CRISIS SANITARIA

Diego Scotti: "No hay nada claro y muchísimas contradicciones"

El presidente de la Mutual anunció que al igual que la AUF pedirá audiencia a la SND. Hay clubes que evalúan mantener el seguro de paro hasta el 31 de julio.

Diego Scotti
Diego Scotti.

La interna del fútbol uruguayo no sale de su asombro luego de haber recibido la comunicación por parte de la Secretaría Nacional del Deporte (SND) de que la actividad no podrá reanudarse hasta el 15 de agosto.

Ignacio Alonso, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), fue de los primeros en reaccionar y anunció que solicitará una reunión a la SND para conocer los fundamentos científicos que llevaron a no habilitar la vuelta para el 1° de agosto, como se venía anunciando.

Incluso Diego Scotti, flamante presidente de la Mutual Uruguaya de Futbolers Profesionales, anunció este martes a la mañana que acompañará a la AUF en el pedido de audiencia a la SND, porque hay mucha molestia en los futbolistas ante esta decisión del gobierno.

Lo que más confunde a los jugadores, según relató Scotti al programa Cien Por Ciento Deporte (Sport 890), es que por segundo día consecutivo el lunes hubo cero caso de contagio y que este mismo martes abren sus puertas los shoppings (lugares cerrados), mientras que no se permite que se disputen partidos al aire libre sin público en las tribunas.

"Uno ve que hay algo armado detrás de esto. No hay nada claro y sí muchas contradicciones", apuntó Scotti. Entre otras cosas, enumeró que desde la AUF trascendió que las autoridades sanitarias del país anunciaron que devolvieron el protocolo presentado a fines de mayo porque era demasiado exigente y se lo flexibilizó y un par de días después se anuncia desde el gobierno que el fútbol no puede comenzar antes del 15 de agosto.

Consecuencias

Si la situación no se revierte, los clubes (que tenían previsto comenzar a entrenar el próximo lunes, 15 de junio) tienen previsto retrasar el retorno a los entrenamientos, pues faltarán dos meses para que se juegue el primer partido.

Esto significa, entre otras cosas, que los futbolistas no saldrán del seguro de paro al menos hasta el 30 de junio y, además, hay posturas de que ampliarlo incluso hasta el 31 de julio, pues por un lado ahorrarán dinero y además tendrá un costo político para el gobierno por mantener un alto número de desempleo y también económico, porque será el que siga pagando los salarios.

Se anuncia para este martes a la noche una reunión de clubes para tomar una posición conjunta y firme ante esta situación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados