VIDEO

El duro camino de los técnicos

Víctor Púa y Luis González coinciden: “todos somos entrenadores interinos”.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Compartieron plantel en el Bella Vista de 1977. Víctor Púa, como talentoso volante de creación y Luis González como lateral izquierdo con afán ofensivo.

"¡Qué tiempos!", exclamó Púa, cuando surgió el tema en la mesa de Ovación en la casa de El País TV, "otra época... otro mundo", acotó González, con amplia sonrisa.

El destino quiso que después cada uno siguiera caminos diferentes, pero siempre dentro del fútbol, una pasión compartida.

"Yo empecé como entrenador casi de casualidad. Dos amigos me fueron a buscar a un negocio que tenía en Paso Molino, querían que hiciera el curso porque yo tenía auto. Así los llevaba... y la verdad, me enganché. Me encantó", recuerda "Pichu", hoy coordinador de todas las divisiones formativas de Danubio, y luego de haber hecho una carrera más que exitosa en ese rubro, no sólo en la Franja, sino también en Nacional. Dirigió a Rocha, fue el que hizo posible que un equipo del Interior ganara un torneo en Primera División, pasó por el tricolor, y también en Deportivo Cali de Colombia. Pero volvió a sus raíces, Danubio.

"Yo soy entrenador y estoy preparado para todo. Para dirigir a la Séptima de cualquier equipo o al plantel principal. Antes que nada, soy entrenador de fútbol", agrega Luis González ante la mirada de Víctor Púa, que asiente con su cabeza. "Ese es el tema. Uno es entrenador por sobre todas las cosas. Yo tuve mis pasajes por las selecciones juveniles de Uruguay, tuve el honor de dirigir a la selección mayor en una Copa del Mundo, a Peñarol, en fin... uno no se puede quejar. Desde hace un tiempo tomé distancia de los juveniles... miro el fútbol desde otra perspectiva. Con ganas de dirigir, por supuesto, pero sin mostrarme. No me gusta ir a la cancha y que me vean. No sé... soy de otra época, y reconozco que hay entrenadores jóvenes muy capaces", agrega Púa, un técnico que empezó a dirigir muy joven en River, las selecciones juveniles de Uruguay (vicecampeón del Mundo en 1997), selección Mayor en Corea-Japón 2006, Rosario Central y Peñarol, entre otros.

"Lo que yo digo es que no hay proyectos posibles sino se logran resultados. Para mí, cualquier sistema es válido, lo que terminan pesando son los resultados... Y no sólo en los grandes, en cualquier equipo. Lo que vale es ganar", dice "Pichu" González.

"Yo ya lo dije en su momento: todos somos entrenadores interinos. Nadie tiene asegurada su continuidad sin resultados. Podrás acertar o no, pero en el fútbol hay tantos imponderables que no sabés qué puede pasar y de nada sirve tu trabajo si hay un penal, un mal pique, una mala decisión. Lo que le pasó a Alemania en esta Eurocopa es el ejemplo más claro: dos penales tontos y un error del arquero la liquidaron ¡y es Alemania! por eso digo, el fútbol está lleno de imponderables", refuerza Púa.

"Hoy todo cambió. Hay que trabajar en muchos aspectos. En Danubio formamos un equipo multidisciplinario con nutricionista, psicólogo, médico, los juveniles tienen que tener herramientas, y no sólo en la cancha", apunta González.

"Antes no existía el tema empresarios ni representantes. Por ahí aparecía un contratista cuando ya estabas afianzado en Primera. No es ni bueno ni malo, digo que todo cambió. El mundo cambió. ¿Alguien imaginó a Islandia con esa campaña?", termina preguntando Púa.

Técnicos exitosos, formadores de juveniles, pero entrenadores con mayúscula. Y eso es lo que importa.

Víctor Púa y Luis González en El País TV. Foto: Ariel Colmegna.
Víctor Púa y Luis González en El País TV. Foto: Ariel Colmegna.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)