FÚTBOL

Dominan las dos pelotas

Jorge Cazulo y Agustín Lucas intercambiaban mails hace poco más de dos años y se les ocurrió una idea especial. El "Piqui" se la comentó a Mariano Soso, ayudante técnico de Sporting Cristal y este sumó a Sebastián Domínguez, jugador de Vélez Sarsfield.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pelota de papel

Como en un equipo de barrio cada uno fue agregando un conocido y terminaron corriendo todos atrás de la "Pelota de papel".

Lucas fue uno de tantos que se puso al hombro ese equipo y ayudó a la consolidación de aquella idea: un libro de cuentos escrito por futbolistas, exfutbolistas y entrenadores.

Así es como entre los 24 cuentos que forman el libro podemos encontrar a Rubén "Mago" Capria, que tuvo un pasaje por Peñarol, recordando cómo aprendió a pegarle a la pelota de niño, en un cuento titulado "El portón de Lelio".

En otras páginas aparece Sebastián "Papelito" Fernández y narra una historia de un técnico de baby fútbol de barrio con rasgos muy uruguayos.

Para los escépticos que dudan de la capacidad de los deportistas que rematan letras, los cuentos tienen prólogos de reconocidos escritores y periodistas de la talla de Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri y Ariel Scher, entre otros, que si lo necesitan les pueden servir de "garantía".

"Este libro es un codazo a lo establecido, se mete con costumbres y las rompe", afirma Lucas.

"Jugadores, periodistas y público son culpables de mantener esa idea general de que los jugadores no se llevan con las letras", afirma Lucas, por lo que este libro de "cuentos escritos por futbolistas" intenta demostrar que no es como se cree.

La etiqueta que ellos mismos colocan como subtítulo, "cuentos escritos por futbolistas", es una aclaración, pero también un compromiso. "Esto es un libro muy cuidado, buena literatura. Sino, no nos la jugaríamos a poner ese subtítulo", dice.

Y para romper aún más con esos prejuicios, Lucas hace una comparación osada: "El cuento de Cazulo es muy interesante, tiene muerte, le veo rasgos de Horacio Quiroga", afirma.

Pablo Aimar fue uno de los primeros jugadores en sumarse al proyecto. Luego llegó Javier Mascherano, un jugador de la elite, que alegró a los coordinadores del libro.

La "Pelota de papel" ya rueda en librerías y tiene cuadro como para defenderla.

PRESENTADO.

Fue una pieza de museo.

Murguistas, futbolistas y periodistas, entre otros, fueron al Estadio Centenario en el mediodía del sábado. No había partido, pero el motivo era afín: "Pelota de papel" fue presentado en el Museo del Fútbol en un evento que participaron algunos de los responsables. Tras esta jornada se puso en venta en Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)