HACIENDO HISTORIA

Diez triunfos clásicos memorables de Nacional

Las tardes en que el hincha quedó afónico, con el equipazo de los años 40, o los goles del Manco Castro, Martino, Abreu y Recoba.

El festejo de los jugadores de Nacional tras el triunfo clásico en 2014. Foto: Archivo El País.
El festejo de los jugadores de Nacional tras el triunfo clásico en 2014. Foto: Archivo El País.

Por lo valiosos, por lo disfrutables, porque fueron remontadas o goleadas, hay triunfos clásicos que el hincha jamás olvidará, conservábndolos entre el corazón y la memoria. Aquí, diez victorias memorables de Nacional.

Nacional 4-Peñarol 0 (20 de mayo de 1917). Un triunfo que abrió el camino hacia la primera Copa Uruguaya en propiedad. Marcaron Brachi y Marán en el primer tiempo; dos emblemas del club, Abdón Porte y Héctor Scarone, completaron la goleada.

Nacional 3-Peñarol 2 (18 de noviembre de 1934). La finalísima del Campeonato de 1933, luego de innumerables episodios, le dio a Nacional su primer título del Uruguayo profesional. Peñarol estuvo dos veces en ventaja, pero tres goles del Manco Héctor Castro valieron la victoria de los albos.

Nacional 3-Peñarol 2 (28 de abril de 1940). La final del Uruguayo de 1939 pudo significar el quinto título para Peñarol… y en cambio marcó el comienzo del Quinquenio tricolor. Se definió en el alargue con goles de Volpi y Atilio García. También tuvo sabor a justicia para sus hinchas: el equipo había sumado más puntos en la tabla que su rival pero perdió los ganados ante Racing (y con un 6 a 1…) por razones administrativas.

Nacional 5-Peñarol 1 (8 de diciembre de 1940). Durante más de un década, Atilio García resultó el azote de las defensas aurinegras, pero nunca fue tan imparable como aquella tarde. Bigote convirtió cuatro, la mayor producción de cualquier futbolista en un clásico. Y eso que en la semana previa estuvo en duda por un golpe en una rodilla. El otro lo hizo Bibiano Zapirain.

Nacional 6-Peñarol 0 (14 de diciembre de 1941). Decir que fue la mayor goleada clásica de la historia no necesitaría mucha información adicional, pero además permitió que el tricolor completara el campeonato perfecto, ganando los 20 partidos del Uruguayo del 41. El primer tiempo terminó 3 a 0, con goles de Bibiano Zapirain, Atilio García y el aurinegro Piñeiro en contra. Después aumentaron el mismo Atilio, Luis Ernesto Castro y Roberto Porta. Fue la tarde del “10 a 0”, porque en el preliminar de reservas ganó el albo 4 a 0.

Nacional 2-Peñarol 0 (24 de diciembre de 1950). La tarde de Nochebuena se definía el Uruguayo de 1950. En un campo repleto de campeones de Maracaná, la figura fue el argentino José Miseria García, que anuló a Obdulio Varela y además convirtió los dos goles, uno en cada tiempo. El presidente tricolor, Antonio Baldizán, acuñó ese día una frase histórica: “¡Nacional es el campeón en el país de los campeones del mundo!”.

Nacional 3-Peñarol 2 (6 de enero de 1952). El Día de Reyes de 1952 fue también el día de Rinaldo Martino. El extraordinario futbolista argentino marcó los tres goles en una de las mejores actuaciones individuales en un clásico. Martino abrió la cuenta, empató Abbadie y desniveló Vidal para el aurinegro, pero dos conquistas más de Mamucho en el segundo tiempo valieron el triunfo.

Nacional 2-Peñarol 0 (4 de febrero de 1980). El tricolor venía de perder el clásico de la Liguilla y la final ante Defensor, y para colmo se quedó sin técnico. En condiciones tan adversas asumió Juan Martín Mugica para afrontar el desempate para ir a la Libertadores. La mística de 1971 renació también en los dos goles de Cascarilla Morales que le permitieron ganar, clasificar a la Copa (y de paso, eliminar al rival de siempre). Y mucho más que eso: hizo posible el Nacional campeón de América y del mundo 1980.

Nacional 3-Peñarol 2 (5 de diciembre de 2004). Cerca de la media hora del segundo tiempo ganaba Peñarol 2 a 0. Entonces entró Luis Romero, un exídolo rival, que en pocos minutos hizo dos para empatarlo. Y en la hora, le peleó la pelota a un rival y se la cedió a Sebastián Abreu para el gol de una victoria impactante, que ratificó un momento de superioridad clásica.

Nacional 2-Peñarol 1 (9 de noviembre de 2014). El partido se terminaba y el tricolor perdía por 1 a 0. En la hora lo empató Iván Alonso. Pero había más. Ya en los descuentos, un tiro libre ideal para Álvaro Recoba. El zurdazo del Chino superó la barrera y se clavó en la red para delirio del hincha.

Más un empate: Nacional 0-Peñarol 0 (25 de agosto de 1934). Fue el día de “los nueve contra once”. En el “pico” de la final de 1933, nueve tricolores protagonizaron la hazaña de mantener el cero ante once de Peñarol durante 80 minutos (20 que restaban por jugar más dos alargues de madia hora cada uno). Una perfecta planificación del entrenador húngaro Américo Szigeti permitió cerrar todos los caminos del rival, a pesar de que no pudo alinear ni sustituir a los dos expulsados en el partido interrumpido, Nasazzi y Labraga. El título de la temporada, como está dicho, sería más tarde de Nacional.

Por supuesto que faltan… Podrían agregarse el 1-0 de la segunda rueda de 1983, que dejó a Peñarol último en la tabla. También la final de 1952, un 4-2 en febrero del 53. Y otro 4-2, el que puso punto final al quinquenio rival en 1998. O el increíble 3-0 con tres goles de Artime por la Libertadores 1972. El “clásico del susto” por la presencia de Abreu en 2003. La remontada de 2011 con el gol de penal de Recoba en la hora. Diez triunfos son pocos para el gran álbum de la memoria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)