ADIÓS 2020

Doble tropiezo: Nacional, Peñarol y sus vidas paralelas

Los dos equipos grandes comenzaron el año apostando por técnicos jóvenes como Gustavo Munúa y Diego Forlán, pero ambos fueron cesados.

Munúa y Forlán, los técnicos del clásico entre Nacional y Peñarol.
Gustavo Munúa y Diego Forlán.

Gustavo Munúa y Diego Forlán comenzaron a trabajar el mismo día: el 6 de enero de 2020. Tanto Nacional como Peñarol apostaban entonces por entrenadores jóvenes e identificados con sus clubes para sustituir a Álvaro Gutiérrez, que se iba campeón del tricolor, y a Diego López en el aurinegro.

En su primer día, Munúa reconoció que siempre que lo llamaba Nacional le movía el piso y contó que en su contrato con el Cartagena había incluido una cláusula por la cual podía salir del club sólo si lo llamaba Nacional. El amor de Munúa por el club donde se formó es grande y por eso no dudó en regresar y embarcarse en su segunda experiencia como técnico tricolor.

Ese mismo día, a unos cuantos kilómetros del lugar donde era presentado Munúa, Diego Forlán regresaba al Campeón del Siglo, el escenario donde había anotado el primer gol, pero esta vez para dirigir al equipo aurinegro.

Había sido votado por unanimidad por el Consejo Directivo aunque se trataba de su primera experiencia como entrenador y un gran signo de interrogación se abría en torno a su gestión. Arrancar la carrera en un equipo grande parecía un desafío enorme, aun para Diego Forlán.

En su primera etapa como técnico de Nacional a Gustavo Munúa le había ido bien en lo internacional, pero no tanto en lo local. Aseguró que regresar no era una revancha, que llegaba con cuatro años más de experiencia como entrenador y que estaba preparado para llevar adelante, en dos años, el ambicioso proyecto del club. No negó, que el mismo incluía volver a ganar el Uruguayo y realizar la mejor campaña posible en la Libertadores. Además de potenciar a los juveniles.

Diego Forlán por su parte, llegaba con la obligación de ser campeón uruguayo, algo que había conseguido como jugador en la temporada 2015-16. Pero también para llegar lo más arriba posible en la Libertadores. “Hay un gran desafío internacional. Sería algo espectacular superar la fase de grupos y si tenemos esa oportunidad, en el mano a mano es otra cosa”, decía Forlán al mes de haber asumido.

Pero ninguno de los pudo completar su contrato ni cumplir sus objetivos. Habían asumido el mismo día, y se fueron con dos meses de diferencia. La aventura de Munua duró nueve meses: fue destituido en octubre tras haber perdido dos finales frente a equipos chicos: la de la Supercopa Uruguaya a principios de año frente a Liverpool y la del Apertura a manos de Rentistas. Los “Bichos Colorados” le ganaron dos partidos en el primer torneo del año.

Poco importó que Nacional comenzara el torneo Intermedio ubicado primero en la tabla Anual, con 28 puntos, los mismos que Rentistas. Ni que también liderara en ese momento su grupo en la Copa Libertadores con Racing de Avellaneda.

El no haber sabido cerrar el torneo y la falta de autocrítica fueron los argumentos esgrimidos por los directivos tricolores.

La experiencia de Forlán duró aún menos: fue cesado por Jorge Barrera en agosto. La falta de una idea futbolística clara, la falta de rebeldía del equipo y el bajo porcentaje de puntos obtenidos fueron algunas de las razones que argumentaron los dirigentes para despedirlo. Aunque hubo consenso para apoyar al presidente, no todos los directivos estaban de acuerdo.

tricolor

Nacional y un final de año en crisis por indisciplina

Nacional está primero en la Tabla Anual, en la final del Torneo Intermedio y llegó hasta los cuartos de final de la Copa Libertadores, pero finaliza el 2020 en plena crisis debido a un acto de indisciplina de un grupo del plantel principal que involucró a 13 futbolistas.  Después de perder contra Peñarol 3-2 en el Campeón del Siglo, siendo la primera derrota clásica en ese escenario, y antes de disputar el encuentro de vuelta contra River Plate por la Libertadores, ese grupo de futbolistas, entre los que hay algunos referentes, tuvo un encuentro en el hotel con tres mujeres, rompiendo la burbuja sanitaria. El MSP multó a Nacional con 500 UR.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados