NACIONAL

El dueño de un hecho histórico

Mathías Helal representó a Nacional y ganó en el primer partido de eSports que disputaron los tricolores. 

Mathías Helal
En el living. Fue el lugar donde jugó Mathías, donde tenía dos banderas tricolores y varios distintivos del club. FOTO: Fernando Ponzetto. 

Faltaban 20 minutos para empezar el partido y la ansiedad y los nervios se le notaban demasiado. Le pidió un café a su madre para “estar bien despierto”, según sus propias palabras, y miraba una y otra vez un partido amistoso que ya había jugado contra el mismo oponente de anoche. “¡Mirá, mamá! ¡Cómo hizo para atajarme esa jugada!” se lamentaba a medida que se acercaba la hora para jugar. Pero jugar de verdad, por primera vez de manera oficial representando a un club, el club de sus amores.

Mathías Helal tiene 15 años, vive en Pocitos y es fanático de los juegos virtuales, en especial de los que tienen que ver con el fútbol, porque reúne a dos de sus tres pasiones. La tercera, claro, es Nacional.

Juega al fútbol virtual desde los ocho y durante el año, cuando estudia, le dedica unas cuatro o cinco horas por día. Ahora, en vacaciones, llega a jugar hasta 15 horas diarias.

“Él se lo ganó porque cumplió con los estudios, que es lo que nosotros le exigimos. Pasó con muy buenas calificaciones a Cuarto Año”, explica Silvia, su madre, quien se fue al dormitorio por los nervios y no miró el partido, pese a que lo pudo haber hecho por un sitio que lo pasó, por donde lo vieron miles de fanáticos tricolores. Es la primera vez que Nacional tiene un representante oficial de eSports, que incluso fue presentado como un jugador más del plantel principal, en Los Céspedes.

Ya empezó el partido. Y Nacional comenzó perdiendo 2-0. En realidad los tricolores fueron representados por República Checa, en común acuerdo entre Mathi y Nacional, porque los albos no están, como ningún equipo uruguayo, en el FIFA 2019. Además, los checos reunían las características de que su camiseta alternativa es roja y que no tienen sponsors, otra limitante.

“Empecé mal, muy nervioso, pero sabía que lo iba a ganar”, dice más tranquilo tras el triunfo 5-3. Es que cuando estaba 0-2 le afirmaba a su padre, y a la pareja de su madre, que lo iba a ganar. Atajó un penal, creció en confianza y lo dio vuelta. Para él era muy importante. ¿Cómo iba a defraudar al equipo de sus amores, por el que llora y ríe cada fin de semana? Cumplió y fue parte de un hecho histórico en una modalidad que año a año gana muchos adeptos y que también mueve mucho dinero.

Mathi es amateur y venció a Nick Mars, un joven de 24 años que gana dinero por jugar y que fue campeón de Estados Unidos en marzo de 2017. Mathi estuvo a la altura.

Así vivió Mathías el final del juego virtual:

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)