ALEMANIA

Los dominios del Bayern Munich

Un modelo de organización pero con campeón repetido

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Reuters.

El fútbol alemán vive momentos de gloria: la selección es campeona del mundo y de las confederaciones, mientras la Bundesliga constituye uno de los campeonatos más fuertes del mundo. Pero la perfección es un sueño imposible: los dirigentes germanos están preocupados porque el dominio absoluto que impone el Bayern Munich en el torneo local puede afectar el interés del público.

“Está claro, y no se puede culpar al Bayern por ello, pero si sigue siendo campeón los próximos años, no será positivo para la credibilidad de la competición”, alertó hace algunas semanas el presidente de la Bundesliga, Christian Seifert.

“En Inglaterra, al principio de la temporada, cinco clubes tienen como objetivo el campeonato. En Italia son tres y en España dos. En Alemania hay 17 equipos (de un total de 18) que aseguran que no pueden competir con el Bayern. Esto tiene que cambiar”, señaló Seifert.

De hecho, la nueva edición de la liga alemana, que comenzará el 18 de agosto, volverá a ser “todos contra Bayern”. El poderío económico del club bávaro le permite incorporar, cada año, a varios de los mejores futbolistas del resto de los equipos y, de paso, contratar alguna estrella internacional.

Los hinchas locales parecen no preocuparse por el hecho de que el campeón de cada temporada está casi cantado: se vende casi el 90% de las entradas que se ponen a la venta cada semana. Claro, el objetivo de la Bundesliga es conquistar audiencias televisivas internacionales y para eso vendría bien un torneo peleado hasta la fecha final.

Curiosamente, Alemania fue el último país europeo en contar con un torneo nacional. Hasta 1963 predominaban las ligas regionales cuyos ganadores luego se encontraban en una serie decisiva. Pero la creación de un campeonato único con tres divisionales permitió lograr un salto de calidad, que se reflejó en las actuaciones de las selecciones alemanes y de sus clubes en las competencias europeas.

También a diferencia de otros campeonatos existe un control central sobre el dinero que mueven los clubes. La DFL (federación alemana) estableció como norma sagrada que no se puede gastar más de lo que ingresa. Además, el 51% de las acciones de cada club debe estar en poder de sus hinchas. Eso evita que un dueño asuma todo el poder y tome decisiones que afecten los intereses de sus colores, y a la vez refuerza el vínculo de los aficionados con sus equipos.

Para el nuevo torneo, además, la DFL introducirá el video arbitraje en todos los partidos, a un costo de dos millones de euros.

En la temporada pasada, 13 de los 18 equipos de primera división tuvieron ganancias de 100 millones de euros o más. En ese panorama de bonanza, sin embargo, el Bayern siempre gana más que los otros, en lo económico y lo deportivo, pues esto es consecuencia de aquello.

La temporada pasada el Bayern vendió más de 75.000 entradas por partido. Además, cuenta con el respaldo de importantes empresas (Telekom, Audi, Adidas y Allianz, entre otras), algunas de las cuales poseen acciones del club. Todo esto asegura que, año a año, domine el mercado de pases y luego sea el favorito de cada Bundesliga.

Pases: James a préstamo de Real Madrid.

- James Rodríguez llegó a Bayern Munich en préstamo por 10 millones de euros.

- Bayern también incorporó a Corentin Tolisso (Lyon) por 41,5 millones y Niklas Süle del Hoffenheim por 20 millones

- Maximilian Philipp, del Friburgo al Dortmund por 20 millones.

- Nabil Bentaleb del Tottenham al Schalke 04 por19 millones

- El colombiano Jhon Córdoba del Mainz a Colonia por 15 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)