CLÁSICO

Duelos

La táctica y la contra-táctica de los entrenadores de Peñarol y Nacional puede marcar el rumbo del partido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ariel Colmegna

En todos los clásicos hay duelos. Y en todos los sectores de la cancha, obviamente, porque las pulseadas ya están planteadas en la semana previa, o quizás hasta mucho antes, cuando los entrenadores comienzan a planificar (en sus cabezas) el partido más importante del año. Y éste de hoy no va a ser la excepción, claro. Porque habrá duelos, como sucede en cada choque, y muchos pueden marcar el desarrollo del juego, algunos, incluso, pueden cambiar la estrategia y la táctica a emplear de los técnicos.

Lateral.

Con Carlos De Pena, por ejemplo, esa carta en ofensiva que tiene Nacional, afrontará el clásico. Y le apuntará a un sector de Peñarol que no se ha mostrado firme a lo largo del Torneo Clausura, porque uno de los puntos flojos del equipo de Pablo Bengoechea ha sido el lateral derecho. El entrenador comenzó a jugar el campeonato con Andrés Rodales, pero no anduvo, no tuvo buenos trabajos, y después del juego ante Tacuarembó, optó por Emiliano Albín, uno de los mas experientes, pero también uno de los futbolistas con menos minutos en la cancha. Tuvo más sombras que luces en el andarivel derecho de la defensa, y Bengoechea volvió a cambiar, esta vez, con Jonathan Sandoval, el que mejor anduvo en ese sector, uno de los puntos débiles en el fondo aurinegro. Duelo definido. ¿Quién lo ganará? ¿De Pena o Sandoval? Se verá...

Mediocampo.

Pero claro, ese de Carlos De Pena y Jonathan Sandoval no será el único duelo del clásico. Habrá otros que pueden marcar el trámite del partido, porque el duelo del mediocampo será entre dos hombres que no sólo tienen buena marca, sino también buen manejo de pelota y proyección, como Gonzalo Porras en el tricolor, y Luis Aguiar en el aurinegro, dos volantes que tienen ida y vuelta, dinámica, y mucha incidencia en el juego de sus equipos. Son de los volantes que regulan, que bien pueden generar fútbol y también cortar el avance del rival. Inciden, pesan, regulan el termómetro del juego desde un sector del campo que es vital, es donde se "cocina" el partido. Porras y Aguiar son capaces por sí solos de inclinar la balanza para un lado o para el otro. ¿Quién tendrá más peso?. Con cuatro tarjetas amarillas a

Ataque.

eDefensa, mediocampo y ataque…. Algunos duelos del clásico ya están planteados de antemano. Son parte de la estrategia de Álvaro Gutiérrez y Pablo Bengoechea. Y ninguno quiere dejar librado al azar un sector del campo de juego.

La ofensiva, el ataque, pasa a ser muy importante.

En Nacional, por ejemplo, ya se sabe que "hay que cuidar a Urreta", una de las frases más escuchadas en la semana junto a la de "Zalayeta es el diferente", pero en Los Céspedes también conocen defectos y virtudes de sus oponentes. Y en esa táctica y contra-táctica que se plantean los entrenadores, hay un duelo que no pasará inadvertido, una compulsa que puede terminar siendo gravitante en los 90 minutos: esa pulseada que mantendrán Jonathan Urretaviscaya y Alfonso Espino, uno atacando y otro defendiendo, ambos, tratando de hacer su juego en ese sector del campo, en el andarivel derecho del ataque aurinegro, en el sector zurdo de la defensa tricolor. Lo que pase con ese mano a mano también puede ser clave en el desarrollo del clásico.

Los duelos están planteados. Sólo alguno de ellos, porque habrá más, muchos más a lo largo del partido. Y serán claves.

¿Habrá un "bis" para Valdez y Taborda?

El clásico del Apertura se jugaba con todo. De un lado y del otro. Con Peñarol intentando aguantar el 1-0 y con Nacional buscando la igualdad. Momento clave del partido: Gutiérrez hizo tres cambios a la vez. Mandó a la cancha a Recoba, Sebastián Fernández y Sebastián Taborda, y sacó a Henry Giménez, Espino y Pereiro. Esas variantes terminaron siendo decisivas. "Papelito" marcó la igualdad en la hora, y Taborda "provocó" una falta ante la marca de Carlos Valdéz, que pitó Ferreyra y el "Chino" ejecutó con maestría. Un duelo tremendo fue el del zaguero con el delantero. ¿Habrá "bis"?

Carlos de Pena irá en busca del talón de aquiles de Peñarol.

Álvaro Gutiérrez lo preservó. Lo cuidó, no lo arriesgó ante Fénix por tener cuatro tarjetas amarillas acumuladas. Lo quería "sí o sí" para el encuentro clásico y lo va a tener. Sabe que Carlos De Pena es un jugador ideal para explotar el lado "flaco" de la defensa de Peñarol, hoy custodiada por Jonathan Sandoval. ¿Podrá De Pena "tocar" el talón de Aquiles aurinegro?

Porras, el estandarte tricolor, y Aguiar, el "pasador" aurinegro.

Gonzalo Porras, uno de los volantes mixtos de Nacional, ha sido pieza clave en el andamiaje del equipo. No falató a ninguno de los 11 partidos que disputó el tricolor. Enfrente tendrá a un volante con proyección, mixto, con buen pie, uno de los pasadores más destacados del medio, como Luis Aguiar. Será clave el duelo con el aurinegro por lo que incide en el juego.

"Urreta" es el arma del mirasol para ir por el lateral albo.

Jonathan Urretaviscaya es una de las principales armas con las que cuenta Peñarol en la ofensiva. Llega de atrás, por afuera, y generalmente aparece por el carril derecho del avance, sobre el lateral zurdo del tricolor. Allí estará Alfonso Espino uno de los hombres que han ido de menos a más en Nacional. ¿Podrá desnivelar "Urreta" en uno de los duelos más atractivos? Espino tiene la palabra...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)