CHAMPIONS LEAGUE

El duelo que puede romper el mercado 2018

Vuelve la Champions League con un partido entre los mayores compradores compulsivos del fútbol actual.

Foto: archivo El País.
Foto: archivo El País.

Apenas 37 minutos duraron las 81.000 entradas disponibles en el estadio Santiago Bernabeu para Real Madrid-París Saint Germain, el multimillonario duelo del miércoles por los octavos de final de la Champions League. No extrañó así que un boleto comenzara a cotizarse a 24.000 euros en la reventa.

Podría pensarse que se trata de la final anticipada del torneo, pero todavía quedarán varios partidos y rivales por el camino del equipo que resulte vencedor. La expectativa responde otras razones: ambos equipos se juegan mucho y de hecho el resultado de la serie puede significar un terremoto para el mercado mundial del fútbol.

Real Madrid se hizo grande en el fútbol a través del viejo modelo de club como sociedad civil, dirigida por el voto de sus socios. PSG pretende convertirse en un grande mediante otro camino: la empresa propiedad de un fuerte capitalista, en este caso un país (Qatar) productor de petróleo. Los iguala la disponibilidad de enormes sumas de dinero para contratar estrellas y mover la maquinaria triunfal. Seguramente son hoy los mayores compradores compulsivos del fútbol mundial.

Como el camino hacia el éxito en la Champions es muy estrecho, solo uno de los dos seguirá adelante, seguramente convencido de la superioridad de su modelo. El perdedor, en tanto, buscará revertir la situación con una apuesta económica aún mayor.

Real Madrid es el actual campeón mundial de clubes, pero la temporada 2017-2018 lo muestra lejos de la punta de la Liga española y ya eliminado de la Copa del Rey. La Champions representa así la única meta de este ejercicio.

Resultó curioso cómo la prensa deportiva de la ciudad de Madrid, que es casi como decir prensa madridista, reclamaba la llegada de nuevas figuras tras la derrota en el último clásico con Barcelona, registrada pocos días después de la conquista del Mundial de clubes en Abu Dabi. Varias semanas después, la situación en la Liga es todavía peor. Quedar afuera de la competencia europea con tanta anticipación resultaría una catástrofe para el orgullo de los Merengues. Y para solucionar tanto las catástrofes como los problemas pasajeros, el presidente Florentino Pérez tiene una sola receta: gastar muchos millones en nuevos fichajes.

La prensa española va más allá y asegura que habrá una revolución en el plantel, entre las altas y las bajas. En especial, está en cuestión la BBC de Bale, Benzema y Cristiano. Hasta el técnico Zinedine Zidane podría marcharse. De cualquier manera, el diario El Mundo Deportivo asegura que Florentino ha congelado toda negociación hasta después del partido con París.

PSG, en tanto, lidera con luz el campeonato francés, aunque el objetivo declarado es la Champions, donde hace un año fue eliminado por el humillante 6-1 de Barcelona. Para cambiar una historia de derrotas ante los grandes equipos, los propietarios cataríes gastaron 400 millones de euros y trajeron a Neymar y Kylian Mbappé en “la operación combinada más agresiva en la historia del mercado del fútbol”, según la definición de El País de Madrid. ¿Y si eso todavía no es suficiente? ¿Más contrataciones multimillonarias para 2019? Todo parece anticiparlo.

El club parisino tiene una necesidad adicional. Como los pases de Neymar y Mbappé lo colocaron en el límite de violar las normas de fair play financiero de la UEFA (algunos opinan que directamente las infringieron), se requieren los ingresos provenientes de recaudaciones y derechos televisivos por las etapas finales de la Champions para adecuar el presupuesto a las normas. Es decir, que sus gastos respondan a los ingresos deportivos genuinos y no a los petrodólares inyectados desde Qatar.

Y todavía existe otro elemento que aporta su morbo: las actuales máximas figuras de cada equipo podrían trocar sus camisetas la próxima temporada. Se ha hablado con insistencia de la posibilidad de que Neymar pase a defender al Madrid, mientras que Cristiano Ronaldo podría ir a París. Ambos son fastuosamente pagados por sus actuales clubes y mimados por sus dirigentes, pero a menudo las vedettes son volátiles y caprichosas y quieren cambiar de aires.

Pero los cambios no terminan allí. El portal deportivo francés Le 10Sport asegura que PSG está interesado en contratar a Zidane como entrenador a partir de junio. Está claro que, cualquiera sea el resultado de Madrid-París, el fútbol será diferente la próxima temporada.

Calendario: Apasionantes partidos para agendar

Los partidos por los octavos de la Champions arrancan el martes con Juventus-Tottenham y Basel-Manchester City. El miércoles jugarán Real Madrid-PSG y Porto-Liverpool. El martes de la semana próxima se enfrentarán Besiktas-Bayern y Chelsea-Barcelona, en tanto el miércoles jugarán Sevilla-Manchester United y Shakhtar-Roma. Las revanchas tendrán lugar los días 6, 7, 13 y 14 de marzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)