto valoriza lo conseguido por el club.

—Pero, ¿cuál fue el papel de la dirigencia? ¿Ganó en todas las canchas?
—Todos tenemos que jugar en el papel que nos toca jugar. Estos doce campeonatos que remarco se ganaron en 22 años Nacional lo hizo con seis presidentes: en el ’98 estuvo Iocco, después estuvimos seis años nosotros con (Víctor) Della Valle, (Ricardo) Alarcón, (José Luis) Rodríguez y hoy está (José) Decurnex. Nacional pudo conseguir esto bajo seis presidentes diferentes, lo que muestra el peso institucional.

"Lo que debe quedar como enseñanza es recordar por qué estamos festejando y recordar que cosas son las que debemos cuidar hacia el futuro".

Eduardo Ache en el Congreso de Clubes de la AUF. Foto: Gerardo Pérez
Eduardo AcheDirigente de Nacional

—Cambio la pregunta, ¿qué cambió en la dirigencia de Nacional para lograr este éxito?
—Aprendimos de los errores del pasado. Nacional tuvo continuidad en su conducción, y casi siempre los trapos sucios se lavaron en casa. En las instituciones se precisa la necesaria alternancia, pero también tiene que haber una necesaria continuidad en los dirigentes. En todos estos años, en la conducción del club hubo una columna. Dirigentes con muchos años en diferentes directivas y en distintos roles. Puedo nombrar por ejemplo a (Ricardo) Alarcón, Víctor (Della Valle), (Hernán) Navascués, Morgan (Martínez), (Alejandro) Balbi, (José) López Rubio, (Raúl) Giuria, mi hermano (Juan), (José) Fuentes, (Pablo) Durán, (Guillermo) Pena, (Claudio) Puig y seguro estoy siendo injusto con muchos. Nacional logró una necesaria renovación, pero con una continuidad, porque no hay ninguna empresa que cada tres años cambie a la dirección y saque a toda la administración por una nueva.
Durante mucho tiempo el secreto de nuestro tradicional rival fue el de ser liderado en 50 años por cuatro presidentes (Cataldi, Guelfi, Lecueder y Damiani). Mientras pasaba eso, Nacional era un fratricidio y vivíamos a los bandazos. Hoy estamos contentos, pero si se hubiese perdido este campeonato, Peñarol nos ganaba cuatro de los últimos cinco y la década que finalizó este año; y no es casualidad que en los últimos cinco años parte de la armonía y legado que se construyó en Nacional desde el 98 se había empezado a perder por egos y enfrentamientos internos. Así que lo debe quedar como enseñanza es recordar por qué estamos festejando y recordar que cosas son las que debemos cuidar hacia el futuro.

Nacional festejando la obtención del Uruguayo en 1998
Nacional festejando la obtención del Uruguayo en 1998. Foto: El País.

—¿Cuántos títulos ganó Ache?
—No, Ache, no. Ganó Nacional. Del 98 a la fecha Nacional ganó 12 y mi orgullo es que como presidente, como suplente, como delegado o como lo que sea he participado, he estado sin interrupciones, en la vida del club desde el 98. He ganado y he perdido, pero Nacional no es su presidente. Esto no es un tema de Ache, Dante Iocco o Decurnex o Alarcón, acá hay que entender cuáles son los fundamentos básicos por los cuales se puede ganar o perder. Hoy el desafío es mantener esto y ser conscientes que este fue un campeonato muy difícil y en el que menos chances se nos entregaba, por lo que tiene un enorme valor y dejó un gran mensaje para el futuro.
—Pero mi pregunta tenía trampa, cuántos títulos ganó Ache era referido a las gestiones políticas que pudo hacer. ¿Tuvo algún papel preponderante en cierto campeonato?
—(Piensa). Parte de eso es pura mitología griega. Además, si alguien algún día hizo algo no lo va a decir. Igualmente, acá no hay que priorizar lo individual, hay que priorizar lo institucional. Ningún club gana dos décadas por un esfuerzo individual. ¡Ninguno! Mi orgullo es que fui partícipe de un proceso que cambió la cultura y la historia del club.

"Ningún club gana dos décadas por un esfuerzo individual. ¡Ninguno! Mi orgullo es que fui partícipe de un proceso que cambió la cultura y la historia del club".

Eduardo Ache. Foto: Marcelo Bonjour
Eduardo AcheDirigente de Nacional

—¿Cómo se gestó esa unidad? ¿Cómo se convenció del cambio?
—Es obra de todos. Primero con gestos, con ejemplos. A todos nos toca convivir con gente con la que tenemos más o menos simpatía y creo que es parte del legado que no hay lugar para el ego en una institución como Nacional. Muchas veces hay que tratar como señores a personas que a nivel individual ni siquiera la saludarías. Es duro a veces tener que convivir con gente que te agravió, que te insultó, pero Nacional es mucho más importante que cualquier persona. Y esto se construye todos los días.

