nacional

La duda: ¿llega el "Mama?

Diego Arismendi volvió a trabajar diferenciado en Los Céspedes

Diego Arismendi
Diferenciado. Así trabajó Arismendi ayer por la mañana.

Martín Lasarte ya sabe que no podrá contar el sábado con Diego Polenta en el partido de la sexta fecha del Torneo Clausura frente a Racing por haber sido expulsado en el clásico.

Pero cuando todos pensaban que Diego Arismendi podría volver al equipo tricolor para el encuentro que se jugará el sábado a la hora 20:00 en el Estadio Atilio Paiva Olivera de la ciudad de Rivera, la historia cambió su curso.

Es que el “Mama” volvió a trabajar de manera diferenciada ayer por la mañana en Los Céspedes debido a un fuerte traumatismo en uno de sus tobillos y sigue siendo duda para el equipo de Lasarte.

El volante tricolor se lesionó en el partido que Nacional jugó por la cuarta fecha frente a River Plate en el Parque Federico Omar Saroldi y no pudo jugar el domingo frente a Peñarol en el Estadio Centenario.

Si bien el “Mama” estuvo en duda hasta último momento para el encuentro clásico, la realidad es que aún no está recuperado al cien por ciento y eso lo tiene entre algodones para viajar el sábado a Rivera.

“No es un hecho menor que el equipo tuviera que disputar el clásico sin Diego Arismendi, que es un jugador de enorme trascendencia en lo anímico, y que después perdiera al otro líder que es Polenta”, le dijo Martín Lasarte a Ovación, agregando que “hoy (por ayer), el ‘Mama’ no llegaría a jugar el partido del sábado contra Racing, pero debemos ir día a día con él y no apurar un proceso de recuperación que puede llegar a costar muy caro después”.



EL CAMBIO. Lasarte sabe que no podrá contar con el capitán Polenta y su lugar, de no mediar inconvenientes, será ocupado por Diego Rolín, quien en el clásico ingresó por Sebastián Fernández para ocupar el puesto de Polenta tras su expulsión.

Agustín Rogel será seguramente el compañero de zaga de Rolín, pero ese no sería el único cambio, ya que el entrenador contó que analiza alguna otra variante para salir de esta mala “mini racha” de dos derrotas al hilo.

“Hay cosas que me preocupaban semanas antes y que vamos a tener que ver cómo las solucionamos, porque de ahora en más lo que tenemos que hacer es sacudir rápido esta energía negativa”, explicó Martín Lasarte, quien además mostró autocrítica con respecto a las variantes del clásico: “En el segundo tiempo me cuestioné la modificación que hice. Creo que lo mejor hubiese sido que sacara un volante y no a Sebastián Fernández”.

Por último, el técnico de Nacional fue claro a la hora de encarar el futuro: “Tenemos que trabajar e inyectarnos un poco del espíritu del amateurismo. No queda bien decirlo, pero hay que comer mierda”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)