CONMEBOL

Dulce promesa de Figo

Blatter asegura cuatro plazas y media, el portugués...¡cinco!

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mundial. Figo dijo que América merecía tener cinco plazas de clasificación directa.

En las entrevistas que sostuvieron los dirigentes que concurrieron en representación del fútbol uruguayo al 65° Congreso Ordinario de la Confederación Sudamericana (Conmebol) que se reunió en Asunción recibieron de parte de cada uno de los candidatos a la presidencia de FIFA, incluido su titular, Joseph Blatter, diferentes tipos de promesas —u "ofertas" proselitistas— sobre un tema que el pasado reciente demuestra que a nuestro país le toca de cerca: los cupos que le corresponden a América para clasificar a los mundiales en forma directa.

Los matices tuvieron que ver también con el marco en el cual transcurrieron las reuniones que Wilmar Valdez y Alejando Balbi, presidente y Secretario de la AUF, junto a Eduardo Ache y Juan Pedro Damiani, sostuvieron con Blatter, el jordano Ali bin Al Hussein, el holandés Michael Van Praag y el ex futbolista portugués, Luis Figo.

Esto es, los encuentros con el segundo y el tercero, fueron mucho más formales y programáticos, a la vez que los que se produjeron con el ex jugador y el suizo resultaron más coloquiales y distendidos.

Discursos.

De la misma forma, mientras que Ali bin Hussein y Van Praag descartaron de plano que en su plataforma electoral vaya a estar incluido el mantenimiento de cuatro plazas y media para el fútbol sudamericano, al extremo de que alguno de ellos llegó a decir, incluso, que esa cuota no podía subsistir "de ninguna manera", el presidente de la FIFA manifestó su postura de carácter positivo y Figo hasta "tiró el chico lejos", porque dijo que "por su historia, el fútbol de América no sólo merece tener cuatro plazas directas y una a decidir en un repechaje con otro continente, sino que debería tener cinco".

En ese escenario, pues, a lo único que se comprometió Uruguay es a acompañar lo resuelto por el Congreso de la Conmebol: votar en bloque a un candidato, aunque el nombre del postulante no fue decidido; o sí, pero como el voto es secreto —como señaló Ache— no hay por qué hacerlo público en forma explícita con mucho anticipo.

Lo real es que, los programas expuestos por el jordano y el holandés no seducen en lo más mínimo, empezando porque Uruguay fue a los mundiales de 2002, 2010 y 2014 tras salir 5° en las Eliminatorias de América; y que —según reflexionó Balbi a Ovación, ya con un pie en el avión para embarcar hacia Montevideo— "¿quién asegura, dónde está firmado, que las cinco plazas que dice Figo después se van aprobar si lo eligen?"

La palabra de Blatter, en cambio, posee otro peso, mayor viso de compromiso: como en el caso de cualquier presidente, tiene un plus que le da el cargo, un valor agregado; como el IVA.

"No vamos a jugar para la tribuna"

"Y...parece que sí, pero no hay pruebas", dijo uno de los dirigentes que representó al fútbol uruguayo en el 65° Congreso de la Conmebol, sobre la posibilidad de que Eugenio Figueredo haya operado para que Wilmar Valdez no contara con los votos para ser electo tercer vicepresidente del organismo continental, como ocurrió en definitiva.

En cuanto a Figueredo, el cargo de vicepresidente de FIFA que detentaba por Conmebol, será ocupado por Juan Ángel Napout, ahora presidente formal del organismo continental, ya que luego del cese del uruguayo desempeñó esa función en forma interina.

En otro orden, Alejandro Balbi enfatizó que "Uruguay va a votar lo que le convenga" en la elección de presidente de FIFA: "Si Blatter nos respeta la media plaza, hay que ser inteligentes, no vamos a jugar para la tribuna, eso lo dejamos para la gente".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)