—¿Esta directiva trabajó unida?
—Sin dudas. Hubiese sido imposible ganar este campeonato si no hubiese sido por la unión de la directiva. Imposible. Y rescato la actitud de (Raúl) Giuria, la de (Pablo) Durán, la de (José) Fuentes. A lo largo de este año hubo momentos en los que si se hubiese utilizado los viejos métodos del club este campeonato no se ganaba.

"José (Decurnex) tiene un gran bagaje empresarial y tiene vestuario. Nacional tiene la suerte y el privilegio de tener a una persona de lujo y una directiva de lujo".

Candidatos.  Eduardo Ache, Daniel Turcatti y José Luis Rodríguez se encontraron afuera del Parque, hablaron y salió la foto.
Eduardo AcheDirigente de Nacional

—¿Cómo es José Decurnex como presidente?
—Pasó ya un año de gestión, que confirma con creces lo que se esperaba de él. Muchos estábamos convencidos que era la persona justa en el momento justo. Como decíamos antes, Nacional debe tener una continuidad y lo que pasó este año consolida la transición a nivel de dirigentes con cinco años de gestión para adelante. Nacional debe asegurarse continuidad. José tiene un gran bagaje empresarial y tiene vestuario. Los dos pasamos por Nacional Universitario con un dirigente de excepción como Rafael Anavitarte. El vestuario te enseña a convivir, y no es mucha la gente que tiene ganas, que tiene su experiencia personal y que a su vez está dispuesto a liderar, soportar y aguantar. No es fácil que se dé esta combinación y Nacional tiene la suerte y el privilegio de tener a una persona de lujo y una directiva de lujo. Pero será la masa societaria del club quien lo evaluará en dos años. Ahora es tiempo de gestión. Y de todas sus facetas, incluso te he escuchado y leído, las críticas realizadas por algún cambio, yo creo que es una virtud. Saber poner marcha atrás, saber corregir a tiempo, saber escuchar, es una de las grandes virtudes de los líderes. Hay que tener claro a dónde querés ir, pero si en algún momento tomaste una decisión que debe ser corregida, cambiá el rumbo y bienvenido sea.

—Pero su estilo es muy diferente al de Decurnex.
—Y por suerte. La riqueza de Nacional es esa. Nacional empezó este año con una cierta concepción deportiva, dirigencial, pero como pasa en todo, en la mezcla está la riqueza. Nacional no es solo el estilo moderno. Para ganar precisás estar atento en todos los frentes y mucha gente en la historia de Nacional minimizó esas cosas y hasta despreció esas cosas. Tú precisas quien te administre un club, pero también gente que defienda al club. Por eso cuando se critica que empezó con Eduardo Domínguez y terminó con Álvaro Gutiérrez yo lo tomo como una virtud. Nacional tuvo la riqueza de tener un presidente con su convicción pero que no le tembló el pulso para hacer correcciones a tiempo. Y por eso se ganó.

"Estoy sumamente conforme, como socio, con la conducción del club y eso no significa que coincida en todo".

Eduardo Ache en el Congreso de Clubes de la AUF. Foto: Gerardo Pérez
Eduardo AcheDirigente de Nacional

—¿Con Ache presidente se iba Gutiérrez?
—Ache no es presidente. En el club, las decisiones las toma el presidente con la directiva, y el resto tenemos que acompañar. Es parte del cambio cultural de los últimos años. Estoy sumamente conforme, como socio, con la conducción del club y eso no significa que coincida en todo. En la gran mayoría de todas las decisiones del club estoy totalmente de acuerdo y, además, el tema del entrenador es exclusivo del presidente. Al que le pasan la factura es al presidente, así que el técnico tiene que responder a la confianza del presidente. Entre ellos tomaron una decisión, sabiamente, y los demás acompañamos.

"No entré a la AUF y ganamos. Lo he dicho siempre, no importa desde el lugar que me toque, no preciso estar en un lugar específico para defender a Nacional".

eduardo ache
Eduardo Achedirigente de Nacional

—Hay elogios o flores para el presidente, para toda la dirigencia, pero no logró que lo eligieran como representante de Nacional en la AUF.
—No son flores, es reconocimiento y es justicia darle a cada uno lo que se merece. Y no entré a la AUF y ganamos.
—¿Pero no quedó dolido?
—Lo he dicho siempre, no importa desde el lugar que me toque, no preciso estar en un lugar específico para defender a Nacional. Lo que había hablado con el presidente era que me permitiese encargarme del club social y ahora está todo pronto para largar este año. Ese es mi gran objetivo porque entiendo que es uno de los temas medulares de Nacional para los próximos diez años. Y en el otro tema cada uno participa a su estilo y a su forma, nunca dejé de actuar por el club.

