defensor sporting

Eduardo Acevedo pasó raya

"Dirigir a Defensor fue una cosa maravillosa, pero me la jugué: quiero seguir persiguiendo sueños”, dijo el técnico tras su salida

familia
Faro. Eduardo Acevedo junto al símbolo de Defensor Sporting. Foto: Marcelo Bonjour.

Tras estar al frente de Defensor Sporting -el club que lo formó- durante dos años y diez meses, Eduardo Acevedo decidió dar un paso al costado. Su contrato termina el 31 de diciembre y tiene el apoyo del presidente Daniel Jablonka para continuar. Sin embargo, no quería dejar a los violetas a medio camino. El año pasado, cuando estaban a punto de comenzar la Copa Libertadores, tuvo posibilidades de irse y no lo hizo precisamente por su compromiso con la institución.

“Estuve pensando mucho. El año pasado rechacé ofertas y aunque perdí plata, no me arrepiento porque yo a Defensor nunca lo voy a dejar tirado. Ahora hay muchos rumores o insinuaciones de que me puede salir algo de afuera y quiero estar tranquilo. No quiero irme faltando tres días para empezar la Libertadores o en medio del campeonato. No quiero dejar al club en medio del río. No quiero defraudarlo. Lo analicé mucho y llegué a la conclusión de que necesitaba la tranquilidad mental o la libertad de decidir. Tenía que tener las manos libres para no perjudicar al club”, explicó Acevedo, quien ayer emprendió un viaje a Nueva York junto a su esposa Marisa.

“Me la jugué, quiero seguir persiguiendo sueños. Si no me sale nada, bueno... descansaré. Pero no podía estar pendiente constantemente de no fallarle a Defensor”, agregó el entrenador. Es que el club del Parque Rodó no es cualquiera para Acevedo.



LA DEUDA.
“Dirigir a Defensor fue una cosa maravillosa. Me costó mucho volver al club y siempre pensaba por qué no se me daba, aunque sabía que había muy buenos técnicos en la institución. Capaz que era más que nada un tema de ego: lo quería dirigir yo. Y no pasar inadvertido en Defensor era un reto para mí. Quería dejar algo. Para mí era una deuda por todo lo que me dio el club: en mi formación; en el haber conocido al profesor De León, que él me haya hecho debutar y que me haya enseñado tanto; y que me haya puesto en la cabeza que tenía que ser técnico. Y tener la grifa Defensor, que para mí es muy importante”, reconoció Acevedo, quien llegó al club en febrero de 2016 para sustituir a Tejera. “Juan es una persona que valoro y quiero mucho. Le tocó una época de transición, con muchos jugadores que se fueron. No era fácil. Luego me tocó a mí. Creo que el equipo tuvo siempre ese carácter, esa rebeldía que lo caracteriza. Estos años hemos peleado casi todos los campeonatos, salimos campeones y clasificamos a las copas. Eso me va a quedar, así como los 29 partidos que sumamos sin perder. El equipo entraba a la cancha y sabíamos que no iba a perder. Y la otra satisfacción: la de todos los muchachos que se fueron para mejorar. Eso que es malo para un técnico, pero también bueno. Creo que se fueron 14 en total y también el haber hecho debutar a pibes muy jovencitos. Verles la personalidad, porque en Defensor todos juegan bien. Había que ver si tenían el carácter para desenvolverse en Primera. Otra de las satisfacciones fue haber elegido una columna vertebral espectacular, que ayudó mucho en el debut de los pibes”.

El viernes Acevedo dirigió su última práctica. Y no le fue fácil. “Las despedidas son embromadas, ya en los días previos me sentía muy raro. Tuve conversaciones privadas con los mayores, de mucha emoción, y los pibes se fueron acercando también buscando expresar su gratitud. Fue muy emotivo con todos. Quedarán siempre en mi corazón”.

"Coto" correa

"Hizo cosas maravillosas, ¡se lo va a extrañar!"

“A Eduardo sólo tenemos que agradecerle por todo lo que ha hecho, por uno y por todo el plantel. Y se lo hicimos saber en los últimos días”, dijo Nicolás Correa, uno de los integrantes de la columna vertebral que Acevedo consideraba fundamental en su equipo. “Nos inculcó valores, respeto, trabajo. Y el encariñarse con el club, el tener sentido de pertenencia. Apostar siempre a ganador y que Defensor siempre esté peleando cosas importantes: los títulos o las clasificaciones a las copas. Y el potenciar a los juveniles, para que sean alguien y tengan un futuro y una proyección. Pero cuidándolos siempre, sin quemarlos; que cada uno tenga su momento para debutar y afirmarse en Primera. Siempre fue de frente e hizo cosas maravillosas en Defensor. ¡Se lo va a extrañar!”, añadió el “Coto”.

coto
Referente. Nicolás Correa lamenta la salida de Acevedo. Foto: archivo El País. 
sustituto

El "Polilla" tiene el número uno

Los directivos violetas aún no han decidido quién será el sustituto de Eduardo Acevedo, pero todos en el club saben que el “Polilla” Jorge Da Silva es el candidato número uno.
Da Silva se crio en Defensor, el único club al que defendió como futbolista en Uruguay. Allí colgó los botines y también inició su carrera de entrenador en juveniles. Más tarde dirigió al primer equipo y lo sacó Campeón Uruguayo en la temporada 2007-2008.
Además, en este momento está sin trabajo y en Montevideo. Lleva cinco meses sin dirigir; su último equipo fue América de Cali.
“Estoy identificado con Defensor. Y el cariño de su gente es inolvidable para mí”, le dijo Da Silva hace unos días a Ovación.
Los dirigentes violetas aún no se han comunicado con él, pero seguramente lo harán en las próximas horas. La idea es definir al DT cuanto antes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)