desde el arco | josé mastrandrea

La dignidad de los jugadores ante todo

Si algo le faltaba a Tacuarembó para hacer más digna su despedida de Primera División, era dejar todo, jugar como si tuviese ‘vida’ y pelear hasta último momento los tres puntos frente a Rampla. No sólo lo hizo, terminó ganándole al equipo "picapiedra" y lo sentenció. 

Lo bajó a Segunda, en una tarde que tuvo más lágrimas que alegrías. Vale la pena destacarlo, cuando hasta hoy se habla de arreglos en el fútbol de España e Italia, la dignidad del futbolista uruguayo vuelve a ponerse de manifiesto en una etapa en donde se jugaban puntos importantes, vitales para muchos equipos. Todos dieron todo. Lo de Tacuarembó, ya condenado a jugar en la "B" la próxima temporada, es una muestra más. Sin motivación, aún golpeados por el descenso, bien pudo haber sido otra la actitud, sin embargo, el equipo de Jorge Castelli dio todo y más. Aplausos. Y fuerza al viejo Rampla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)