CELESTE

Godín: el delivery del Inter, volver a vivir a Uruguay y el récord que logró con la selección

"A la selección la amamos. Es la vida y ha sido mi gran motor, sino tal vez no estaba jugando más al fútbol", expresó el zaguero y capitán de la Celeste.

Diego Godín en el partido entre Uruguay y Bolivia. Foto: Nicolás Pereyra.
Diego Godín en el partido entre Uruguay y Bolivia. Foto: Nicolás Pereyra.

Diego Godín es referente y no casualidad también el capitán de la selección uruguaya. Sus dichos no pasan desapercibidos y en las últimas horas brindó una extensa entrevista donde contó detalles de sus inicios, su presente y su futuro dentro y fuera de la cancha.

El actual jugador del Cagliari pasó por el programa "Dos de punta" de la plataforma "Otra cabeza", mientras disfruta de sus vacaciones y habló sobre distintos temas.

La pandemia en Italia y la ausencia de público

Cuando la pandemia de COVID-19 comenzó a tomar trascendencia, el zaguero de la selección uruguaya estaba jugando en Italia y defendiendo los colores del Inter. En ese entonces, fue precisamente uno de los países más complicados y eso generó miedo en el futbolista.

"Estuve casi un mes sin salir de casa. Tenia miedo de ir a tirar la basura. Hablaba con el médico del club y nos decía que en los hospitales no había lugar para sacar la gente, en los techos había que meter", expresó.

Dentro de ese contexto, hubo un detalle particular que le tocó vivir y fue que el equipo neroazzurro les mandaba la comida con un delivery a sus casas. Según contó el propio Godín, se cocinaba en la ciudad deportiva del club y luego les llegaba a la casa de cada uno de los futbolistas.

Diego Godín en diálogo con Antonio Conte en el Inter-Sevilla. Foto: AFP.
Diego Godín en diálogo con Antonio Conte en el Inter-Sevilla. Foto: AFP.

"Con mi familia acá en Uruguay no tuve miedo porque los tengo en el campo y se cuidaron bastante, se aislaron, salían lo menos posible y fue más a fin de año que se complicó", sostuvo

En relación al contexto mundial que se vive actualmente, Godín no dudó en manifestar que "lo que se extraña, principalmente, es la gente en el estadio". "El calor de la gente, del hincha, de la familia, los niños. Se nota acá en Uruguay y en los partidos de Europa. Cuando vinimos a la preparación para la Copa América tuvimos la suerte de ver a nuestra familia más cercana, pero lo hablamos con los muchachos porque el riesgo era grande, primero de perderte la copa y después de los contagios que se podían dar en las familias", detalló.

El deseo de volver a Uruguay

"Extraño todo. No de ahora, ahora que estoy mas grande un poquito más, pero cada vez que vengo a Uruguay y tengo que volver me cuesta. Yo extraño Uruguay y tengo decidido que voy a volver a vivir a Uruguay. No es que extrañe cosas puntuales, extraño estar en mi tierra. Hacer un mate e ir a lo de mi hermana a ver a mi sobrina, ir a Rosario y ver a mis padres. Disfrutar de ellos. Yo me fui joven y cada vez extrañás más esas cosas. El tiempo pasa y uno va tomando consciencia de que hay que disfrutar el presente", aseguró.

"Mi mujer me dice 'vos venís a Uruguay 20 días y todos te quieren ver. En 15 días hacés 17 asados y 20 juntadas y vas a pescar, a cazar, a andar a caballo, a un baile y hacés todo en 15 días y pensás que esa va a ser tu vida cuando dejes el fútbol y no es la realidad'. Pero no es eso, yo extraño las pequeñas cosas de estar acá. Tener cerca a mis amigos cada tanto y mi familia", sentenció el jugador de Cagliari

"Toda mi vida me preparé, mi ilusión fue el fútbol y mi objetivo era jugar para que mis padres se sintieran orgullos, por crecer y ayudar a mi familia y yo hacer un peso y jugar en la selección y equipos grandes. Mi vida giró entorno a eso y todavía no estoy preparado para decir 'bueno cuando se corte eso qué'", manifestó.

