PEÑAROL

Diego López afronta el clásico con cautela en el sistema táctico

El entrenador apuesta a sumar un jugador más en la contención: Guzmán Pereira. Trindade y De Los Santos jugarán como más se sienten cómodos.

Matías de los Santos y Jesús Trindade. Foto: Francisco Flores.
Matías de los Santos y Jesús Trindade. Foto: Francisco Flores.

Salvo sorpresas de último minuto, y con la duda de Kevin Dawson o Thiago Cardozo en el arco, los jugadores de campo de los que dispondrá Diego López parecen estar confirmados.

Y eso también confirmaría que el entrenador apostará al 4-1-4-1 con el que tuvo buen rédito durante varios partidos del Torneo Clausura.

No solo es una táctica con la que muchos jugadores están familiarizados, sino que también una con la que sumó buenos resultados y también en la que no solo gana en ataque, también lo hace en el retroceso.

Si hubo una zona en la que Nacional ganó los mano a mano en el último clásico fue en el mediocampo y ahí es donde “Memo” sumará un hombre pensando en recuperar el esférico y a partir de ahí lanzar en velocidad tanto a Ignacio Lores como a Facundo Pellistri por las bandas.

Es innegable además que la sociedad Trindade-De Los Santos ha dado mucho rédito cuando le tocó jugar por delante de Pereira y no tanto así cuando fueron el doble cinco, como en el clásico pasado.

Esto se debe sobre todo a que, con la presencia de Pereira, uno de los dos se puede soltar en ataque sin que ello signifique quedar desbalanceado.

Guzmán Pereira. Foto: Gerardo Pérez.
Guzmán Pereira. Foto: Gerardo Pérez.

En ese aspecto, De Los Santos saca ventaja teniendo en cuenta su buena pegada que ya fue demostrada en varios juegos y que no solo le permitió convertir, sino que también le ha servido para asistir a los hombres de ataque en la ofensiva aurinegra.

El otro beneficiado de este sistema es Xisco Jiménez, quien podrá hacer el juego que más le gusta recibiendo pelotas desde las bandas que no solo pueden terminar en el arco rival, sino que también puede hacer de pívot para quienes llegan desde atrás.

Es así que por varios aspectos el 4-1-4-1 parece ser la táctica indicada para enfrentar a un equipo tricolor que sabe que con una victoria será campeón del Uruguayo.

Gana en balance y no pierde la velocidad por las bandas que es uno de los fuertes aurinegros, por lo que Diego López puede confiar en esa formación teniendo en cuenta que gana más de lo que pierde, ya que con la misma juega con un delantero solo, pero llega con gente desde el mediocampo que conoce bien la faceta ofensiva.

Con cautela, así planeó Diego López el clásico. Sin hacer locuras y apostando a que primero no le anoten y luego salir a contragolpear.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)