RECUERDO

Los dueños de los goles clásicos a través de la historia

Atilio García, Morena, Piendibene, los hermanos Scarone: repaso a las figuras que se convirtieron en ídolos.

Atilio García y Fernando Morena
Atilio García y Fernando Morena

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Si marcar un gol clásico representa un éxito en la carrera de cualquier jugador, convertirle en serie al rival de siempre significa un pasaporte a la idolatría, un lugar eterno en la galería de los grandes, un nombre para la historia.

Basta repasar esa lista para revivir tardes triunfales, ya sea en fotos, videos y por encima de todo las memorias de cada momento mágico.

El delantero de Junín (Argentina) Atilio García sigue siendo el mayor goleador de la historia de los clásicos, con un registro que será difícil de superar: 34 goles para Nacional, de los cuales 21 fueron por el Campeonato Uruguayo. Además, fue quien más goles hizo en un solo partido: cuatro, en el 5-1 del 8 de diciembre de 1940.

Fernando Morena lo sigue, con 27 (13 por el Uruguayo). Con un añadido: cuando el Nando marcó goles en un clásico, Peñarol no perdió. Y el tercero sigue siendo José Piendibene, el hombre récord del período amateur, con 21 (cinco por el Uruguayo).

En este caso, se cuentan tanto los convertidos en los tiempos del Curcc (10) como en los de Peñarol (11). Aunque el episodio de un gol es bien concreto, las interpretaciones históricas que también forman parte de la rivalidad clásica pueden determinar sumas diferentes.

Tratándose de Atilio también hay nuevas visiones: historiadores de Nacional llegaron recientemente a la conclusión de que Bigote hizo 35 y no 34, porque le atribuyen uno en el partido del 4 de noviembre de 1945 en el cual la pelota, tras el remate del delantero, pegó en el defensa aurinegro Romero antes de entrar. En su momento se anotó como gol en contra.

Más allá de la enorme calidad de los nombres aquí indicados, la brevedad del pasaje por canchas uruguayas de los jugadores que se destacan en la actualidad vuelve difícil que alguien pueda jugar la cantidad de clásicos suficiente para superar esas marcas. La carrera de Piendibene duró 20 años, García defendió al albo desde 1938 a 1950 y Morena jugó por Peñarol entre 1973 y 1979 y después entre 1981 y 1984 (en su fugaz regreso de 1986 no disputó clásicos). ¿Qué hubiera pasado si Luis Suárez hacía la mayor parte de su carrera en Nacional, por ejemplo?

Sin embargo, el cuarto de la lista es un futbolista de tiempos relativamente recientes: Pablo Bengoechea llegó a los 20 goles. De ellos, 14 fueron por el Campeonato Uruguayo, lo cual es récord para Peñarol.

Hasta la llegada de Morena, Juan Eduardo Hohberg era el mayor goleador aurinegro en el profesionalismo, con 19, diez de ellos por el Uruguayo. Por eso se daba una curiosidad: en su momento, los dos principales artilleros del clásico profesional uruguayo eran argentinos, aunque ambos se nacionalizaron y defendieron a Uruguay en partidos oficiales.

En el siguiente escalón aparecen los hermanos Scarone, ambos con 18 goles, todos durante la época amateur. Carlos, el mayor, defendió al Curcc y a Nacional e hizo nueve goles con cada camiseta. Héctor marcó 18, todos en Nacional por supuesto, seis de ellos por la Copa Uruguaya.

Óscar Míguez figura a continuación en la lista, con 14 conquistas, ocho en el Uruguayo.

Pedro Rocha, apodado “El Verdugo” como Hohberg en gran medida por sus goles clásicos, sumó también 14, tres por el Uruguayo.

Guillermo Escalada llegó a la red 13 veces, cinco por el Uruguayo.

Con 12 goles aparecen figuras de todos los tiempos: el tricolor Bibiano Zapirain, los aurinegros Antonio Pacheco y Alberto Spencer... y también Luis Romero, que hizo diez en Peñarol y dos en Nacional.

Un caso parecido al de Luis Cubilla, cuatro veces por la aurinegra y siete por la tricolor.

¿Y cuántos goles hicieron otros cracks legendarios?

Con nueve goles figuran los tricolores Julio César Morales y Luis Artime. Ocho marcaron los aurinegros Severino Varela y Oscar Chrimini. Con siete aparecen los albos Aníbal Ciocca y Luis Ernesto Castro, y los mirasoles Juan Manuel Romay, José Sasía, Daniel Quevedo, Julio César Jiménez, Ricardo Viera y Carlos Bueno.

Entre los muchos que convirtieron solo una vez aparecen Héctor Rial, Vladas Dousksas, Atilio Ancheta, Juan Carlos Blanco, Julio Montero Castillo, Wilmar Cabrera, Santiago Ostolaza por Nacional; Raúl Schiaffino, Néstor Goncálvez, su hijo Jorge, Julio César Cortés, Pablo Forlán, Antonio Alzamendi, Darío Rodríguez por Peñarol. Todos referentes de sus clubes, que también se dieron el gusto de festejar su gol clásico.

historia

Jugadores que anotaron un gol clásico con ambos grandes, Nacional y Peñarol

La llegada de Carlos Scarone a Nacional, luego de haber sido figura destacada en el Curcc, originó el apodo de “manyas”, según la conocida anécdota. Rasqueta, como lo apodaban, terminó siendo un referente de grandes campañas de los albos en la época amateur, aunque en goles clásicos se empató a sí mismo: hizo nueve para cada club, récord a su modo.

El mayor de los Scarone defendió al equipo ferroviario entre 1909 y 1911; en el club del Parque Central se desempeñó desde 1914 a 1927.

De aquellos tiempos también se destacan Ángel Romano (uno en el Curcc, diez en Nacional) y Juan Pena (siete en Curcc, uno en Nacional).

En el profesionalismo, el mayor doble goleador es Luis Romero con 12 (10 en Peñarol, dos en Nacional), seguido por Luis Cubilla con 11 (cuatro en Peñarol, siete en Nacional).

José Luis Zalazar hizo siete (seis con la aurinegra, uno con la tricolor), Ildo Maneiro seis (cuatro con Nacional, dos con Peñarol), Venancio Ramos cinco (cuatro con la mirasol, uno con el bolsillo) y Ernesto Vargas cuatro (tres con la rayada, uno con la alba).

Una curiosidad es que casi todos los que convirtieron para los dos primero jugaron en Peñarol y al tiempo lo hicieron en Nacional: marcaron tres Julio César Britos (uno y dos), Sergio Martínez (uno y dos) y Danilo Baltierra (uno en cada club). Por su parte, Carlos Aguilera hizo dos en Nacional y uno después en Peñarol.

Hubo valores importantes que también jugaron por los dos clubes grandes, pero no llegaron a marcar con uno de ellos, como Revetria, De Lima o Juan R. Carrasco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)