Godín fue sincero y no dudó en expresar: "Capaz que vengo a Uruguay y sigo jugando al fútbol porque es lo que realmente quiero. Capaz que voy a jugar a Estudiantes de Rosario. Sé que fue una carrera vertiginosa, en ascenso y que fue intensa, sí siento que ha sido desgastante desde lo físico y mental". 

Se enteró que tiene un récord en la selección y el hecho de disfrutar de ella

"A la selección la amamos. Es la vida y ha sido mi gran motor, sino tal vez no estaba jugando más al fútbol. Hay mucha responsabilidad porque sabés qie son las últimas balas y ves que las cosas no salen como uno quiere. Las criticas que siempre van a estar y es una bola de nieve que al final a uno lo hace explotar y liberarse", expresó.

"Antes de la preparación para la Copa América decía que estaba disfrutando de cada día y no me ponía fastidioso por nada. Era todo positivo y tenía muchas ganas de entrenar. También sufrís más la derrota y las críticas y me lo tomé mucho más a pecho, pero sobre todo porque la selección es mi vida", opinó.

Diego Godín celebrando con Luis Suárez su gol a México en 2016

Y ese vínculo con la selección está a punto de llegar a los 16 años y es lo que lo transforma en el jugador con más años de participación ininterrumpida en la historia de la selección uruguaya según le confesaron desde la propia selección. Sobre este récord expresó: "Es importante y tuvimos la suerte de tener un técnico mucho tiempo que te da regularidad, pero también la tuve yo como jugador en los equipos dentro y fuera de la cancha y es de los logros más lindos".

Y es esa vigencia también la que busca mantener: "La realidad es que yo mientras el cuerpo técnico que dirige la selección considere que puedo seguir lo haré. Estando en el grupo, siendo capitán o desde el lugar que me toque, pero siendo importante en las selección quiero estar vigente y competitivo. No me interesa más dinero o conocer otras culturas, quiero estar vigente para la selección. Cuando fui a Cagliari dije que mi gran objetivo era jugar en la selección, clasificar al Mundial y como gran objetivo, jugarlo", confesó.

La decepción en Montevideo y la segunda chance

"Vine a Defensor, no jugaba, fui para Rosario y casi dejo del fútbol. Mi padre a través de un amigo que conocía a uno que trabaja en Cerro me consiguió para venir y a partir de ahí fue todo muy vertiginoso. Pero yo lo que tenía era hambre y las ganas de poder demostrar a mi familia y que se sintieran orgullos", expresó.

"En vacaciones de verano antes de arrancar el liceo y después de Navidad me llamaron de Defensor para decirme que no iba a tener la casita de jugadores del interior, ni los viáticos. Me entregué. Yo tenía 15 o 16 años y quería quedarme en Rosario porque quería salir, los bailes, los cumpleaños. Mi padre me dijo 'no te vas a quedar de joda, vas a estudiar', pero consiguió lo de Cerro, me levantó él con un voleo en el culo y me dijo 'te vas a ir y te vas a probar, si no quedá te venís a estudiar'", confesó.

Diego Godín en Cerro
Godín en un clásico de la Villa contra Rampla. Foto: Archivo El País

Lo ocurrido con Williams Martínez

Diego Godín no estuvo ajeno al fallecimiento de Williams Martínez que hace pocos días se quitó la vida a los 38 años. Respecto a lo ocurrido con él y también con Santiago García reflexionó: "Lo hablamos porque pasó con dos futbolistas. Pero es un problema de la sociedad y traspasa el fútbol. Los futbolistas le dan visibilidad lamentablemente, pero es un problema que hay que atacarlo desde la sociedad, la escuela o el trabajo, no solo el futbolista. Para lo bueno y lo malo somos un vehículo enorme para llegar a cualquier casa y hogar. Entristece ver a gente tan joven que decide acabar así su vida, no tener ayuda, medios o alguien que lo escuche".

¿Se queda en el Cagliari?

Es un jugador experiente y de selección uruguaya por lo que ofertas seguro que no le faltan aunque "tengo contrato con Cagliari. Me queda un año y tengo un año más opcional que decido yo. Ahora vuelvo la semana que viene con Nahitan (Nández). El presidente dijo que están con problemas económicos grandes y todo jugador por el que llegue una oferta está en mercado. Recibí una oferta de Rusia y Turquía, pero conmigo nadie se contacto, aunque si llegan ofertas es normal que el club las atienda", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados