#OVACIÓNENLAFINAL

Es un duelo de leones

Ponzio y Nández, los corazones de River y Boca.

Foto: La Nación/GDA.
Foto: La Nación/GDA.

Hoy sí chocarán las almas, los corazones, de estos equipos de River y Boca en la gran final de la Copa Libertadores. Hoy sí porque el partido de ida Leonardo Ponzio se lo perdió por lesión. El emblema “Millonario” encabezará la fila al salir por el túnel del Monumental y a partir de que pite Andrés Cunha, se disputará cada pelota dividida en la mitad del terreno con Nahitan Nández. El uruguayo no lleva la cinta, pero sí la batuta del conjunto “Xeneize”. Con personalidad y temperamento, se ganó ese rol en el equipo.

Tienen muchos puntos comunes en sus características futbolísticas aunque lógicamente, por sus edades (36 y 22), hoy el volante de River es un jugador mucho más táctico y posicional y no tiene el traslado de pelota con el que cuenta Nahitan. Gana en orden y visión de juego, pero pierde en despliegue.

Pese a ello, sí comparten la fuerza para sacar adelante a sus respectivos equipos y también tienen otro aspecto que puede ser decisivo en ese sentido: la pegada. De larga distancia o pisando el área, ambos suelen aprovechar esa faceta. De hecho, los dos ya gritaron en superclásicos. Nández con una volea y Ponzio en dos ocasiones: con un potente disparo sorprendiendo al arquero y con un tiro libre.

En un partido donde ganará el que esté más atento, el trabajo de ambos será fundamental. En la recuperación y también en la salida de cada equipo. Son dos volantes que raspan y que van al choque permanentemente, pero también tienen buen pie como para poder poner una pelota de gol.

El que gane este mano a mano dejará a su cuadro en una mejor posición para dominar el trámite del encuentro. Es un duelo de leones.

“Leo” puede hacer historia:

Si River es campeón, Ponzio igualará la línea de Leonardo Astrada como el futbolista con más títulos en el club. Ganó dos títulos locales, una Superfinal, una Supercopa, dos Copas Argentina, una Sudamericana, una Libertadores, una Suruga y dos Recopas Sudamericanas.

Nahitan se puede recibir:

Si Boca es campeón, definitivamente hoy le darán el título de ídolo. La gente lo adora. Ya fue campeón a nivel local, pero siendo pilar de una hazaña de esta índole le permitiría quedar para siempre en los corazones de los hinchas. Solo un uruguayo ganó la Copa con Boca: Orteman en 2007.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)