PEÑAROL

La diferencia: ¡de selección!

Los volantes por afuera llevan al aurinegro a la definición del certamen

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fotos: Gerardo Pérez/Marcelo Bonjour.

Uno es de Punta del Este y otro es de Juan Lacaze. Uno está de regreso en el club de sus amores tras 11 años de carrera en el exterior y otro está dando recién sus primeros pasos en el fútbol profesional. Uno va por derecha y otro por izquierda. Sin embargo, los dos coinciden en que tienen un nivel desnivelante, son insustituibles y llevan a Peñarol de la mano a la definición del Torneo Intermedio. Los dos son de selección y ahí está la gran diferencia.

Nahitan Nández y Cristian Rodríguez hacen todo bien. Son los líderes, son el alma del equipo, dentro y fuera de la cancha. Trasladan la pelota y hacen jugar al resto. Ponen el pase justo, quirúrgico, y al mismo tiempo no tienen ningún tipo de problemas para bajar y tirarse al piso para ayudar a sus compañeros.

Ayer, en un partido duro ante Liverpool en una cancha que siempre complica, sacaron la cara por Peñarol. Nahitan, mostrando más destellos de crack, abrió el partido con un golazo cuando el equipo no encontraba argumentos para lastimar al rival. El “Cebolla”, sacando a relucir toda su chapa, se avivó ante la pasividad de la defensa negriazul y con un cabezazo puso el segundo tanto en el comienzo del complemento.

Una vez más los volantes por afuera volvieron a dejar en claro que no tienen reemplazantes en este equipo. Podrá entrar otro y dar una mano, pero el nivel de ellos es superlativo al resto.

Tan importantes son que el único partido que Peñarol no ganó en este Intermedio fue el que no estuvieron, ante Boston River.

Con lo difícil que es entrar al grupo de la selección uruguaya, ese selecto plantel que desde hace 11 años conforma el maestro Óscar Tabárez, el aurinegro aprovecha a dos de sus futbolistas en este equipo. Son la diferencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados