SELECCIÓN

El dilema de Tabárez: ¿Poner todo para evitar a Brasil o rotar y administrar energías?

Uruguay ya está en los cuartos de final de la Copa América, pero para evadir al favorito en la próxima instancia no debe perder el lunes ante Paraguay.

Oscar Tabárez
Oscar Tabárez durante el entrenamiento de este viernes en Cuiabá. Foto: EFE

La victoria 2-0 sobre Bolivia dejó buenas sensaciones en la selección de Uruguay. Las futbolísticas fueron que el equipo mejoró en su funcionamiento colectivo, especialmente en la generación de fútbol, por lo que aportó Giorgian De Arrascaeta con su movilidad y juego cercano al área y Nahitan Nández con sus subidas por la banda derecha.

También hubo buenas sensaciones por el resultado, ya que aseguró la clasificación a los cuartos de final de la Copa América y con ello la tranquilidad para afrontar el último partido del grupo, el lunes ante Paraguay (hora 21.00) sin demasiadas urgencias. Sin embargo, todavía hay cosas importantes a resolver y es allí donde el técnico Óscar Tabárez se debate en las decisiones a tomar.

Uruguay está cuarta en la tabla del Grupo A y ello implica que, en caso de no salir de ese lugar, enfrentará a Brasil en la próxima instancia, el rival al que todos quieren evitar por ser el local y el de mayor poderío; ganó todos los partidos que disputó.

Por lo tanto, es fundamental sumar al menos un punto, porque eso significaría quedar tercero en detrimento de Chile, que pasaría al cuarto puesto. Sin embargo, todavía estaría Brasil en el camino en las eventuales semifinales si ambos equipos siguen en carrera para entonces. Por eso ganar sería fundamental.

El triunfo ante Paraguay implicaría llegar al segundo lugar y eventualmente al primero si Argentina perdiera con Bolivia. Pero lo más importante sería que Uruguay solo encontraría a Brasil eventualmente en la final.

El dilema de Óscar Tabárez

Óscar Tabárez
El maestro Tabárez durante el partido ante Bolivia. Foto: EFE

Entonces, es aquí que se plantea la gran interrogante para Tabárez: ¿pone todo para ir por el triunfo y evitar a Brasil o rota el equipo para darle descanso a algunos futbolistas que están muy desgastados?

La decisión no es sencilla porque hay que mirar el bosque y no el árbol. El duelo ante Paraguay es crucial para el futuro de Uruguay por lo ya expuesto, pero se debe tomar en cuenta que la Celeste es de las que más exigencia ha tenido no solo por los traslados que realizó, sino porque tuvo libre en la primera jornada, jugó tres partidos en seis días (18, 21 y 24), los dos últimos con temperaturas que rondaron los 35 grados en Cuiabá y habrá poco descanso entre el partido del lunes y el siguiente.

Si Uruguay pierde ante Paraguay y desgasta a sus jugadores, luego irá muy mermado físicamente a enfrentar a Brasil el viernes. Si empata el rival será uno de menor jerarquía (Perú, Ecuador o Venezuela), pero ese contrincante llegará con un día más de descanso, pues el Grupo B finaliza el domingo.

Pero por el otro lado está la importancia de ganar, porque eso asegurará no solamente evitar a Brasil al menos hasta la final, sino tener en lo inmediato 24 horas más de recuperación, ya que el primero y el segundo del Grupo A jugarán el sábado.

Tabárez tiene mucho que pensar y resolver. "Yo pongo el equipo que creo puede servir más para lograr el objetivo", dijo el técnico celeste previo al juego con Bolivia. Eso hace pensar que no se guardará nada y, por otro lado, está el hecho que la oncena viene creciendo futbolísticamente y también es importante darle continuidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados