NACIONAL

Diego Polenta se queda: pan para hoy, hambre para mañana

El capitán tricolor definitivamente jugará el Apertura y la Copa Libertadores en el tricolor, ya que hoy vence el período de pases en Italia y no se fue. Sin embargo, quizá no sea la mejor noticia para la institución.

Polenta. Es la opción del DT para el lateral izquierdo. Foto: Ariel Colmegna
Diego Polenta. Foto: Archivo El País

Miércoles 31 de enero de 2018. Se termina el período de pases en gran parte de Europa pero, lo que más importa al hincha de Nacional, finaliza en Italia y Diego Polenta no ha sido inscrito por Genoa. Esto significa que el capitán permanecerá en el club durante todo este semestre y disputará tanto el Apertura como la Copa Libertadores, esta última luego de haber purgado los tres partidos de suspensión que le pesan.

El capitán tricolor entrenó hoy mismo por la mañana en Los Céspedes luego de no haber viajado a Italia el martes y de haber llegado a un acuerdo con los dirigentes tricolores, esa misma tarde, en que la oferta que había enviado el Genoa no era satisfactoria.

Es un motivo de tranquilidad para los hinchas que Polenta no se haya ido, porque no solo es el jugador símbolo del plantel, sino además uno de los mejores que tiene, pues está en la elite de los defensores del medio local, tiene nivel de selección (de hecho ha sido convocado alguna vez por Tabárez) y para el club era irreemplazable. Hasta ahí todo bien, pero...

Ahora empieza otra etapa no tan buena para Nacional y es tratar de sacarle provecho a Polenta desde lo económico. El zaguero finaliza su contrato en junio y la institución tiene dos caminos: resignarse a perderlo y que seguramente allí se marche a Europa sin obtener ganancia alguna o bien comenzar ya a negociar un nuevo contrato. Para esto último es importante el convencimiento del jugador, que no parece estar muy seguro de seguir.

Polenta habló de amenazas en contra suya y de su familia para querer salir ya hacia Europa. Eso y algún otro tema personal más estarían decidiéndolo en este momento a no continuar en el tricolor.

Incluso para que fuera a préstamo a Genoa (finalmente terminó siendo una oferta por compra definitiva) hubiera tenido que firmar una extensión de contrato, porque un préstamo no puede exceder la duración del vínculo del jugador con el club y el conjunto italiano lo quería por un año y medio.

Por lo tanto, lo que es pan para hoy, será seguramente hambre para mañana. Por los próximos cinco meses Polenta seguirá en Nacional (hasta el 30 de junio) y luego lo más probable es que se marche sin beneficios económicos para la institución. Una vez más la responsabilidad de que esto ocurra o no pasa a manos de la comisión directiva tricolor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)