PEÑAROL

A disfrutarlo lo más posible

Busquets firmó contrato antes de enfocarse en la sub 20; ya le pusieron el ojo.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

Es uno de los jugadores donde Peñarol tiene depositadas más esperanzas. Recién cumplió 18 años, viene de ser campeón uruguayo como lateral titular y ahora quedó en la preselección uruguaya que en enero disputará el Sudamericano Sub 20 en Chile.

En Peñarol asumen que el jugador estará en la lista definitiva y eso también puede hacer elevar su cotización. Si bien la intención es que pueda seguir ligado al club, son conscientes también que desde el Viejo Continente los vienen a buscar cada vez más chicos para terminar de formarlos afuera.

Lo cierto es que antes de meterse de lleno en la Celeste, el pibe firmó contrato con los aurinegros por tres temporadas más.

Ya hubo sondeos desde Italia y México para interiorizarse sobre su situación. Los buenos rendimientos que tuvo en el aurinegro, principalmente en los clásicos contra Nacional en el Clausura y la final, generaron buenas repercusiones en el exterior. No quiere decir que se vaya en este período, pero al menos tienen claro que ya le pusieron el ojo encima.

Su buen pie y proyección para pasar al ataque son características determinantes que los equipos del extranjero ponen casi como requisito excluyente. Además, en su caso, eso se ve anexado a su personalidad.

Aurinegro. Debutó por necesidad. Con los tres laterales derechos lesionados, Diego López se la jugó por él. No fue a buscar a su sustituto a Tercera División. Eligió más abajo, en Cuarta, al capitán del equipo. En la fecha 4, en Belvedere y con al ambiente aún caliente por la rápida eliminación de la Sudamericana, el pibe saltó a la cancha. Se la bancó, cumplió con creces y no salió más. Con el correr de los partidos fue ganando en confianza y eso incluso hizo que desembarque en el Complejo Celeste por primera vez. En total jugó 12 partidos, completando 983 minutos.

“Esto es todo distinto. Ya en el calentamiento lo viví de otra forma. Escuchaba a la gente cantar y saltar y es otra cosa... Nada que ver con un partido de Formativas. Hasta a mí me pasaba que por dentro cantaba las canciones de la tribuna”, le comentó a Ovación, a mediados de agosto, después de su primer partido como titular.

Si finalmente queda en el plantel para el Sudamericano, será baja en la Supercopa Uruguaya que se disputará a fines de enero contra Nacional. Además, en su regreso, podría tener un lógico descanso que haría que Peñarol no lo tenga tampoco en los primeros compromisos de la temporada.

También podría sufrir su ausencia a partir de mayo si la Celeste adquiere el pasaje al Campeonato del Mundo de Polonia.

Por eso, los regresos de Guillermo Varela y Mathías Corujo, tras recuperarse de sus respectivas lesiones, y la mano que pueda dar en esa zona Giovanni González, serán importantes.

Perfil. Nació el 20 de octubre del año 2000. Es del Chuy. Llegó a Peñarol en Sexta División como un volante ofensivo. Alejandro Cappucio, su entrenador en ese entonces, le vio condiciones para transformarse en lateral. “Tenía la altura y la proyección. Solo le faltaba afianzarse en la marca”, contó el DT.

Él aceptó el reto aunque por dentro no le gustaba para nada la idea. Llegaba a su casa y lloraba porque quería jugar más adelante. Con el tiempo le fue agarrando el gustito y se enamoró de la posición. Hoy le agradece al DT por haberle cambiado la vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)