INTERACTIVO

El DT mete mano y lo arregla

Nacional regala los primeros 45 minutos, pero Lasarte siempre encuentra soluciones

Si no podés ver el interactivo, click aquí.

Le pasó de tarde y de noche. Solo le faltaría probar de mañana, pero es más probable todavía que en ese turno le pase lo mismo. Nacional volvió a entrar dormido y a regalar el primer tiempo, algo que al técnico Martín Lasarte le preocupa casi que desde el primer partido del año.

Lo expresó públicamente luego de la derrota en casa (0-1) ante Zulia por la Copa Libertadores, cuando admitió que el equipo no había aparecido en los primeros 45 minutos y era algo que ya se estaba transformando en una preocupante costumbre.

El entrenador debe haber hecho mucho hincapié en los pocos días que pasaron entre el juego con los venezolanos y el disputado pocos días después en el mismo Parque Central frente a Racing, porque luego del triunfo 3-2 sobre La Escuelita el propio Lasarte expresó que ese había sido quizá el mejor primer tiempo en lo que va de la temporada.

EN EL DEBE.

Con el partido de ayer, Nacional lleva disputados ocho en la temporada (seis por el Apertura y dos por la Libertadores) y solo anotó dos goles en los primeros tiempos: uno ante Racing y otro frente a Lanús en Buenos Aires, que fue el que le dio los tres puntos de visitante.
A su vez, otras dos primeras mitades las terminó perdiendo (contra Zulia y Danubio), de las cuales una pudo dar vuelta (triunfo 2-1 frente a la Franja en Jardines) y la otra se mantuvo inamovible.

En definitiva, todo esto no hace más que confirmar la inquietud de Lasarte por derrochar 45 minutos de cada partido. Claro está, a la vista de los resultados finales tampoco es para hacer un escándalo de esto.

El técnico tiene la seguridad que le brinda la riqueza técnica del plantel que maneja y quedó en evidencia ayer mismo ante Liverpool, cuando la oncena que estaba en cancha no encontraba los caminos hacia el arco de De Amores, mandó al campo de juego a Brian Lozano y a Martín Ligüera y el primero le resolvió todos los problemas con tres goles en 21 minutos.

Esa ha sido la tónica en general en lo que va del Apertura, porque cada vez que Lasarte recurrió a las variantes, encontró respuestas positivas en forma directa o indirecta. Hagamos un repaso:

• Ante Juventud, Sebastián Fernández ingresó a los 58’ y a los 61’ Kevin Ramírez anotó el tanto de la victoria.

• Frente a Danubio Aguirre entró a los 63’ y anotó los dos goles del triunfo.

• En la visita a Plaza, el “Tata” González entró a los 69’ y en la primera pelota que tocó anotó el 1-0 definitivo.

• Contra Racing perdía 2-1 a los 52’, Lasarte hizo los tres cambios y uno de ellos (Silveira) convirtió para dar vuelta el marcador.

• Hace una semana ante El Tanque, Viudez entró a los 58’ y a los 81’ anotó de tiro libre el gol de los tres puntos.

• Ayer frente a Liverpool, Lozano entró a los 59’ y puso los tres goles.

Lasarte puede darse el lujo de regalar 45 minutos, porque casi siempre tiene soluciones.

Martín Lasarte. Foto: A. Colmegna
Martín Lasarte. Foto: A. Colmegna
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)