BRASIL

Dios existe: en São Paulo

El Morumbí se hizo escuchar. Los hinchas ya tendrán que dejar de pedir su vuelta. Diego Lugano está más cerca que nunca de volver a jugar en el São Paulo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diego Lugano con la copa del Mundial de Clubes. Foto: Archivo El País

La "Tota", a sus 35 años, retornará al equipo que lo consagró como futbolista y que le permitió poder defender la camiseta que más quiere: la de la selección uruguaya.

Luego de un 2015 muy positivo a nivel personal, donde dejó atrás las lesiones que lo tenían a maltraer y recuperó el ritmo futbolístico, Lugano volverá a un equipo donde dejó la vara lo más alto posible. El canario estuvo allí entre 2003 y 2006, y dejó el mejor recuerdo. Ganó cuatro títulos (Campeonato Paulista 2005, Copa Libertadores 2005, Mundial de Clubes 2005 y Brasileirao 2006), y dejó marcado a fuego en los fanáticos una estadística bastante particular: jugó 13 clásicos ante Corinthians registrando nueve triunfos y cuatro empates. Se fue invicto.

"El jugador tiene una cláusula y él va a hacer uso de ella. Es una pauta confidencial del contrato del jugador con Cerro Porteño para que lo pueda liberar. No hay nada de São Paulo con Cerro. A través de esa cláusula, él será liberado. Diego siempre manifestó sus ganas de volver. Hay muchas chances de que se pueda llegar a un acuerdo", explicó Juan Figer, su representante, y dejó la puerta abierta para su retorno.

Con la cinta que le dejó su amigo Rogerio Ceni y el pedido público de la dirigencia y el "Patón" Bauza, Lugano volverá al club aunque, obviamente, su incorporación hará mucho más ruido que cuando llegó hace casi 13 años atrás. Aquel rubio, todavía con cara de adolescente, llegaba en silencio, sin lugar en Nacional y con un buen campeonato en el humilde Plaza Colonia. Dos años más tarde, y como pieza fundamental del equipo, ya lo habría ganado absolutamente todo.

Ahora, la situación es diferente. Con el Brasileirao y la Copa Libertadores por delante, la "Tota" llega como refuerzo emblema para un equipo que promete desembolsar unos cuantos billetes en incorporaciones para olvidar rápidamente las últimas frustraciones y volver a conseguir títulos.

Diego Lugano, o simplemente "Dios" como le dicen los hinchas del equipo tricolor, está más cerca que nunca de regresar a su casa. Diez años después, el capitán vuelve y va por todo.

"TOTA" 2015.

Semestre I.

Luego de un año de recuperación, arregló en el Häcken de Suecia. Jugó los 11 partidos del torneo sin mostrar problemas físicos.

Semestre II.

Se sumó a Cerro Porteño. Jugó 16 partidos y marcó cinco goles. Se ganó el cariño de los hinchas rápidamente. Volvió a demostrar que está vigente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)