—¿Debe volver Nacional a la AUF?
—Es un tema institucional y lo maneja el presidente y la directiva. El tema de fondo era que había cosas que debían cambiar. Nacional lo único que pretendió siempre son las garantías, igualdad de condiciones, ganar y perder dentro de la cancha.
—¿Ache es el vivo del barrio?
—Eso es un error. Hemos ganado y perdido. Defender a Nacional no es ir de vivo, nunca ganamos de vivo. No se ganan doce años por suerte o de vivo. Nacional tiene que ser respetado en todo el sentido de la palabra. Lo que deben saber es que con Nacional no se juega. Creo que el mensaje que quedó claro es ese. Nunca me vieron responder un agravio personal, pero no toquen a Nacional y creo que esto es la prueba de fuego que superó esta directiva. Me sacó el sombrero con el presidente y cada uno con su estilo.

Los 9 juveniles de Nacional ascendidos al primer equipo junto a "Cacho" Blanco y Víctor Espárrago
Los 9 juveniles de Nacional ascendidos al primer equipo junto a "Cacho" Blanco y Víctor Espárrago

—¿Con la cantera se ganan campeonatos?
—Es claro que hoy si no estás físicamente apto para jugar es imposible jugar al fútbol moderno, pero se precisa experiencia para los momentos culminantes. Ahí precisás la columna vertebral con experiencia. Un claro ejemplo es el Rafa García. En los partidos difíciles siempre jugó bien y de repente viene algún técnico del estilo de Guardiola y dice a este no lo quiero, pero cuando las papas queman dámelo. La vida y el fútbol es una mezcla de aptitud física, de calidad técnica y precisas gente probada, con experiencia. Eso sí, este es un año donde debemos consolidar toda la transformación, la gente tiene que ser consciente de cuál es la situación del club y no hay espacio para inventos o utopías. Si los juveniles no se muestran no se pueden vender.

"Nacional no está rematando a sus jugadores y ese uno de los grandes activos que tiene esta directiva y el presidente. Para malvender no vende".

Ache y Damiani
Eduardo AcheDirigente de Nacional

—Y… ¿por qué no se venden?
—Hoy Nacional no está rematando a sus jugadores y ese uno de los grandes activos que tiene esta directiva y el presidente. Para malvender no vende. Antes terminábamos perdiendo a algún jugador porque precisábamos caja, hoy achicando el presupuesto, fortaleciendo al club va a permitir vender mejor.

Álvaro Gutiérrez es saludado por Álvaro Pereira y Luis Mejía. Foto: Francisco Flores
Álvaro Gutiérrez es saludado por Álvaro Pereira y Luis Mejía. Foto: Francisco Flores

—¿Munúa o Gutiérrez?
—Los dos. No podemos endiosar a uno y matar al otro. Hay un momento para cada uno. El gran desafío que tiene el fútbol uruguayo es que lo que precisás para competir a nivel internacional no es el tipo de fútbol que precisás para ganar a nivel interno. Cómo hacés para encontrar ese equilibrio, bueno, ahora lo tendrá que encontrar Munúa. En este campeonato nos jugábamos mucho y estuvo la persona adecuada en el momento justo.

"En este campeonato nos jugábamos mucho y estuvo la persona adecuada (Álvaro Gutiérrez) en el momento justo".

Ache. Llegó, saludó y luego se dirigió rápidamente a votar en la mesa 5.
Eduardo AcheDirigente de Nacional

—Está en Nacional desde el año 1998, ¿seguirá participando de las elecciones del club? ¿Está cansado de ser dirigente?
—Hay que saber ocupar el lugar que corresponde. Si entendimos que precisábamos una dirigencia del perfil que tiene José (Decurnex) y hoy se ha demostrado que tenemos un presidente y una directiva de lujo, yo cambiaría poquita cosa…
—No, no me refiero a presentarse como candidato a presidente. ¿Quiere seguir vinculado a Nacional?
—Algún Ache va a estar vinculado siempre a Nacional. Mi sueño es dentro de 10 años recibir mi medalla de socio de 75 años pagando en el club social de Nacional. Ahí es donde me veo y donde creo que puedo serle más útil al club y después que se encamine disfrutar los nietos.

—¿Está cerca de realizarse el proyecto de la sede?
—Sí, está todo pronto para largar. Y lo importante es que es entre todos, sin ponerle nombre propio a las cosas. Esto es un proyecto de Nacional.
—¿Esa es la gran meta?
—La social sí, la institucional y patrimonial es consolidar y equilibrar el funcionamiento del club, cumplir además con los palquistas que nos adelantaron dinero y terminar el Parque Central. La deportiva a nivel local es tratar de ganar la tercera década consecutiva que empieza este año. Y a nivel internacional, la frutilla de la torta, el gran debe hasta ahora, otra copa internacional.
—Recientemente falleció Carlos Suero, quien estuviese ligado a Nacional por 50 años.
—Carlos fue una institución dentro de una institución. Fue tres veces campeón del mundo con Nacional y eso habla por sí solo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)