Peñarol

El DT no cambia el discurso

Bengoechea procura darle confianza a sus futbolistas y no piensa bajarse.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Bengoechea observa el trabajo y Juan Ahutchain habla por teléfono. Foto: F. Flores

Peñarol volvió a los entrenamientos tras la dura derrota sufrida frente a River Plate. La mañana arrancó temprano porque hubo doble horario. Todo comenzó con una charla de Bengoechea a sus dirigidos, en la que según explicó no hubo nada fuera de lo normal. "Lo que hablo con los futbolistas es muy similar a lo que dije públicamente. No hay mucho cambio en el discurso", tiró el riverense. "Después hay que trabajar, corregir los errores que cometimos. Hay que defender mejor porque nos llegan con facilidad y concretar las oportunidades que creamos", añadió el entrenador.

"El lunes era el cumpleaños de Peñarol y el resultado frente a River nos causó mucha tristeza. El fútbol es así y hay que sobreponerse, siempre buscando la unidad. Y sabiendo que los jugadores son siempre lo más importante, ojalá los podamos preparar bien para que hagan un buen partido frente a Danubio", dijo el "Profesor", quien tiene claro que será en lo anímico donde debe hacer hincapié durante esta semana.

"El plantel está golpeado. No es lo mismo ganar que perder, ni hacerlo con la sensación que tuvimos al final del partido. No es agradable, pero el que más sufre es el jugador porque es el que está adentro de la cancha. Tenemos que ayudarlos, dándoles confianza y sobre todo preparando bien el próximo partido. Venimos de un derrota muy dura y son horas complicadas, sobre todo porque le causamos mucha tristeza a la gente de Peñarol", insistió. "Hay que sobreponerse y trabajar para mejorar".

Consultado sobre si era consciente que si no le ganaba a Danubio su crédito podía terminarse, aseguró que ese asunto no estaba en su cabeza. "No me he puesto a pensar en eso. Planificamos este semestre con 15 partidos y el que viene con Libertadores y Clausura. Si le hubiéramos ganado a River no éramos campeones, y ahora tampoco hemos perdido el campeonato. Tengo la misma confianza y fe de siempre de que al final de la temporada Peñarol va a festejar. Es lo que siento".

Aseguró a su vez, que intentaría encauzar las cosas y que no pasaba por su mente poner el cargo a disposición, aun en caso de que lograran una victoria frente a Danubio. "Yo pienso en toda la temporada, después el club tomará la decisión que entienda conveniente. Lo dije el día que llegué, jamás voy a ser un estorbo para Peñarol. Si estoy acá es porque los dirigentes quieren que esté. Y yo también quiero estar, obvio".

Al final contó que recibió muchas llamadas de apoyo, de los amigos que siempre están. Y que como todos los lunes habló con Damiani. "El diálogo fue bueno, él se porta muy bien conmigo. Ha cumplido trayendo los jugadores que el plantel necesitaba. En este momento lo que hace es apoyar. Es un momento difícil, pero me dio el apoyo que me da todos los lunes. Nada anormal", explicó.

LA PRÁCTICA

Seriedad el movimiento.

Por la mañana los aurinegros realizaron un movimiento regenerativo bajo las órdenes del profesor Turren. El clima fue de seriedad.

Táctico por la tarde.

La semana es corta y por lo tanto Peñarol no pierde el tiempo. El técnico Bengoechea llevó adelante un movimiento táctico por la tarde. Y hoy ya se realizará la práctica de fútbol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)