NACIONAL

La disyuntiva de Munúa

Nacional se juega su futuro en la Libertadores y el Clausura y el técnico debe decidir si rotar o no.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Munua

La duda quedó planteada luego del empate de Nacional con Corinthians el jueves en el Gran Parque Central: ¿debe Gustavo Munúa rotar el plantel para jugar contra Sud América?

El entrenador tricolor puso en cancha, a su entender, al mejor equipo que dispone desde que comenzó la temporada, ese que ha conseguido los mejores resultados, sobre todo en la Copa Libertadores de América.

Los albos enfrentarán mañana a Sud América por la décima fecha del Torneo Clausura, certamen que los tiene segundos junto a Peñarol con 19 puntos, a uno del líder Plaza Colonia.

Además, los de Munúa siguen a una unidad de los aurinegros en la Tabla Anual, por lo que el encuentro que se jugará mañana en el Estadio Centenario a la hora 19:00 es más que importante para los tricolores si procuran seguir en la pelea tanto en el Clausura como en la Anual para luchar por el bicampeonato.

El miércoles ante Corinthians el técnico volvió a poner a los mismos 11 que habían jugado el 25 de febrero en Rosario, en el debut en el certamen continental ante Central con empate 1-1.

Esteban Conde en el arco; Jorge Fucile, Mauricio Victorino, Diego Polenta y Alfonso Espino en el fondo; Leandro Barcia, Santiago Romero, Gonzalo Porras y Kevin Ramírez en la mitad de la cancha; y Sebastián Fernández junto a Nicolás López en la delantera. Ese fue el once que Munúa mandó a la cancha y al que le dio la confianza durante los 90 de partido.

El entrenador no hizo cambios y a propósito dijo que "quedé muy conforme con el rendimiento de los jugadores. Se vio un equipo decidido y quedó claro otra vez el compromiso que tiene este grupo con sus objetivos".

Munúa analizó lo hecho por Nacional y contó que "las sensaciones fueron muy buenas. Vi a un equipo de Nacional con una intensidad muy alta y eso se demuestra en la cantidad de goles que tuvo el rival, un equipo con un juego de combinaciones muy bueno. Nosotros tuvimos varias situaciones sobre el arco de ellos y eso nos deja muy contentos porque otra vez demostramos que estamos a la altura de las circunstancias".

¿Rotar o no?

Ahora, Nacional deberá cambiar otra vez el chip para salir a escena por el Torneo Clausura y jugar ante Sud América en el Centenario.

Ya es sabido que Diego Polenta no podrá estar a la orden por acumular cinco tarjetas amarillas y ahí habrá un cambio obligado entre los 11 del equipo tricolor.

En el resto de la oncena, Munúa analizará caso por caso para ver si están en condiciones de jugar, ya que luego del encuentro de mañana, Nacional deberá viajar el martes a San Pablo para enfrentar el miércoles a Corinthians.

La disyuntiva pasa, fundamentalmente, porque en ocho días se juega la temporada. Con el antecedente fresco de lo pasado en Colonia ante Plaza, cuando hizo 10 cambios y cayó, está claro que Munúa no repetirá esa experiencia. Sin embargo, puede haber retoques.

Gonzalo Porras, por ejemplo, seguramente jugará porque tiene cuatro amarillas y le viene bien hacerse sacar otra para llegar a la quinta y limpiar de cara al clásico, perdiéndose el juego ante Racing.

La cuestión es que si rota y pierde, se alejará del título del Clausura y si no rota, el equipo puede sentir el esfuerzo en el mismo partido y ni que hablar el miércoles por la Copa. Por eso, no es una decisión sencilla para Munúa.

El tricolor se juega mucho en dos partidos. La juventud del plantel y sobre todo el rendimiento hacen que el técnico pueda apostar a repetir las piezas, aunque sabe que puede ser una jugada arriesgada.

La vuelta fue con todos a la orden.

Tras el empate sin goles por Copa Libertadores el jueves a la noche frente a Corinthians en el Gran Parque Central, Nacional regresó ayer por la mañana a los entrenamientos en Los Céspedes. Los que jugaron hicieron ejercicios regenerativos en el gimnasio, mientras que los futbolistas que no tuvieron minutos ante el Timao, realizaron trabajos con pelota en cancha. Sebastián Gorga fue el único que trabajó diferenciado.

Álvaro Paz.

"Yo jugaría el sábado con todos los futbolistas que estén aptos para jugar porque el de Sud América es un partido tan importante como el de Corinthians", dijo el vicepresidente tricolor Álvaro Paz.

Eduardo Acevedo.

"El técnico conoce a los jugadores y sabe cuánto tiempo de recuperación tiene cada futbolista. Acá también hay una carga emocional muy grande y eso es importante", contó Eduardo Acevedo.

Julio César Antúnez.

"Lo hablaría con el plantel para pelear por todo. El mejor entrenamiento es jugar y hacerlo cada tres o cuatro días para un profesional no debería ser problema", expresó el "Tola" Julio César Antúnez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)