A UN TOQUE - LUIS EDUARDO INZAURRALDE

Con un DT valiente y visionario

Era difícil imaginar en enero, más allá del entusiasmo con el que desembarcó Bengoechea en Peñarol, el desarrollo que tuvo el Clausura.

El momento de Nacional, la llegada de un nuevo DT a los aurinegros y las dificultades propias de los segundos semestres en Uruguay -cuando todos los puntos parecen valer más para el título, copas y descenso-, promovían reducidas esperanzas para los mirasoles.

Sin embargo, el técnico regó la ilusión con grandes aciertos, recorrió el camino con seguridad, tomó decisiones valientes y se refugió en esa espalda ancha que tiene en el club. Luego, lo ayudó Nacional, la irregularidad, la suerte, y recogió la recompensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)