HACIENDO HISTORIA

Diez triunfos clásicos memorables de Peñarol

Desde los tiempos de Piendibene al 5-0 reciente, jornadas inolvidables del equipo de 1949, de los cracks de los 60 y el segundo Quinquenio.

Los jugadores aurinegros celebran uno de los tantos en el 5-0 ante Nacional. Foto: Archivo El País.
Los jugadores aurinegros celebran uno de los tantos en el 5-0 ante Nacional. Foto: Archivo El País.

La larguísima historia del clásico uruguayo está llena de triunfos soñados y derrotas de pesadilla para cada uno. La premisa ahora es repasar diez victorias memorables de Peñarol.

Peñarol 2-Nacional 1 (25 de diciembre de 1921). El primer clásico disputado en el estadio de Pocitos, pocas semanas después de su inauguración. Se puso Nacional en ventaja con gol de Mazali, el futuro arquero olímpico que ese día jugó de delantero. Empató Terevinto y cerca del final José Piendibene marcó el gol de la victoria, antesala del título por el Uruguayo. La hinchada entró a la cancha y llevó en andas al Maestro Piendibene.

Peñarol 3-Nacional 2 (17 de diciembre de 1944). Nacional iba por el sexenio y empezó ganando la finalísima del Uruguayo 1944 por 2 a 0, con dos de Atilio García. En el segundo tiempo llegó la reacción aurinegra, que ganó con goles de Prais, Obdulio Varela y Vidal para conquistar el título y cortar la serie rival.

Peñarol 2-Nacional 0 (9 de octubre de 1949). Los hinchas lo recuerdan como “el clásico de la fuga”. Por la primera rueda del Uruguayo, Peñarol ganaba 2 a 0 al cabo del primer tiempo, con goles de Ghiggia y Vidal, y Nacional no salió a jugar el complemento. Un punto alto de una temporada brillante para el club.

Peñarol 2-Nacional 0 (20 de marzo de 1960). La final del Uruguayo 1959 fue doblemente valiosa: significó el título local y además clasificó al aurinegro a la primera Copa Libertadores (que también ganó, iniciando un ciclo triunfal). Cubilla marcó el primero a los 80’. Poco después hubo una gresca entre casi todos los futbolistas y el árbitro Vaga expulsó a cuatro de cada equipo. En la hora, Linazza hizo el segundo de penal. Algunos días antes, el delegado Washington Cataldi se había anotado una victoria propia, al lograr la habilitación para la final de los recién incorporados Spencer, Linazza y Pedra.

Peñarol 3-Nacional 2 (26 de noviembre de 1961). Cinco días después de consagrarse campeón del mundo ante Benfica, Peñarol dio vuelta un partido que perdía 2-0 y con baile en el primer tiempo. Descontó Aguerre a los 55’ y en los diez finales Ángel Cabrera hizo dos más para completar la remontada. Y de paso, conquistar el cuarto Uruguayo consecutivo, rumbo al primer Quinquenio.

Peñarol 5-Nacional 1 (28 de enero de 1976). La gran noche del Pibe Julio César Giménez, autor de tres goles en poco más de 15 minutos. El tercero, con jopeada a Moller y gambeta al arquero Bertinat, cuando el ídolo artiguense estaba lesionado pero no podía salir pues su equipo había agotado los cambios. Los otros dos goles fueron de Galilea y Morena. Además, campeón de la Liguilla.

Peñarol 2-Nacional 1 (23 de abril de 1987). Por la Copa Andalucía, un torneo triangular internacional, el famoso “ocho contra once”. Ganaba el aurinegro con gol de Ricardo Viera y luego igualó Cardaccio. A los 68’ Viera fue expulsado y cuatro minutos después también se fueron José Herrera y José Perdomo. Cuando quedaban ocho minutos, Jorge Cabrera culminó una jugada rápida para marcar el segundo. El increíble triunfo, además, fortaleció la posición de Óscar Tabárez, discutido hasta entonces como técnico aurinegro. Siguió al frente del equipo, que terminó conquistando ese año la Copa Libertadores.

Peñarol 1-Nacional 0 (27 de octubre de 1991). El gol lo hizo Sergio Martínez, pero el héroe de la tarde fue Jorge Goncálvez: por expulsión de Fernando Álvez, el zaguero pasó al arco en el último cuarto de hora y realizó varias atajadas que aseguraron el triunfo.

Peñarol 3-Nacional 2 (5 de noviembre de 1997). Rumbo al segundo Quinquenio, la semifinal del Uruguayo lo encontró 2-0 abajo al comenzar el segundo tiempo. Lo dio vuelta en 15 minutos, con goles de Zalayeta, Romero y De Lima. Fue además la “continuación” de la remontada por el Torneo Clausura (4-3 el 19 de octubre). En ambos casos, el gol decisivo lo marcó Juan Carlos de Lima.

Peñarol 5-Nacional 0 (27 de abril de 2014). El triunfo con el recuerdo más fresco. Una goleada impactante, la segunda más importante del historial entre ambos, por el Clausura 2013-2014. Marcaron Zalayeta y Macaluso en el primer tiempo, el Japo Rodríguez y Luis Aguiar dos veces en el segundo.

Más un empate: Peñarol 2-Nacional 2 (15 de mayo de 2016). El aurinegro perdía en la cancha y en la tabla, y Nacional amenazaba estirar la diferencia en cada contragolpe. Cuando parecía todo liquidado, en el último instante de los descuentos Marcel Novick hizo un gol increíble: un cabezazo con la nuca, saltando ante dos rivales más altos, para poner la pelota junto al palo. El empate le sirvió al mirasol para mantener la punta en la anual y seguir peleando por un Uruguayo que al final conquistó ante Plaza Colonia.

El hincha podrá decir: ¿Y el 3-0 de la Libertadores 1966, cuando Rocha hizo un golazo metiéndose al arco con pelota y todo? ¿Y el 5 a 0 de 1953, con cuatro goles en los primeros 22 minutos? ¿Y el partido de la Libertadores 76, cuando lo dio vuelta con 10 jugadores, un gol de Giménez y un tiro libre de Pablo Forlán? ¿Y el del gol de La Gata García sobre la hora en el 58? ¿Y el “clásico de la reunificación”, ganado en el propio Parque Central en 1925? ¿Y el del retorno de Morena, con dos goles en 1981...? La historia es larga y todos tienen sus clásicos inolvidables.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)