URUGUAYO ESPECIAL

Duro de liquidar

Nacional empezó ganando 2-0 con golazos del "Colo" Romero, pero Defensor Sporting reaccionó, empató al término del primer tiempo (Olivera y Gómez) y Zunino le dio la victoria. El tricolor sigue arriba junto a Danubio, pero perdió el partido y la chance de quedar solo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nacional

Parece mentira que Nacional haya perdido el partido que perdió. Nadie podía imaginarse a los 20 minutos que los tres puntos se los llevaría Defensor Sporting y dejaría al tricolor más preocupaciones que certezas de cara al clásico del próximo domingo.

Para empezar, el hincha tricolor debe mirar el vaso medio lleno. Esto es que Nacional sigue líder del Uruguayo Especial y dependiendo de sí mismo, porque si gana todo de aquí al final (eventuales finales con Danubio incluidas) será campeón. También los momentos de buen juego que tuvo el equipo, sobre todo durante la primera hora, durante la cual tuvo el dominio de la pelota y del campo que, además, tradujo en goles o, mejor dicho, golazos.

El “Colo” Romero, en su partido 100, confirmó sus dotes de volante moderno, de esos que vemos por la TV y juegan en Europa, porque a su trajinar en el medio le agregó ayer dos zapatazos tremendos por potencia y precisión: un derechazo de volea y desde unos 25 metros para el 1-0 y otro en posición sesgada para el 2-0. Iban solo 19 minutos y los puntos se encaminaban hacia el Parque Central.

Más tranquilidad no podía tener el equipo de Martín Lasarte, porque además la línea de tres de Defensor Sporting no daba sensación de poder frenar a los delanteros rivales. Sin embargo, todo cambió en pocos minutos.

Algo que se le debe resaltar a Eduardo Acevedo, técnico violeta, fue su convicción. No tocó nada en el equipo y confió que, a la larga, sus hombres iban a encontrarle la vuelta al partido. Lo más fácil hubiera sido meter mano, parar dos líneas de cuatro y evitar una goleada. Pero no, Defensor siguió con su 3-4-2-1 y empezó a sacar la cabeza. Y ahí empezó a verse el vaso medio vacío de Nacional.

La defensa ajustó las marcas y terminó absorbiendo a Hugo Silveira; Zunino y Suárez contuvieron a Fernández y Ramírez primero y luego comenzaron a soltarse, en tanto Cabrera y “Nico” Olivera comenzaron a juntarse para poner a “Maxi” Gómez en juego. Así, con paciencia, Defensor salió del asedio, descontó a través de su capitán y empató Gómez con otro gran gol en los descuentos del primer tiempo. A esa altura ya Defensor era un equipo y había crecido anímicamente.

El inicio del segundo tiempo tuvo un ritmo infernal, mayor aún al del cierre de la primera mitad. Defensor, mejor ensamblado en lo colectivo, comenzó a hacer estragos en la parte derecha de la defensa tricolor.
Cargó sobre Otalvaro y allí encontró los espacios que buscaba. Luego de que su arquero Reyes salvara dos goles (ante cabezazos de Fernández y Silveira), apareció Zunino, de sobresaliente partido, para marcar el 3-2 inesperado pero merecido para el violeta.

Nacional se fue puntero, pero derrotado y sin poder hacer la diferencia que Danubio le había habilitado hacer con su derrota más temprano.
Sin embargo, lo que más debe preocupar al hincha y al técnico Lasarte antes del clásico son dos cosas: la fragilidad anímica que mostró el equipo luego que le empataron y la inconsistencia defensiva.

Zunino la rompió y se fue como héroe

“Tuvimos la rebeldía para dar vuelta el marcador y llevarnos los tres puntos, que los precisábamos para seguir con chance de alcanzar nuestro objetivo, que es llegar a la Copa Sudamericana, ya que nuestros rivales directos habían ganado un rato antes”. Matías Zunino explicó en pocas palabras el motor que empujó a Defensor Sporting y la clave del triunfo sobre Nacional.

Jugó como carrilero por derecha, controló los intentos atacantes de Kevin Ramírez (a quien prácticamente anuló) y en el segundo tiempo jugó casi como un puntero, con un ir y venir descomunal. Su despliegue en la cancha ya lo hacía merecedor de los elogios (mandó un caño y posterior sombrerito en el segundo tiempo como para pararse y aplaudir), pero además aportó un gol y nada menos que el del triunfo, cayendo por la izquierda. La salida de un córner lo encontró por ese sector, enganchó hacia adentro y quedó de frente al arco para rematar y meter la pelota entre el primer palo y el arquero Conde. “Es una jugada que ensayamos. Me la llevé a los ponchazos, me quedó para pegarle y fue gol”, contó Zunino a la TV luego del partido.

Contó que el partido resultó tan duro como se lo habían imaginado. “Sabíamos que Nacional iba a venir con todo a buscar los tres puntos luego de la derrota de Danubio y por eso hablamos que, además de fútbol, debíamos dejar todo en la cancha. Lo hicimos y eso nos llevó a ganar los tres puntos, que nosotros también precisábamos. Hicimos un gran partido para contrarrestar a un buen equipo como lo es Nacional”.

DEFENSOR SP. 3-2 NACIONAL

Árbitros:Jonathan Fuentes, Mauricio Espinosa, Eduardo Aguirre y Fernando Falce.

Estadio: Luis Franzini

Defensor Sp.:G. Reyes; M. Zunino, G. De Los Santos, N. Correa, A. Lamas; M. Cabrera (84' C. Rivero), M. Rabuñal, C. Benavídez, M. Suárez; N. Olivera (78' G. Bueno), M. Gómez (89' E. Zeballos). DT: E. Acevedo

Nacional: E. Conde; S. Otalvaro (59' J. Fucile), M. Victorino, D. Polenta, A. Espino; D. Arismendi (69' S. Rodríguez), S. Romero, T. Viudez, S. Fernández, K. Ramírez (59' M. Ligüera); H. Silveira. DT: M. Lasarte

Goles: 13' Romero (N), 19' Romero (N), 34' Olivera (DS), 45' Gómez (DS) y 56' Zunino (DS)

Amarillas: Reyes, De los Santos, Gómez, Rivero y Zunino (DS). Otalvaro y Arismendi (N).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error