CLÁSICO

Duelo en las áreas

Nacional y Peñarol llegan al juego clásico del próximo domingo con dos esperanzas de gol. Silveira y Arias son debutantes absolutos y cargan con el peso de la casaca número ‘9’.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hugo Silveira y Junior Arias. Fotos: Gerardo Pérez

Junior Arias

Rompió la sequía goleadora la tarde del 9 de octubre en Jardines del Hipódromo. Ese día, pese a la derrota de Peñarol ante Danubio (3-2) volvió a ser el Junior Arias que descolló en Liverpool, el que hizo los goles importantes, y por el que habían pulseado los grandes en el período de pases.

Los hinchas aurinegros lo aplaudieron a rabiar, y él, respiró profundo, mucho más tranquilo. Empezaba a cumplir con goles, en definitiva, para eso lo habían contratado.

La mala campaña de Peñarol conspiró en su contra. Y tuvo que luchar a brazo partido para hacerse un lugar en el equipo. Con el colombiano Miguel Murillo asentado, la llegada de Nicolás Dibble, Gastón Rodríguez y del paraguayo Gabriel Ávalos, la mano no era nada fácil. Para colmo, Diego Rossi (entrenando con la selección Sub 20) seguía peleando por una chance.

Pero Junior no se entregó. Al contrario. Trabajó más que nunca, y la chance le llegó ante Sportivo Luqueño, en la Copa Sudamericana.
Tuvo luces y sombras, pero la sequía de los delanteros parecía interminable, y la sufría todo Peñarol. Dejó pasar la Copa, y en el inicio del Uruguayo Especial, el arco permanecía cerrado.

El gol llegó. Fue ante Danubio en tarde de derrota. Pero no fue uno, sino dos, y eso lo motivó más y llevó al reconocimiento del hincha.

Hoy es la carta de triunfo que el equipo de Fernando Curutchet tiene en ofensiva. Un punta incisivo, veloz, que tendrá su primer clásico con la aurinegra. “Lo vivo por ahora con tranquilidad y lo voy a disfrutar porque va a ser mi primer clásico. Ojalá pueda hacer un gol, eso me dejaría muy contento, pero lo primordial es que ganemos y hagamos un buen partido. Si viene el gol, mejor... pero lo importante es que podamos sumar tres puntos”, dijo hace unos días en Los Aromos.

“A Junior se le abrió el arco, está trabajando muchísimo para el equipo y el equipo le brinda situaciones de gol”, dijo Curutchet tras la tarea del goleador ante Racing, en noche de victoria 5 a 2.

“Arias y Albarracín son dos muy buenos jugadores que conviven con el gol, sobre todo Junior, que ha sido goleador en los equipos en los que ha estado”, apuntó el entrenador aurinegro.

El domingo tendrá una prueba más. Pero ya es número puesto en el equipo. Se ganó un lugar a puro gol nomás. De área a Arias...

Hugo Silveira

La noche del 2 de octubre de 2016 va a quedar marcada a fuego en el baúl de sus recuerdos. Fue la noche que anotó su primer gol oficial con la casaca de Nacional, y fue, también un punto de inflexión de su rendimiento en filas tricolores. Hugo Silveira, hoy todo un referente de área en el equipo de Martín Lasarte, tuvo un antes y un después de aquel cabezazo que le dio la victoria agónica y esperada a Nacional ante un Villa Española que se defendía con uñas y dientes. Fue un gol clave, decisivo, determinante, en su nueva etapa.

Hasta ese momento, Silveira había entrado y salido del equipo titular, y con suerte variada. No estaba dando todo lo que se esperaba, pero ese gol ante Villa Española lo cambió definitivamente. A partir de ese desahogo, fue otro. Y pasó a ser un jugador indispensable en el juego del equipo. Pasó a ser figura, y ya no en el rol exclusivo de punta de área, sino también como jugador de toda la cancha, como poste, de espaldas al arco, o como asistidor de sus compañeros, como sucedió en el encuentro ante River Plate donde dio las tres asistencias de gol que determinaron la victoria del tricolor ante el darsenero en el Parque Central.

Volvió a ser clave en la victoria de Nacional ante Sud América. Silveira jugó contra todos, y recibió su mejor premio: la ovación de la hinchada. “Él venía a ser un futbolista complementario. Para ser gráfico, venía a suplantar lo que de alguna manera había sido Gamalho en Nacional, un delantero de corpulencia, de juego de choque”, dijo el entrenador sobre Silveira tras haber sido figura en varios encuentros. “Me emocionó que el Parque coreara a Hugo”, agregó.

Precisamente, Silveira pasó de ser alternativa a titular indiscutido. Y mucho se lo debe a su tesón, reconocido por el propio entrenador tricolor cuando habló de sus progresos. “Destaco la honradez, que tampoco es fácil ni abunda en estos tiempos, de decir ‘a mí esto me hace falta o en esto soy un desastre’. Así como lo digo. Él se preocupó por mejorar. Quiere conseguir lo que quizá la vida le negó, lo quiere conseguir desde el deporte y el fútbol”, indicó el técnico tricolor sobre uno de los pilares de su equipo.

“El apoyo de la gente es increíble, quiero seguir haciendo las cosas bien para beneficio de todos”, tiró el delantero después de haber tenido una noche inolvidable ante River Plate, con tres asistencias de gol y un gran desempeño. Hugo Silveira, de alternativa, a figura. Así de simple.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados